Víctor Valdés, el último de una larga lista de jugadores cansados de ganar


  • Muchos futbolistas pelean toda su carrera para levantar un título que nunca llega.

  • Otros, consiguen tantos que prefieren dejar los equipo campeones para rebajar la tensión competitiva.

Valdés ya lo ha comunicado, no quiere seguir en Barcelona

Valdés ya lo ha comunicado, no quiere seguir en Barcelona Víctor Gil

Kaká ha pasado a ser casi un exfutbolista

Kaká ha pasado a ser casi un exfutbolista Víctor Gil

Ronaldinho

Ronaldinho Víctor Gil

David Beckham, el exiliado en EEUU

David Beckham, el exiliado en EEUU Víctor Gil

Pep Guardiola se marchó para volver, pero no al Barcelona, sino al Bayern de Múnich

Pep Guardiola se marchó para volver, pero no al Barcelona, sino al Bayern de Múnich Getty Images

Zinedine Zidane, el hombre de la novena

Zinedine Zidane, el hombre de la novena Víctor Gil

Henrik Larsson, el actor secundario

Henrik Larsson, el actor secundario Víctor Gil

Robinho, 'El nuevo Pelé'

Robinho, 'El nuevo Pelé' Víctor Gil

Guardiola no confió en Deco

Guardiola no confió en Deco Víctor Gil

En el mundo del fútbol lo importante es ganar, si lo haces pasarás a la historia. Muchos futbolistas pelean durante toda su carrera para conseguir ser campeón en alguna ocasión, pero nunca lo consiguen. Otros, ganan títulos constantemente, hasta el punto que el éxito les supera y necesitan pasar a un segundo plano.

Unos, como Víctor Valdés sencillamente se cansan de algo que al resto les parece imposible, conseguir ser campeón en todas las competiciones que disputas. El portero del Barça ha levantado nada más y nada menos que 19 títulos en 11 temporadas, entre ellos tres Champions y cinco Ligas. A esto hay que sumarle un Mundial y una Eurocopa con España.

Muchos jugadores de los que componen esta larga lista son de Real Madrid y Barcelona, ejemplos como los de Zidane, Larsson, Kaká, Deco o Robinho, ya sea por marcharse a una Liga menor, perder la forma física o retirarse del fútbol tras ganarlo todo.

Entre los que pierden la forma física hay muchos jugadores brasileños que han jugado en los dos grandes de la Liga española. El ejemplo más claro es el de Ronaldinho, Balón de Oro en 2004 y 2005. Hizo vibrar al Camp Nou hasta que decidió colgarse el cartel de exfutbolsita, que le ha llevado a vagar por Italia y acabar en la liga brasileña.

Incluso a los entrenadores les cansa el éxito. Guardiola se marchó del Barça para tomarse un año sabático, explicó que necesitaba descansar y superar el "desgaste mental". La temporada que viene ya tiene decidido que entrenará al Bayern de Munich y lo hará con la intención de volver a ganar.