ESPECIAL RESULTADOS ELECCIONES 26j Pinche aquí y vea los datos del escrutinio

Copa del Rey, Real Madrid 4-0 Celta: Cristiano tira de un equipo que funciona a rachas


  • En el minuto dos, Cristiano Ronaldo ya había puesto por delante en la eliminatoria al Real Madrid.

  • Casillas volvió a la titularidad y su segunda mitad fue decisiva.

Mourinho llegó resoplando

Mourinho llegó resoplando Víctor Gil

Casillas volvió a la titularidad

Casillas volvió a la titularidad Víctor Gil

Cristiano abrió el marcador frente al Celta de Vigo

Cristiano abrió el marcador frente al Celta de Vigo Víctor Gil

Cristiano tira del Real Madrid

Cristiano tira del Real Madrid EFE

Ozil tuvo mucha libertad en el césped

Ozil tuvo mucha libertad en el césped Víctor Gil

Arbeloa pugna un balón con Augusto Fernández

Arbeloa pugna un balón con Augusto Fernández Víctor Gil

Benzema titular

Benzema titular Víctor Gil

El Real Madrid dejó sin oxigeno al Celta

El Real Madrid dejó sin oxigeno al Celta Víctor Gil

Cristiano hizo un hat trick

Cristiano hizo un hat trick Víctor Gil

Sergio Ramos se marchó expulsado

Sergio Ramos se marchó expulsado Víctor Gil

La afición del Bernabéu quiere a Cristiano

La afición del Bernabéu quiere a Cristiano Víctor Gil

El equipo de Mourinho se contagió del espíritu del último partido de liga y recordó a la mejor versión de la temporada pasada durante la primera parte, pero el equipo sigue teniendo dos caras. Volvía Casillas a la titularidad e importó, salvó tres balones muy difíciles. Pero el protagonista fue Cristiano Ronaldo. Quiso quitarse la etiqueta de jugador de plata con un partido de muchos quilates, el portugués volvió a echarse el equipo a la espalda.

Salió el Celta con una alineación irreconocible y el Real Madrid decidió a arrasar a los gallegos. Ni siquiera sintieron los blancos la ansiedad del resultado de la ida, porque a los dos minutos Cristiano ya había alojado el balón en las mallas de Sergio.

Como los vendavales, el Real Madrid empujaba a rachas. Tras un cuarto de hora de asedio, los celtiñas respiraron, se abrieron y comprobaron que, efectivamente, Casillas estaba en la portería. Tras el breve 'impasse' de dominio de balón celeste, el centro del campo del Madrid lanzó otro arreón sobre la portería de Sergio. De nuevo el ariete Ronaldo golpeó la malla celtiña tras un balón inmejorable de Modric.

En medio del i dílico panorama una acción de Ramos sobre De Lucas rompió el ritmo del partido. Los madridistas reclamaron a los gallegos que tirasen el balón fuera cuando ellos no lo habían hecho. Al no hacerlo Sergio Ramos se tomó la justicia por su mano y vio la tarjeta amarilla.

Mourinho se encendió con la jugada en el banquillo, pero se lo iban a llevar los demonios cuando el asistente anuló a Cristiano el que hubiera sido el gol de su hattrick. Cristiano estaba habilitado por Bellvís y lo estaba por más de tres metros.

"Cuando no sopla el viento, incluso la veleta tiene carácter" decía el polaco Stanislaw Jerzy y sin el aliento del Real Madrid encerrándoles los jugadores celestes, hoy rojinegros, empezaron a comerle terreno a los blancos. El juego se venía enrareciendo por los últimos minutos de la primera parte y en el comienzo de la segunda se endureció.

El Celta era consciente de que no había mucha diferencia entre perder de uno o de dos y seguían estando en la eliminatoria. Paco Herrera vio la fragilidad de la defensa de los de Mourinho y metió a Iago Aspas. Con él sobre el campo las dudas se adueñaron de Calvalho, Varane y Arbeloa. De Ramos tan solo pudieron adueñarse por un instante porque el de Camas vio la tarjeta roja por una fea acción sobre Augusto.

Con la niebla cayendo sobre el Bernabéu el Celta quiso creer en la remontada y buscó con ahínco la portería del restituido Casillas. La prórroga estaba a tan solo un gol para los celtiñas y con el Madrid atemorizado, parecía cerca.

Pero tenía que aparecer una vez Cristiano en la segunda parte. En una pérdida de Kronh-Dehli el portugués puso la directa. Un sprint enorme en los últimos minutos del partido le valió para plantarse en el área gallega y sentenciar el partido. Ya con todo el pescado vendido Khedira puso el cuarto. 4-0 el resultado que más veces ha repetido el Madrid en Copa ante el Celta, aunque esta vez fue de lo más engañoso.