El Grupo Aramón indica que en la estación de Panticosa se esperaban rachas de viento de 30 kilómetros por hora

HUESCA, 3 (EUROPA PRESS)

El Grupo Aramón, una vez finalizado el operativo por el que más de 1.200 esquiadores han tenido que ser trasladados desde los remontes a la base de la estación, ha indicado que según las previsiones meteorológicas en la estación de Panticosa se esperaban rachas de viento de 30 kilómetros por hora para este miércoles.

Sin embargo, estas previsiones fallaron y las rachas alcanzaban a las 16.00 horas los 110 kilómetros por hora, lo que provocó que, desde Aramón, se decidiese parar los remontes y activar el operativo de emergencia de la estación "por seguridad", han informado fuentes de Aramón a Europa Press.

Por suerte, aunque el operativo ha durado más de 13 horas, "no ha habido que lamentar ningún daño personal", han destacado las mismas fuentes, al tiempo que han añadido que "hay que tener en cuenta que en los 45 primeros minutos después de activarse el plan de emergencia ya se había sacado a 300 personas".

En concreto, el dispositivo se ha puesto en marcha pasadas las tres de la tarde de este miércoles, cuando la telecabina del centro invernal tuvo que parar su funcionamiento debido a las fuertes rachas de viento que se registraban.

Más de 200 personas entre Guardia Civil, Protección Civil, personal sanitario y de Aramón y voluntarios de los pueblos de Hoz de Jaca y de Panticosa, que han colaborado en el traslado de unos 1.250 esquiadores, han dado por concluido con éxito los trabajos de evacuación.

Durante la jornada de este jueves Aramón Panticosa estará cerrada a los esquiadores para realizar las inspecciones necesarias de remontes e instalaciones después del temporal de viento de este miércoles.

No se ha registrado ningún incidente reseñable, salvo el lógico cansancio acumulado después de las horas de espera. Hasta la estación de esquí de Panticosa se desplazaron el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Roberto Bermúdez de Castro, y el consejero de Política Territorial e Interior, Antonio Suárez, para interesarse por el desarrollo del traslado y la situación de los esquiadores.