AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 29/11/14 - 06: 12 h

economía, negocios y finanzas

El negocio redondo de las páginas de descuentos y cupones

Marcos Sierra Clemares

lunes, 06/02/12 - 06:00

[ ]
Páginas como Groupon y Letsbonus despliegan ofertas muy competitivas, desde restaurantes hasta viajes, pasando por tecnología y cosmética. ¿Cuánto ganan? ¿Por qué pueden ofrecer precios tan baratos? Te lo contamos.
Groupon recauda 700 millones dólares en su salida a bolsa
Compañías como la norteamericana Groupon o la española Letsbonus han creado un negocio con el que todos salen beneficiados. El cliente porque encuentra ofertas muy atractivas en precio, tan importante en época de crisis, y las páginas de descuentos porque ingresan, de media, nada menos que el 50% de lo que el usuario paga por cada oferta, tal y como ha podido confirmar lainformación.com directamente con las principales compañías de este sector.

¿Y qué gana quien brinda el servicio (el restaurante, la firma de cosmética, la agencia de viajes...)?

Este diario también ha contactado con el gerente de un restaurante que trabaja con Letsbonus. "A mí me viene francamente bien. Es cierto que a priori no ganas prácticamente nada desde el punto de vista económico, pero ganas en otras cosas. El restaurante se llena y mucha gente repite a posteriori, ya con los precios habituales del local. Por no hablar de los millones de clientes a los que, en mi caso, Letsbonus envía mis ofertas", asegura.

¿Por qué los precios son tan baratos?

La fuerza de las páginas de descuentos para negociar y rebajar el precio de sus artículos se encuentra en los millones de contactos que poseen sus bases de datos, muchos de ellos potenciales compradores.

Cuando empresas como Groupon o Letsbonus negocian, lo hacen poniendo sobre la mesa el número de usuarios que poseen.

El proveedor (peluquería, teatro, restaurante...) sabe que si pasa por el aro de bajar el precio llenará su local o venderá el stock disponible.

Aunque de primeras puede no sacarle rentabilidad económica, muchos de los clientes repetirán en el futuro. Y todos tan contentos.

Algunos consejos a la hora de comprar en páginas de descuentos

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) da algunos consejos a la hora de adquirir productos en webs de descuentos:

Comparar entre distintas páginas: Aunque su mecánica sea similar, es preferible visitar unas cuantas y analizar sus políticas de compra, el tipo de productos y servicios que ofrecen… Dedica un tiempo a investigar antes de darte de alta. Si solo buscas ropa deportiva o cenar en restaurantes exóticos, encontrarás webs especializadas en estos temas. Inscribirse en muchas a la vez sin prestar atención solo aumentará nuestra confusión al recibir un sinfín de ofertas.

Suscribirse a agregadores de ofertas: Te permiten conocer las ofertas sin estar suscrito a innumerables webs. Páginas como Yunait o Dscuento recopilan las ofertas de las webs de descuentos, con las que tienen acuerdos. Suscribirte a un agregador no implica estar suscrito a las webs de descuentos. Un agregador también nos enviará muchos correos, pero la ventaja es que suele ser posible modular su frecuencia, así como otros criterios (tipo de producto que nos interesa, precios, % de descuento, web de origen).

No comprar por impulso: Estas webs fomentan la compra instintiva y poco meditada, con plazos de inscripción en la oferta muy cortos (a veces de horas). Antes de apuntarse a una ganga, conviene reflexionar sobre si realmente nos conviene. Que algo sea barato no significa que lo necesitemos. El consumo responsable es el único consumo inteligente.

Conservar la información: Antes de aceptar una oferta conviene guardar toda la información: descripción, condiciones, plazos… Si se trata de un servicio, es buena idea llevar esta información con nosotros y enseñarla en caso de que no se corresponda con lo esperado.

Vigila los costes de envío: Si se trata de un producto que nos han de enviar a casa, hemos de contar con los gastos de envío, generalmente no incluidos en el precio y que pueden hacer que un chollo en la pantalla del ordenador no lo sea tanto en nuestra cuenta corriente.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel