ESPECIAL RESULTADOS ELECCIONES 26j Pinche aquí y vea los datos del escrutinio

La Casa de la Juventud pide ordenadores en desuso para arreglarlos y hacérselos llegar a jóvenes que los necesiten

La Casa de la Juventud pide ordenadores en desuso para arreglarlos y hacérselos llegar a jóvenes que los necesiten

La Casa de la Juventud pide ordenadores en desuso para arreglarlos y hacérselos llegar a jóvenes que los necesiten

PAMPLONA, 15 (EUROPA PRESS)

La Casa de la Juventud recogerá hasta el 31 de diciembre ordenadores completos o componentes sueltos que, donados por empresas y particulares, irán a parar a jóvenes procedentes de familias con bajos recursos económicos.

Hace 10 años que la Casa de la Juventud apostó por la formación en nuevas tecnologías para jóvenes, y con ello, por la creación de un espacio de apoyo para que todos los ciudadanos de 14 a 30 años, pudieran usarlas, según ha informado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota.

El 23 de diciembre la Ciberaula cumple una década, y para celebrar el aniversario el Ayuntamiento de Pamplona ha puesto en marcha una iniciativa que quiere reforzar el carácter integrador, formativo y de puente contra la brecha digital de este servicio.

Para los interesados en dar los ordenadores, no es relevante el estado del hardware porque los técnicos de la Casa de la Juventud se comprometen a testar los equipos, borrar con completa confidencialidad los discos duros y repararlos. Los que no tengan arreglo posible serán despiezados para completar equipos 'nuevos' y, lo que no sea utilizable irá a parar al un punto limpio para su reciclaje. Avisan, eso sí, de que sería preferible que los ordenadores y componentes tuvieran menos de 10 años de antigüedad.

A los jóvenes destinatarios de los equipos éstos se les entregarán completos: pantalla, ratón, teclado y CPU, con un sistema operativo instalado de software libre (Ubuntu).

Esta iniciativa se enmarca dentro de los criterios de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que recogen la necesidad de facilitar el acceso universal a las nuevas tecnologías.

Quienes, antes de que acabe el año, estén dispuestos a deshacerse de material que no usan o de componentes sueltos (monitores, impresoras, scanneres, teclados, ratones, altavoces, webcams, cables de conexión o alimentación, etc.) deben llevarlos a la Casa de la Juventud dentro de su horario de atención.