Wall Street abre al alza animada por el acercamiento fiscal en Washington

  • Nueva York, 17 dic (EFE).- Wall Street abrió hoy con una clara tendencia al alza y media hora después del inicio de la sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 0,30 %, impulsado por el acercamiento en Washington para evitar el "precipicio fiscal".

Nueva York, 17 dic (EFE).- Wall Street abrió hoy con una clara tendencia al alza y media hora después del inicio de la sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 0,30 %, impulsado por el acercamiento en Washington para evitar el "precipicio fiscal".

Ese índice, que agrupa a 30 de las mayores empresas cotizadas de EEUU, sumaba a esta hora 39,94 puntos para colocarse en 13.174,95 puntos, mientras que el selectivo S&P 500 subía el 0,62 % (8,82 puntos) hasta 1.422,4, y el índice compuesto del mercado Nasdaq ganaba el 0,47 % (13,94 puntos) hasta 2.985,27.

Las noticias del pasado fin de semana, que indican que el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Jim Boehner, estaría dispuesto a aceptar un aumento de la fiscalidad sobre los más ricos a cambio de recortes del gasto público, han reabierto el optimismo acerca de que se podrá evitar el llamado "precipicio fiscal".

Además, las pérdidas registradas por los mercados en las últimas tres jornadas dejaron algunos valores a precios interesantes para los inversores.

Más de tres cuartas partes de los títulos del Dow Jones subían, encabezados por la aseguradora Travelers (1,24 %), la química Dupont (0,84 %), y el gigante informático Microsoft (0,69 %).

Por el contrario, las mayores bajas se registraban en Alcoa (-0,46 %), Coca Cola (-0,29 %) y Procter & Gamble (-0,20 %).

Fuera del Dow Jones, el gigante tecnológico Apple perdía un 0,44 %, incluso después de que la compañía anunció que había vendido en China dos millones de unidades de su último modelo de teléfono inteligente iPhone 5.

En el lado exterior, el aumento del Nikkei en Japón tras las elecciones legislativas de ayer quedó compensado por las bajas generalizadas en los mercados europeos.

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 87,55 dólares por barril, el oro subía a 1.698 dólares la onza, el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba por 1,3173 dólares, y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años subía al 1,722 %.