ESPECIAL RESULTADOS ELECCIONES 26j Pinche aquí y vea los datos del escrutinio

Bayern de Múnich 4-0 Barcelona: La última humillación en Champions League ocurrió hace quince años

  • El Bayern de Múnich ha arrollado a un Barcelona que en los últimos años no estaba acostumbrado ni a perder ni a recibir goleadas.

  • El último equipo que le metió un 4-0 a los azulgrana en Champions League fue el Dynamo de Kiev, un 5 de noviembre de 1997.

A contrapié

A contrapié

Enésimo duelo entre Iniesta y Schweinsteiger

Enésimo duelo entre Iniesta y Schweinsteiger

Robben perdonó nada más empezar

Robben perdonó nada más empezar

Esos locos bajitos

Esos locos bajitos

Ni un centímetro de regalo

Ni un centímetro de regalo

Messi, siempre acompañado

Messi, siempre acompañado

Diez campeones del mundo pero solo uno del Bayern

Diez campeones del mundo pero solo uno del Bayern

¿En el Calderón?

¿En el Calderón?

El histórico peligro aéreo de los alemanes

El histórico peligro aéreo de los alemanes

Müller 'abre la lata'

Müller 'abre la lata'

No llegó Valdes

No llegó Valdes

Un gran equipo

Un gran equipo

Tensa calma de Tito

Tensa calma de Tito

'EuroTorpedo' Müller

'EuroTorpedo' Müller

Poco Messi, poco Barça

Poco Messi, poco Barça

O Messi o el balón; los dos no

O Messi o el balón; los dos no

Javi también lo intentó

Javi también lo intentó

Sólo una

Sólo una

El Bayern se puede ahorrar un asiento

El Bayern se puede ahorrar un asiento

La asistencia

La asistencia

El 'presi' se une al mosaico

El 'presi' se une al mosaico

Unos cuantos hinchas más

Unos cuantos hinchas más

Los tanques alemanes

Los tanques alemanes

Neuer lo celebra solo

Neuer lo celebra solo

Mario Gómez lo complica todo

Mario Gómez lo complica todo

Mario agradeció el regalo

Mario agradeció el regalo

Valdés pide fuera de juego... y con razón

Valdés pide fuera de juego... y con razón

Colocando y recolocando

Colocando y recolocando

Jupp Heynckes también vio las manos

Jupp Heynckes también vio las manos

Más vale una imagen que mil palabras

Más vale una imagen que mil palabras

Amarilla para Bartra

Amarilla para Bartra

Robben marca el tercero

Robben marca el tercero

¿Hubo falta?

¿Hubo falta?

Müller da la puntilla

Müller da la puntilla

Neuer evita el gol del Barcelona

Neuer evita el gol del Barcelona

Bartra perdona dos

Bartra perdona dos

Acabó desesperado

Acabó desesperado

La remontada está muy difícil

La remontada está muy difícil

Celebración del Bayern sobre el campo tras ganar al Barcelona

Celebración del Bayern sobre el campo tras ganar al Barcelona

El último partido ante lo suyos

El último partido ante lo suyos

Y al cuarto, Heynckes sonrió

Y al cuarto, Heynckes sonrió

Nunca lo había hecho tanto

Nunca lo había hecho tanto

El nuevo 'look' de Piqué

El nuevo 'look' de Piqué

Ulrich Hoeneß, el oscuro protagonista del partido

Ulrich Hoeneß, el oscuro protagonista del partido

Lo reconoce pero no dimite

Lo reconoce pero no dimite

Lo que ha unido el fútbol...

Lo que ha unido el fútbol...

Con confianza, que no confiados

Con confianza, que no confiados

A por la quinta

A por la quinta

¿Qué hubiera pasado en España?

¿Qué hubiera pasado en España?

Barriendo para casa

Barriendo para casa

En los últimos años, el Fútbol Club Barcelona se ha acosutmbrado a ganar. Los azulgrana han ascendido hasta la cúspide del fútbol mundial, gracias a un sistema modélico basado en el toque y en la presión. Durante todo este tiempo, cada derrota era especialmente dolorosa, por la poca asiduidad con la que la degustaban. Pero a lo que sí que no están acostumbrado los barcelonistas es a encajar goleadas del tamaño de la que han recibido en las seminales de Champions League ante el Bayern de Munich.

El marcador, sin que sirva de precedente, es el fiel reflejo de lo sucedido en el campo. Los alemanes han arollado, en todos los sentidos, a un Barça desorientado, lento, que perdió todas sus señas de identidad. Solo así se entiende que un equipo ganador pudiera claudicar de forma tan deshonrosa e histórica.

Y es que hace quince años que el Barcelona no perdía tan contundentemente en la Champions League. El último cuatro a cero que encajó el conjunto azulgrana se dio en 1997, en un partido de la fase de grupos. El rival fue un Dynamo de Kiev que llegó al Camp Nou con un Andriy Shevchenko que empezaba a lucir en su Ucrania natal.

El espigado delantero, que por entonces solot enía 21 años, hizo enmudecer el feudo barcelonista con tres goles en la primera parte. Rebrov redondeó la goleada con el cuarto tanto en la recta final del encuentro. Aquel fue un palo para un Barça que veía cómo sus opciones de clasificación en aquel grupo se reducían. Al final, el equipo entrenado por Van Gaal acabaría último de grupo, con 5 puntos y 14 goles encajados.

Aquel partido fue doloroso por una doble razón: además de por el resultado, porque también evocaba otra goleada igual que los azulgrana vivieron tres años antes: el 4-0 sufrido en la final de la Champions League 93/94 ante el Milan.

El partido ante los italianos es uno de los peores capítulos de la historia del Barcelona. Los goles de Massanero, por partida doble, Savicevic y Desailly completaron un luminoso que dejó una cicatriz incurable en los corazones de jugadores y aficionados.

Dicha herida se abrió con aquel 'hat-trick' de Shevchenko, aunque luego se curó durante más de quince años. Ahora, el Bayern ha vuelto a reabrirla y de una forma también muy dolorosoa, en las semifinales de la Champions. Los goles de Müller, dos veces, Mario Gómez y Robben han ampliado el archivo de momentos catastróficos vividos por el Barcelona en la máxima competición europea.