Diez consejeros de la directiva de Badiola se desmarcan del expresidente realista

  • San Sebastián, 5 feb (EFE).- Diez miembros del Consejo de Administración de la Real Sociedad durante la presidencia de Iñaki Badiola, entre enero y diciembre de 2008, se han desmarcado hoy de las declaraciones del expresidentee, quien acusa al club de adquirir sustancias dopantes durante mandatos anteriores.

San Sebastián, 5 feb (EFE).- Diez miembros del Consejo de Administración de la Real Sociedad durante la presidencia de Iñaki Badiola, entre enero y diciembre de 2008, se han desmarcado hoy de las declaraciones del expresidentee, quien acusa al club de adquirir sustancias dopantes durante mandatos anteriores.

Los diez exconsejeros de la directiva de Badiola han advertido, en un comunicado, que se "desvinculan de las manifestaciones realizadas estos días por el señor Badiola", al tiempo que rechazan cualquier responsabilidad por la difusión de "diversa documentación relativa a los Consejos de Administración y la gestión de la entidad" divulgada por varios medios de comunicación en los últimos días.

Tras la aparición de las siglas Rsoc en los papeles del doctor Eufemiano Fuentes en el juicio de la "Operación Puerto", el expresidente Badiola ha denunciado en varios medios de comunicación que la Real adquirió con dinero negro productos dopantes al citado médico.

Además, Badiola ha divulgado un vídeo de una Junta Directiva de 2008 en la que informaba a los consejeros de la existencia de dichos pagos al doctor Fuentes, además de hacer público un correo electrónico de un médico de la Real en el que consultaba sobre la adquisición de varios medicamentos.

Los exconsejeros han cuestionado la "oportunidad" de la difusión de dicha documentación, al tiempo que han lamentado "la utilización que de la misma se está realizando".

El comunicado de los exconsejeros está suscrito por Txomin Andonegi, Luis Antoñana, Fernando Antúnez, Martin Arregi, Juan José Bueno, Mónica Fanlo, Iñaki Iraola, Jon Loidi, Alejandro Naya y Beatriz Ugarte.

La primera denuncia del presunto dopaje en la Real Sociedad la efectuó Badiola durante su presidencia, en 2008, aunque posteriormente se retractó, afirmó que los productos adquiridos eran legales y pidió perdón públicamente a los médicos afectados.