AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

miércoles, 24/09/14 - 03: 33 h

investigación

Unos científicos establecen un vínculo entre el frío y la Historia negra de Europa

lainformacion.com

martes, 15/01/13 - 18:06

[ ]

Ginebra, 15 ene (EFE).- Un equipo de científicos suizos ha establecido un vínculo entre el frío extremo y algunos de los momentos más dramáticos de la Historia de Europa, como la peste negra del siglo XIV, la Guerra de los Treinta Años (1618-1648) o la invasión de Rusia por parte de las tropas napoleónicas en 1812.

Unos científicos establecen un vínculo entre el frío y la Historia negra de Europa

Ginebra, 15 ene (EFE).- Un equipo de científicos suizos ha establecido un vínculo entre el frío extremo y algunos de los momentos más dramáticos de la Historia de Europa, como la peste negra del siglo XIV, la Guerra de los Treinta Años (1618-1648) o la invasión de Rusia por parte de las tropas napoleónicas en 1812.

El estudio, publicado en la revista estadounidense "Proceedings of the National Academy of Sciences" (PNAS), es obra de investigadores del Instituto de Investigación Federal Suizo (WSL) y de la Universidad de Berna, y se basa en la reconstrucción climatológica en Europa central y del Este desde el año 1040.

La reconstrucción se realizó sobre la base del método de los tres anillos o dendrocronología, ciencia que se ocupa de la datación de los anillos de crecimiento de árboles y arbustos, y que actualmente es muy utilizada en el estudio del medio terrestre, la arqueología, la historia del arte y la conservación del patrimonio.

En este caso, el estudio de 545 muestras de distintos árboles y madera de alerce recogidos en las montañas eslovacas de Tatra, en el noreste de la cordillera de los Cárpatos, sirvió para determinar con gran exactitud las temperaturas registradas en buena parte del continente entre los meses de mayo del siglo XI y nuestros días.

La interpretación es que hay interacción entre clima y cultura, porque los eventos más trágicos de la Historia del continente europeo coinciden con los registros más bajos de temperatura, si bien los científicos son muy cautos sobre las conclusiones.

"La conclusión del estudio no es que en cada fase fría de la Historia haya un evento de este tipo. Tampoco significa que las temperaturas gélidas fuesen la causa de estos acontecimientos, sino que pudo haber una relación entre el frío y la forma en que se desarrollaron esos momentos históricos", manifestó a Efe Ulf Büntgen, miembro del WSL y director del estudio.

En el caso de la peste negra, que se estima que mató a 25 millones de personas (un tercio de la población del continente en aquel entonces), Büntgen explicó que el frío pudo agravar la pandemia al facilitar su expansión y "dejar más vulnerable a la sociedad ante los efectos de la bacteria".

En el caso de la Guerra de los Treinta Años, en la que intervinieron las principales potencias europeas de la época, las temperaturas gélidas pudieron empeorar el conflicto, ya que las condiciones climáticas extremas "hacen disminuir la productividad y aumentan la inseguridad alimentaria de la población", indicó.

En cuanto a la invasión de Rusia por parte de Napoleón, es de sobra conocido que fue el "general invierno" en el especialmente frío año de 1812 el que agotó y diezmó a las tropas francesas, obligadas a abandonar Moscú tras lograr su conquista militar.

Los datos obtenidos revelan que las primaveras entre los años 1808 y 1837 estuvieron entre las más frías de la Historia, y prueban que hubo lo que estos científicos denominan una "pequeña era glacial" entre los años 1350 y 1850, un periodo en el que hubo muchas erupciones volcánicas y una actividad solar más débil.

En cualquier caso, Büntgen pidió no simplificar los resultados de estas investigaciones, ya que las relaciones entre el clima y la cultura son "extremadamente complejas".

"Esta investigación es un primer paso, no es un producto final. Nuestro trabajo ha sido reconstruir las temperaturas del último milenio por primera vez en Europa central y del este. Con los resultados pretendemos estimular el debate sobre las posibles interacciones climático-culturales para avanzar en el estudio de la Historia", aclaró el experto.

(Agencia EFE)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Ciencia

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel