AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Lunes, 06/07/15 - 03:04 h

Una estrella del baloncesto escolar de EEUU se desmaya al escuchar una sentencia de 3 años de cárcel por golpear y secuestrar a su ex novia

Roberto Arnaz

Miércoles, 05 de septiembre del 2012 - 13:49

[ 0 ]

Un vídeo grabado por una cámara de seguridad muestra al joven, de 18 años y con un imponente físico de dos metros de altura, zarandeando, arrastrando por el pelo y dando patadas en la cabeza a su pareja. Ingresar en la cárcel supondría el fin de su prometedora carrera como deportista profesional.

Noruega reclama a EEUU que le devuelva las medallas de oro logradas por dos inmigrantes de manera irregular hace 108 años -  Foto: Roberto Arnaz

Hasta el pasado mes de abril Tony Farmer era uno de los 100 jugadores con más proyección del basket estadounidense. Este ala-pívot de 18 años y dos metros de altura tenía ofertas para fichar por los potentes equipos de las universidades de Michigan State, Illinois y Xavier. Sin embargo, lo que comenzó con una discusión de pareja ha acabado con Farmer condenado a tres años de cárcel. Muy probablemente,  este es el fin de su prometedora carrera como jugador profesional de baloncesto.

La joven estrella de la canasta se derrumbó, literalmente, cuando la juez Pamela Barker leyó la sentencia en la que estimaba que Farmer había agredido, retenido contra su voluntad y robado a su ex pareja, Andrea Lane, tras una riña por motivos de celos. “¿Me han condenado a tres años?”, es lo único que acertó a balbucear el acusado antes de desmayarse ante la sorpresa de la sala.

La joven estrella del deporte colegial, que había aprovechado su alegato final para disculparse por haber maltratado a su antigua novia, no se esperaba una decisión tan dura. Farmer trató de convencer a la juez de que no era “un mal chico”, antes de pedir que le permitiese terminar su último año de instituto para poder conseguir una beca universitaria de baloncesto.

No funcionó. La magistrada decidió que Farmer debía pagar por lo que había hecho, sobre todo tras ver el vídeo grabado por una cámara de seguridad en el que se observa como el joven zarandea, arrastra por el pelo y daba patadas en la cabeza a su ex pareja.

Eso sí, Pamela Barker dejó una puerta abierta a la esperanza: volverá a revisar las pruebas y analizar la sentencia contra Farmer dentro de 180 días. Si se anula o se reduce la condena, es muy probable que el jugador nunca ingrese en prisión pero, con este antecedente, ¿le querrá becar alguna universidad?

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter