AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

miércoles, 17/09/14 - 16: 20 h

baloncesto

Calendario de la NBA: las claves de cómo organizar un evento planetario

Manu Albarrán

miércoles, 20/03/13 - 06:00

[ ]
  • ¿Cómo se puede organizar un calendario en el que 30 equipos juegan 82 partidos y hay infinitas restricciones?
  • Matt Winick, vicepresidente de la NBA y responsable del calendario y de traspasos es el cerebro de la configuración de uno de los calendarios deportivos más complejos del mundo.
Terrence Ross

Cada año millones de fans en todo el mundo esperan con ansiedad que se publique el calendario de la NBA. Puede que aquí, en Europa, sea un poco indiferente cuándo juegue cada equipo; al fin y al cabo los grandes amantes de la mejor liga del mundo trasnocharán para ver baloncesto sea el día que sea. Empero, en Estados Unidos, la publicación de este calendario marca la vida de muchas personas.

Para entenderlo hay que cambiar un par de ideas fijas típicas de los calendarios deportivos europeos. Mientras que en el viejo continente es típico jugar sólo los fines de semana los partidos y, además, jugar como local una semana sí y otra no; en la NBA se juegan muchos más partidos entre semana que de viernes a domingo y es muy habitual que un equipo juegue 7 u 8 partidos como visitante y luego encadene varios en su estadio.

Eso es así porque en el baloncesto americano cada franquicia juega un total de 82 partidos, desde que comienza la temporada los últimos días de octubre hasta que termina a mediados de abril. Este número de partidos es arbitrario, aunque fijo. Se eligió en la temporada 67/68 entendiendo que era un número de partidos que permitía equilibrar los ingresos por entradas, televisión y merchandising con el gasto que suponen los salarios de los jugadores.

Sobre Conferencias y Divisiones

La NBA divide a sus equipos en seis divisiones (tres divisiones en la Conferencia Este y otras tres en la Conferencia Oeste). Cada franquicia juega cuatro partidos contra los cuatro equipos que están en su misma división (los más cercanos geográficamente hablando). Con los diez conjuntos restantes de su Conferencia juega tres o cuartos partidos y contra los equipos de la otra Conferencia (los más alejados en el mapa) juega sólo dos veces durante los seis meses de competición.

Si la NBA siguiese el formato de calendario deportivo europeo, los equipos harían miles y miles de kilómetros innecesarios. Por eso, hay un hombre encargado de optimizar en la medida de lo posible los viajes, las fechas e intentar equilibrar los viajes de todos los equipos. Es Matt Winick, vicepresidente de la NBA y responsable del calendario y de traspasos.

¿Cómo lo hace?

Pues con un programa informático. Winick establece una serie de criterios, luego pulsa el botón y sale un calendario con 1230 partidos. ¿Es tan fácil como suena? Ni de lejos. El problema son las restricciones que se incluyen (y que proponen la propia Liga o los equipos) y que impiden u obligan a jugar una serie de partidos en una serie de fechas.

Aunar los intereses de todas las partes no siempre es posible y completar un calendario justo es casi imposible. A continuación te explicamos las directrices más habituales que Matt Winick tiene en cuenta para elaborar el calendario de un evento planetario como la NBA:

1. Seis meses de competición.
Para empezar, hay que tener en cuenta que se debe empezar a finales de octubre y acabar a mediados de abril. Como decimos, cada equipo debe jugar 82 partidos totales, a dividir entre los que juegue contra equipos de su división, de su conferencia y de la otra conferencia.

2. Días prohibidos.
El propio Winickk dice que esto es lo primero que mira. Durante muchos días al año, los estadios de los equipos no están disponibles, por lo que esos días no pueden jugar como locales. Son los equipos los que deben enviar a la liga con mucha antelación los días que tiene el estadio disponible. Se intenta que durante esos días el equipo juegue varios partidos de visitante.

Esto, que también suena raro en Europa, es porque los estadios no se usan sólo para el deporte, sino también para multitud de eventos deportivos, reuniones de negocios, ferias, etc.

