AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Martes, 09/02/16 - 23:48 h

Fútbol

Bayern Múnich 4-0 Barcelona: ¿Se equivocó Tito Vilanova al no hacer más cambios?

Lola Hernández

Martes, 23 de abril del 2013 - 22:34

[ 0 ]
  • El entrenador del Barcelona no movió el banquillo hasta el minuto 83
  • Vilanova sentó a Pedro y sacó a Villa, pero ¿era demasiado tarde?
  • Messi estuvo actuando como si hubiera desaparecido durante 90 minutos.
  • A contrapié
    A contrapié
    Valdés no fue capaz de reaccionar a tiempo al disparo de Müller, pues estaba en el lado derecho de la portería, esperando que Dante rematase y no cediese el balón a su compañero. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Enésimo duelo entre Iniesta y Schweinsteiger
    Enésimo duelo entre Iniesta y Schweinsteiger
    Los dos centrocampistas se están habituando a enfrentarse en las fases finales de las competiciones. En el pasao ya se vieron las caras en la final de Eurocopa de 2008 y en la semifinal del Mundial de Sudáfrica. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Robben perdonó nada más empezar
    Robben perdonó nada más empezar
    El extremo combinó con Javi Martínez y, en lugar de darles el pase de la muerte a sus dos compañeros libres de marca enfrente de la portería, decidió chutar a puerta. Valdés evitó el gol con una buena parada. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Esos locos bajitos
    Esos locos bajitos
    Tanto Pedro como Ribéry estaban llamados a ser dos jugadores clave en la eliminatoria. Por su velocidad, regate y desborde, debían ser dos quebraderos de cabeza para las defensas rivales. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Ni un centímetro de regalo
    Ni un centímetro de regalo
    Tanto Bayern como Barcelona salieron al cien por cien, presionando arriba y sin conceder nada al rival. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Messi, siempre acompañado
    Messi, siempre acompañado
    Parece que Heynckess avisó sobremanera a sus jugadores: el argentino no podía estar solo nunca y menos cuando hubiese controlado el balón. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Diez campeones del mundo pero solo uno del Bayern
    Diez campeones del mundo pero solo uno del Bayern
    En el Allianz Arena se dieron cita hasta diez campeones del mundo, nueve por parte del Barcelona y uno por parte del Bayern, Javi Martínez, que fue titular en el equipo alemán. Foto: EFE

    Ver imagen en tamaño completo

  • ¿En el Calderón?
    ¿En el Calderón?
    A juzgar por el mosaico inicial del Allianz Arena, cualquiera podría pensar que el partido se jugaba en el Vicente Calderón. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • El histórico peligro aéreo de los alemanes
    El histórico peligro aéreo de los alemanes
    Es una de las máximas históricas del fútbol: a los alemanes se les da bien el juego por arriba. Por supuesto, el Bayern no iba a ser menos. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Müller 'abre la lata'
    Müller 'abre la lata'
    El mediapunta aprovechó un pase de cabeza de Dante desde dentro del áera para rematar, también con la testa, el balón al fondo de las mallas en el minuto 25. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • No llegó Valdes
    No llegó Valdes
    El cancerbero se tiró al suelo, pero llegó tarde y no pudo evitar que la pelota superara la línea. El Allianz Arena estalló de júbilo en cuanto vio cómo el balón tocaba la red de la portería. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Un gran equipo
    Un gran equipo
    El Bayern demostró en la primera parte del partido porqué es el gran favorito a ganar la Champions. Defendieron bien y atacaron aún mejor. Ni un error tuvieron en los primeros 45 minutos. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Tensa calma de Tito
    Tensa calma de Tito
    El técnico catalán recibió el gol del Bayern con la tranquilidad de saber que su equipo podía remontar casi cualquier partido si juega como sabe. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • 'EuroTorpedo' Müller
    'EuroTorpedo' Müller
    El mediapunta alemán le ha marcado un gol, y solo uno, a todos los rivales del Bayern de Múnich en esta edición de la Champions. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Poco Messi, poco Barça
    Poco Messi, poco Barça
    El argentino apenas tocó un par de balones en la mediocre primera parte del Barcelona. Cuando el argentino no aparece, el equipo le echa en falta. Foto: EFE  

    Ver imagen en tamaño completo

  • O Messi o el balón; los dos no
    O Messi o el balón; los dos no
    Esa era la idea de la defensa del Bayern. Si la 'pulga' controlaba la pelota, o pasaba uno o el otro, pero los dos juntos no podían llegar hasta Neuer. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Javi también lo intentó
    Javi también lo intentó
    El mediocentro estuvo cerca de marcar, aunque entre Piqué y Alves le dificultaron el remate. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Sólo una
    Sólo una
    En el primer tiempo, Messi solo tuvo una ocasión de peligro, aunque el balón acabó muy lejos de la portería rival. Foto: EFE  

    Ver imagen en tamaño completo

  • El Bayern se puede ahorrar un asiento
    El Bayern se puede ahorrar un asiento
    Porque Jupp Heynckes vive siempre los partidos de pie. No hay quien siente al entrenador del Bayern. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • La asistencia
    La asistencia
    Así golpeó Dante el balón para que Müller rematara a portería vacía. Foto: EFE  

    Ver imagen en tamaño completo

  • El 'presi' se une al mosaico
    El 'presi' se une al mosaico
    Uli Hoeneß también tenía su correspondiente cartulina roja en su asiento para alzarla cuando los jugadores saltaran al campo. En Alemania, los que se sientan en el palco también forman parte del espectáculo del fútbol. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Unos cuantos hinchas más
    Unos cuantos hinchas más
    En Alemania la compostura y el protocolo poco importan si un equipo de fútbol marca un gol. Uli Hoeneß saltó como un aficionado más en cada gol del Bayern. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Los tanques alemanes
    Los tanques alemanes
    Desde siempre los futbolistas alemanes han sido grandes y fuertes. Bien lo demuestra esta imagen, en la que Mario Gómez arrolla a Messi. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Neuer lo celebra solo
    Neuer lo celebra solo
    El portero del Bayern solo pudo saltar y hacer aspavientos en el aire en soledad para celebrar el primer gol mientras todos sus compañeros iban a abrazar a Müller. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Mario Gómez lo complica todo
    Mario Gómez lo complica todo
    El delantero hispano-alemán anotó a portería vacía después de que Tomas Müller cabeceara hacia el corazón del área un centro que se iba largo. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Mario agradeció el regalo
    Mario agradeció el regalo
    El ariete estaba totalmente solo en el área, de modo que le fue facílisimo empujar el balón al fondo de la portería del Barcelona. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Valdés pide fuera de juego... y con razón
    Valdés pide fuera de juego... y con razón
    Mario Gómez estaba por delante del balón y de todos los defensas del Barça cuando Müller golpea el esférico. El gol es ilegal. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Colocando y recolocando
    Colocando y recolocando
    El entrenador no dejó de gritar a sus jugadores. Aún les deben pitar los oídos a Dante, Javi Martínez o Müller, que recibieron sendas reprimendas de su 'míster'. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Jupp Heynckes también vio las manos
    Jupp Heynckes también vio las manos
    El entrenador del Bayern, al igual que los jugadores y los miles de hinchas se quejaron de dos manos en el área del Barcelona en los primeros minutos. Foto: Getty Images.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Más vale una imagen que mil palabras
    Más vale una imagen que mil palabras
    Con esta foto se puede describir el partido: el Barcelona no dio pie con bola, ni en ataque ni en defensa. Foto: Getty Images.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Amarilla para Bartra
    Amarilla para Bartra
    El canterano estrenó la cartulina amarilla del árbitro húngaro Viktor Kassai tras una entrada por detrás en el medio del campo. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Robben marca el tercero
    Robben marca el tercero
    El extremo holandés, a la contra, se internó en el área y batió por el palo largo a Valdés. Foto:  Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • ¿Hubo falta?
    ¿Hubo falta?
    Antes de que Robben tire a puerta, Müller bloquea a Jordi Alba como si fuese un partido de baloncesto. El colegiado no señaló nada y la jugada acabó en gol. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Müller da la puntilla
    Müller da la puntilla
    En el minuto 82, el mediapunta marcó se segundo gol de la noche, el cuarto de su equipo, finiquitando la goleada y, casi, la eliminatoria. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Neuer evita el gol del Barcelona
    Neuer evita el gol del Barcelona
    El portero apenas tuvo que actuar en un par de ocasiones, sin embargo fue providencial. El cancerbero se tiró al suelo a la hora de partido para arrebatarle el balón a un Iniesta que ya estaba dentro del área. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Bartra perdona dos
    Bartra perdona dos
    El canterano falló las dos ocasiones más clara del Barça. Primero remató flojo un rechace tras un córner. Minutos después, de nuevo tras saque de esquina, se revolvió en el área pero su disparo se fue muy alto. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Acabó desesperado
    Acabó desesperado
    El argentino tuvo una de sus peores noches a nivel deportivo en los últimos años. No le salió nada. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • La remontada está muy difícil
    La remontada está muy difícil
    Aún quedan noventa minutos por delante, pero remontarle cuatro goles a este Bayern de Múnich para casi imposible. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Celebración del Bayern sobre el campo tras ganar al Barcelona
    Celebración del Bayern sobre el campo tras ganar al Barcelona
    Cuando el árbitro pitó el final, los jugadores del Bayern se quedaron sobre el campo, celebrando el triunfo sobre el Barcelona. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • El último partido ante lo suyos
    El último partido ante lo suyos
    Independientemente de lo que pase en el Camp Nou, éste ha sido el último partido del Bayern ante su afición en Champions League. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Y al cuarto, Heynckes sonrió
    Y al cuarto, Heynckes sonrió
    Tras el cuarto gol de su equipo, por fin se pudo ver un gesto claro de alegría del técnico alemán, siempre muy comedido. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Nunca lo había hecho tanto
    Nunca lo había hecho tanto
    Con estos cuatro goles, el Barcelona ya ha encajado más goles entre todas las competiciones que en los últimos doce años. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • El nuevo 'look' de Piqué
    El nuevo 'look' de Piqué
    El central apareció en el Allianz Arena totalmente rapado. Foto: Twitter  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Ulrich Hoeneß, el oscuro protagonista del partido
    Ulrich Hoeneß, el oscuro protagonista del partido
    El presidente del Bayern, que fue detenido en marzo por evasión fiscal y podría ir a la cárcel, acudió al Allianz Arena como hace habitualmente. Foto: Reuters

    Ver imagen en tamaño completo

  • Lo reconoce pero no dimite
    Lo reconoce pero no dimite
    El exfutbolista y actual presidente del Bayern ha reconocido que "ha cometido un error", aunque ya ha anunciado que no dimitirá de su cargo. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Lo que ha unido el fútbol...
    Lo que ha unido el fútbol...
    ... que no lo separen los cuatro iconoclastas que suelen elegir el deporte para mostrar su agresividad. Foto: EFE  

    Ver imagen en tamaño completo

  • Con confianza, que no confiados
    Con confianza, que no confiados
    Así acudieron los miles de seguidores del Fútbol Club Barcelona a Alemania. Todos sabían que el Bayern es actualmente uno de los rivales más complicados de Europa. Foto: Reuters  

    Ver imagen en tamaño completo

  • A por la quinta
    A por la quinta
    Tanto Bayern como Barça tienen cuatro Copas de Europa. Ambos buscan añadir su quinta estrella a sus banderas. Foto: EFE  

    Ver imagen en tamaño completo

  • ¿Qué hubiera pasado en España?
    ¿Qué hubiera pasado en España?
    ¿Y si hubiera sido Sandro Rosell el que hubiera evadido tanto dinero en España? ¿Le hubiera silbado la gente al aparecer en el palco? No se sabe, pero en el Allianz casi nadie se acordó de su presidente. Foto: Getty Images

    Ver imagen en tamaño completo

  • Barriendo para casa
    Barriendo para casa
    Hoeneß no dudó en colgarse del cuello una bufanda rojiblanca, los colores corporativos de su club. Foto: Getty Images  

    Ver imagen en tamaño completo

Hasta los mejores entrenadores hacen cosas incomprensibles. Veamos lo que pasó en el minuto 65 del partido entre el Bayern y el Barcelona. O lo que no pasó.

Los muniqueses ganaban 2-0. A esas alturas, todos los ojos se dirigían a Tito Vilanova para comprobar si iba a realizar cambios. Pero allí estaba todo su equipo en el banquillo. ¿Y en la banda? No había nadie calentando.

Tampoco fue la noche del mejor jugador del mundo. Messi estuvo en el campo desde el primer minuto; pero el tiempo pasaba y el argentino no tiraba ni una sola vez a portería. Lo mismo ocurría con Alexis. Era un hombre que deambulaba dentro del área. Por fin, Tito Vilanova salió de su trance: le cambió de posición y le puso a la derecha. Pedrito ocupó la parte izquierda. ¿Era ese realmente el cambio que necesitaba el Barcelona?

Algunos jugadores estaban desfondados y requerían un sustituto. Jordi Alba era uno de ellos: recorrió un montón de kilómetros para sacar los cañonazos que los jugadores del Bayern disparaban desde lejos. Pero su entrenador ni reaccionaba.

Otros que no lograban acoplarse al 'tempo' del partido eran Andrés Iniesta y Xavi. Los directores de orquesta habían extraviado la batuta en los vestuarios y no lograban coordinar a sus músicos. En resumen: el juego del Barça no era música celestial.

Lo más sorprendente de estos desafinos orquestales es que los azulgrana mantenían la posesión del balón, y hasta llegaron a mantenerlo un 64% del tiempo. Pero el primer remate a puerta llegaba de un defensa en el minuto 69. Bartra disparó pero el portero de Bayern, Neuer, desbarató esa hermosa oportunidad.

¿Por qué no reaccionó Tito Vilanova hasta el 4-0?

En el minuto 70 la desesperación de los aficionados del Barcelona se podía escuchar en toda Alemania: dos minutos más tarde, Müller bloqueaba a Jordi Alba (lo del árbitro no tiene nombre), y Robben fulminaba al Barça con el 3-0. ¿Y Tito? Sin reaccionar... 

En el 77, David Villa empezó a calentar. Algo es algo, pensarían los aficionados. Pero ya era demasiado tarde para dar la vuelta al marcador. El delantero asturiano iba a sutituir a Pedro. Qué lástima para el canario pues en los últimos partidos actuaba como uno de los salvadores del equipo. Villa pisó el cesped en el minuto 83,...un minuto después del 4-0 de Müller. Por cierto: antes de marcar ese gol, Müller propinó un pisotón a Dani Alves que le dejó cojeando.

¿No se atrevió a cambiar a Messi?

Muchos se preguntarán por qué no se cambió a Alba, a Xavi, a Iniesta... No. La pregunta debía ser si Messi estaba realmente dando todo su potencial. Probablemente no estaba al ciento por ciento, pero el técnico no podía dejar a su estrella en el banquillo. Es cierto que el argentino podía sacar su calidad en cualquier momento, pero estuvo deambulando durante todo el partido, incluso parecía que le daba miedo arrancar.

Para colmo, si algo se podía hacer mal se hizo peor. Jordi Alba vio la tarjeta amarilla en el minuto 88, por tirar un balón a la cara a Robben. Se perderá el partido de vuelta. El Barcelona estaba totalmente fuera de juego, corría como "gallo sin cabeza" y la perdía con faltas innecesarias.

La humillación para el Barcelona fue terrible. Un serio correctivo. Es la tercera goleada que encajan: perdió en la temporada 94 por 4-0 ante el Milán y en el 97 ante el Dinamo de Kiev 0-4.

Un borrón en la libreta de Tito Vilanova.

Únete a nuestros seguidores

Recibe nuestro boletín

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter