ESPECIAL RESULTADOS ELECCIONES 26j Pinche aquí y vea los datos del escrutinio

Neymar, el chico al que se le quedó pequeña la cuna del fútbol

  • Tras cinco años triunfando en el fútbol profesional brasileño, parece que a Neymar le ha llegado el momento de dar el salto a Europa.

  • Su adaptación a un fútbol más táctico y más físico y su capacidad para deslumbrar marcarán a un futbolista llamado a devolver a Brasil el cetro del fútbol mundial.

Tres Campeonatos Paulistas

Tres Campeonatos Paulistas

Mejor jugador sudamericano según El País

Mejor jugador sudamericano según El País

Jugando con Zidane contra la pobreza

Jugando con Zidane contra la pobreza

Pasado y futuro

Pasado y futuro

Hombre-anuncio

Hombre-anuncio

Los trofeos de dos en dos

Los trofeos de dos en dos

Una Copa Libertadores

Una Copa Libertadores

Una Recopa Sudamericana

Una Recopa Sudamericana

Plata olímpica

Plata olímpica

Sólo falló en la final ante México

Sólo falló en la final ante México

En el centenario del Santos junto a Pelé

En el centenario del Santos junto a Pelé

Varias veces mejor jugador y goleador en Brasil

Varias veces mejor jugador y goleador en Brasil

Hasta los diputados se hacen fotos con él

Hasta los diputados se hacen fotos con él

Trofeo al segundo en el Campeonato Paulista

Trofeo al segundo en el Campeonato Paulista

Trofeo Ferenc Puskas al mejor gol 2011

Trofeo Ferenc Puskas al mejor gol 2011

¿Futuros compañeros?

¿Futuros compañeros?

Internacional absoluto, aunque no fue al Mundial

Internacional absoluto, aunque no fue al Mundial

Tira faltas y penaltis

Tira faltas y penaltis

Su última conquista: su hijo

Su última conquista: su hijo

Etiquetas

Parece que interminable culebrón Neymar está quemando sus últimas etapas. Desde hace tres años, el talentoso jugador del Santos lleva flirteando con diversos equipos de Europa, aunque nunca se ha atrevido a dar el salto definitivo a la élite del fútbol mundial. Ahora, en este verano de 2013, parece que por fin, la esperanza de todos los brasileños va a atreverse a saltar del nido para volar hacia la gloria eterna.

El salto era más que obligado viendo que Brasil se le empezaba a quedar pequeño. Desde hace dos años es la referencia a seguir, el modelo a imitar, el jugador más temido por todos los rivales. Sus gambeteos y su capacidad goleadora han deslumbrado al país por antonomasia del fútbol. En un Estado en el que el deporte rey se practica a diario y donde hay más clubes que en muchos países de Europa, Neymar ha logrado captar toda la atención, escalar hasta la cúspide y heredar el cetro de la esperanza que otros genios como Ronaldo, Ronaldinho o Robinho han tenido en sus manos en los últimos años.

Sin embargo, ser el privilegiado del que todo el mundo espera algo implica una cosa: tener que dar el salto a Europa y triunfar allí también; algo que no todos los brasileños han logrado. De hecho, la última gran promesa brasileña se estrelló al llegar aquí. Robinho no supo acoplar su juego vertical y dinámico al estilo europeo, más cabal y ordenado.

En la acera contraria están aquellos que sí han brillado en Europa. Ronaldinho y Ronaldo son dos ejemplos claros. El primero con la creatividad y el desborde tan típicos de un extremo brasileño. El segundo con una capacidad goleadora que escasea en estos tiempos en delanteros puros.

Ahora es el turno de Neymar. El joven delantero deberá aprender el rigor táctico propio de los esquemas europeos. Sin embargo, si quiere aportar algo diferente al mundo del deporte rey, Neymar deberá ser capaz de seguir siendo ingenioso y alternativo, de modo que su juego además de efectivo sea diferente y enamore al espectador, como ya lo ha hecho en Brasil.

Si lo logra, el éxito está asegurado. En sus cinco años en el Santos, Neymar ha levantado seis títulos: tres Campeonatos Paulistas, una Copa de Brasil, una Copa Libertadores y una Recopa Sudamericana. Sólo le ha faltado la Liga para redondear un palmarés que se completa con el Campeonato Sudamericano sub-20 y la plata de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 con la selección brasileña. A todos estos trofeos, hay que sumar los muchos que ha logrado a nivel individual, desde jugador revelación del Campeonato Paulista hasta mejor jugador de la Copa Libertadores.