3. Las peticiones de los equipos
Cada franquicia puede solicitar hasta tres fechas en las que quiere jugar como local. No puede pedir un rival concreto, pero sí pedir disputar un partido como local un día concreto. ¿Por qué hacen esto los equipos? Por multitud de razones, como por ejemplo, que ese día hay una convención en la ciudad, o hay una feria local o hay una importante reunión de negocios, o es un fin de semana importante para la ciudad.

4. Días especiales
La Liga, como responsable máxima que debe garantizar que la NBA no sólo sea deporte sino también un ejercicio perfecto de marketing y espectáculo, impone una serie de partidos en unos días concretos. Así, por ejemplo, el día de Navidad, de año nuevo o el día de MArtin Luther King se establecen partidos entre equipos importantes de la Liga. Incluso los horarios se acoplan para que puedan ser vistos en Europa y en Asia.

Del mismo modo, hay fechas en las que no se ponen partidos, como el 24 de diciembre, el día de Acción de Gracias o los días previos al All-Star. También hay días en los que los partidos son temprano para no coincidir con otros eventos nacionales, como ocurre el domingo que se celebra la Superbowl.

5. Los jueves, los viernes y los domingos
Desde hace unos pocos años, el calendario establece una serie de días en los que hay más partidos que otros. Así, es habitual que cada semana los viernes se jueguen muchos encuentros, en contraste con el jueves, que apenas hay dos o tres. De nuevo, la razón de que esto sea así se encuentra en el intento de la NBA de seguir expandiendo sus fronteras y llegar al mercado europeo y asiático.

Eso sí, los partidos de los jueves suelen incluir, al menos, a un par de equipos de los considerados favoritos al título.

Además, los domingos se juegan partidos a mediodía para que en Europa no haya que trasnochar justo antes de un lunes para ver baloncesto. Otra restricción que viene del marketing de la liga.

6. Las giras
Antes explicábamos que si un equipo no puede jugar en su estadio durante una semana, se intenta aprovechar para que juegue fuera tres o cuatro partidos. A esa serie de partidos fuera por una zona concreta del país se le llama gira. Sirven para aprovechar los viajes y evitar hacer kilómetros de más.

Así, por ejemplo, cuando los Knicks de New York se desplazan al Oeste, es lógico que jueguen varios encuentros antes de regresar a casa. De ese modo, sólo harán un gran viaje, aunque de mayor duración y con pequeños viajes entre medias. Recordemos que de una punta a otra de Estados Unidos son varias horas de avión.

Del mismo modo, ocurre lo contrario. En muchas ocasiones se da la circunstancia de que un equipo pueda jugar cinco o seis partidos en dos semanas como local.

7. Los "back-to back" y los "cuatro en cinco noches"
Son dos términos propios de Estados Unidos. El primero hace referencia al hecho de jugar dos partidos dos días seguidos. Todos los equipos lo sufren durante la competición. Incluso, en alguna ocasión, hacen un "back- to back- to back", o sea, tres partidos en tres días seguidos. Una locura que se intenta evitar.

En cuanto a lo de "cuatro en cinco noches", el significado está claro: jugar cuatro partidos en cinco días. Esto suele ocurrir en las giras. Se aprovecha el tiempo para poder rentabilizar al máximo el días que el equipo estará de viaje. Habitualmente, después de esto se dan, al menos, tres días de descanso.

Barcelona 1-1 Atlético de Madrid: El Cholismo puede con todo y es campeón de Liga

Barcelona 1-1 Atlético de Madrid: El Cholismo puede con todo y es campeón de Liga

17/05/2014 20:10 | Ulises Sánchez-Flor

Un gol de Godín a la salida de un corner da el título a un Atlético que se sobrepuso a las lesiones tempraneras de Diego Costa y Arda Turan. El Barcelona

Cholo Simeone: El ganador que enterró al ‘Pupas’ para siempre

Cholo Simeone: El ganador que enterró al ‘Pupas’ para siempre

17/05/2014 20:09 | Iñaki Angulo

El entrenador rojiblanco, por encima de todos los títulos, ha conseguido erradicar ese fantasma de autocompasión en la derrota. A su llegada al Atlético de Madrid, hace tres años.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Deportes

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel