La hija de Muhammed Ali salvó la vida de Hulk Hogan


El libro de Hulk Hogan

El libro de Hulk Hogan lainformacion.com

Hulk Hogan estuvo a punto del suicidio
. El propio luchador, héroe del ring durante años, lo ha reconocido en su libro "Mi vida después del ring", de la editorial Barnes & Noble, y que saldrá a la venta el próximo martes día 27, donde reconoce los malos momentos que pasó en el año 2007 cuando su vida se vino abajo.Hogan presentaba entonces un reality en televisión llamado "Hogan Knows Best" que tenía un éxito arrollador. Sin embargo, su vida personal se desmoronó. Su mujer, Linda, le abandonó después de 23 años de matrimonio y su hijo Nick era encarcelado después de un trágico accidente de coche.Hulk cayó en una profunda depresión que le llevó a plantearse drásticamente su futuro, llegando a la determinación de quitarse la vida. El luchador se bebió una botella de ron e ingirió un montón de ansiolíticos que tenía en casa para calmar los ataques de pánico de los que era preso. A continuación, cogió su arma y se dispuso a acabar con su vida. Cuando tenía el dedo en el gatillo... llegó la milagrosa llamada de la salvación.Laila Ali, la hija del mítico boxeador Muhammed Ali y compañera de Hulk en el programa 'American Gladiators', telefoneó a Hogan en ese momento. El luchador contó a Ali lo que estaba a punto de hacer y ella le convenció para que se detuviera. "Fue un ángel" reconoce Hulk Hugan dos años después de estar a punto de acabar con su vida.Ahora, superados todos sus problemas y esa enorme depresión que casi acaba con su vida, Hulk Hogan vuelve a sonreír. El luchador ha querido que todo el mundo supiera por lo que ha pasado y por eso ha escrito este libro, "My life outside the ring", que verá la luz este martes y que espera pueda ayudar a otros que se encuentren en situaciones como la suya a tomar la decisión correcta.