El PSdeG reclama a Feijóo que medie con el Gobierno para reducir el incremento "sin precedentes" de la factura de la luz

El PSdeG reclama a Feijóo que medie con el Gobierno para reducir el incremento "sin precedentes" de la factura de la luz

El PSdeG reclama a Feijóo que medie con el Gobierno para reducir el incremento "sin precedentes" de la factura de la luz

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 (EUROPA PRESS)

El portavoz de Industria del Grupo Socialista, José Luis Méndez Romeu, ha reclamado este sábado en el Parlamento gallego la derogación de la Ley de Energía, con el fin de que el Gobierno "deje de utilizar el recibo de la luz como una medida de recaudación al servicio de una política económica radicalmente equivocada".

De este modo, Méndez Romeu pide al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que "finalice con esa connivencia suicida" con el Gobierno central en un medida que "atenta contra las economías familiares" y medie para solucionar "un recorte de derechos".

Y es que el PSdeG denuncia un incremento "sin precedentes" del 20 por ciento en la factura de la energía eléctrica, con la oposición de todos los sectores afectados.

Por ello, solicita que se mantenga la tarifa de último recurso a quien tenga una potencia contratada que no supere los 10 kilovatios hora "mientras persistan las actuales distorsiones del mercado energético".

Así, demanda al Ejecutivo gallego que coordine conjuntamente con el Gobierno central una mesa de diálogo con agentes económicos y sociales en la que se acuerden mecanismos estables para "asegurar que la energía sea factor de competitividad y generación de empleo de las empresas, y no lastre, como acontece en las últimas decisiones".

RENOVABLES

Junto a ello, esta proposición no de ley de los socialistas gallegos pide la derogación del decreto de moratoria para las energías renovables "que tiene paralizado al sector en Galicia".

Al respecto, Méndez Romeu demanda el impulso de un plan de apoyo a las energías renovables "que permita a Galicia retomar el liderazgo que había alcanzado", en contraposición a un decreto que supuso "un apagón" en el sector y mereció "un serio correctivo de la Comisión Europea".