En telefonía móvil, la calidad sí está reñida con la cantidad


  • Los operadores de bajo coste son los que mejor calidad de servicio ofrecen.

  • Durante la crisis, la satisfacción de los clientes ha descendido en todas las compañías.

Los OMV y Yoigo lideran el ránking en satisfacción de clientes

Los OMV y Yoigo lideran el ránking en satisfacción de clientes

Ser el líder no significa ser el mejor. O, al menos, ésta es la conclusión a la que se llega cuando los clientes de telefonía móvil juzgan a sus operadores, ya que los mejor valorados son los más pequeños del mercado.

Las compañías baratas, conocidas como operadores móviles virtuales (OMV) son las más apreciadas por sus clientes, según el informe que elabora anualmente la organización independiente EPSI Rating.

El estudio correspondiente a este año, no obstante, también revela datos que dejan en mal lugar, incluso, a las compañías low cost. Y es que todas las empresas de telefonía móvil salen peor valoradas que en el ejercicio anterior.

Aquí destaca la fuerte caída de Orange (-4,8 puntos) y Yoigo (-4,7), las dos empresas que más han retrocedido respecto a hace un año.

El informe explica que el descenso de la primera responde a que en 2011 vivió un espectacular incremento. Sin embargo, la caída es tan fuerte que Orange ha perdido todo el terreno ganado un año antes y se vuelve a situar en niveles de 2010, con una valoración de 60,9 puntos.

En el caso de Yoigo, la fuerte caída que sufre le arrebata el liderazgo del ránking de satifacción, ya que sus 68,8 puntos están por debajo de los 69,9 enteros que logran los OMV.

También es destacable el caso de Vodafone, que a pesar de ser la segunda compañía peor valorada por los clientes, sólo por detrás de Movistar (la peor con 59,3 puntos), es la única que está consiguiendo mantenerse en los mismos niveles de satisfacción durante toda la crisis.

En concreto, el operador rojo consigue una nota de 60,5 puntos, frente a los 60,9 enteros del año pasado, y los 59,7 del anterior.

El resto de compañías, incluidos los OMV, obtienen notas inferiores a las de 2010, lo que indica que conforme avanzan los años sus clientes se muestran cada vez menos satisfechos con sus servicios.

Coincidencia o consecuencia, en el caso de los operadores virtuales, aunque sean líderes en satisfacción, sus clientes les ofrecen cada ejercicio una nota menor, caída que aumenta al mismo ritmo que se incrementa su número de líneas.