AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

domingo, 20/04/14 - 10: 11 h

partículas físicas

¿Hay luna llena? Pregunta a los operadores del LHC

A.M. Ron

viernes, 08/06/12 - 12:20

[ ]

La física norteamericana Pauline Gagnon, que trabaja en el experimento ATLAS, explica la influencia de la gravedad lunar en las mediciones del Gran Colisionador de Hadrones.La medición es tan precisa que cualquier alteración en las proximidades del túnel obliga ajustar los datos.

¿Hay luna llena? Pregunta a los operadores del LHC

Era la primera vez en que a Pauline Gagnon le tocaba trabajar como líder de turno en el experimento ATLAS. La experiencia, como ella describe en el blog "Diarios cuánticos" del CERN, terminó con una sorpresa. Sobre las diez de la noche, las mediciones del Gran Colisionador de Hadrones empezaron a registrar una serie de perturbaciones periódicas para los que no encontraba explicación.

"Me di la vuelta rápidamente", escribe, "y pedí a algunos controladores que comprobaran sus sistemas. Nadie tenía una pista. Después eché un vistazo más detallado a este cuadro que no había consultado hasta entonces ya que todo marchaba perfecto". Las gráficas presentaban este aspecto:

Las dos curvas en beige y verde representan la luminosidad detectada en cada instante por los dos grandes detectores del LHC, el CMS y ATLAS. Estos datos reflejan el número de colisiones de protones que se producen en cada segundo por el choque de los envíos que hace cada experimento. Si uno mira la gráfica, lo que había aparecido esta noche era una serie de picos en intervalos regulares que, al estar registrado en ambos experimentos a la vez, debía de proceder de una fuente común.

"Así que llamé a la sala de control del LHC para averiguar qué estaba pasando", escribe Gagnon. "Oh, ¿esos picos?", le contestó el operador. "Eso es porque la luna está casi llena y periódicamente tengo que ajustar las órbitas de los chorros de protones".

--> Leer: El bosón de Higgs explicado a mi abuela <--

Este efecto ha sido observado por los físicos desde hace más de veinte años y comenzaron los experimentos en el túnel predecesor del LHC. Al tener 27 kilómetros de circunferencia, la fuerza gravitacional de la luna en un extremo del túnel no es exactamente igual que en el otro extrema, lo que genera una pequeña distorsión de la estructura. Es cierto que el efecto de la gravedad de la Luna es muy pequeño, explica Gagnon, pero el LHC es tan sensible que puede detectar las mínimas deformaciones que produce esta diferencia. El efecto es mayor cuando hay luna llena y los técnicos tienen que ir cambiando las mediciones a medida que la luna surca el cielo sobre Ginebra.

Pero no es el único caso en que la sensibilidad del LHC es puesta a prueba. Hace algunos años detectaron otra pequeña perturbación y les llevó meses averiguar la fuente. Finalmente descubrieron que el paso del tren de alta velocidad (TGV), que conduce de Ginebra a París, emitía una gran cantidad de energía eléctrica en el suelo. Y no solo eso: el LHC es tan sensible que le afecta la presión hidrostática que el lago Ginebra ejerce sobre el terreno según esté más o menos lleno, ya que el peso del agua deforma ligeramente el túnel.

Fuente: Is the moon full? Just ask the LHC operators (Quantum Diaries)

Destacamos

Lo más visto en Ciencia

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube iPhone iPad Android

iplabel