AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

viernes, 29/08/14 - 21: 34 h

información para empresas

Tim Cook afirma que nunca quiso demandar a Samsung

lainformacion.com

lunes, 11/02/13 - 10:25

[ ]
  • El presidente de Apple afirma ahora que él nunca estuvo de acuerdo con Steve Jobs en demandar a los surcoreanos.
  • Samsung ha sido la única compañía capaz de plantar cara a Apple.
Steve Jobs y Tim Cook juntos durante la presentación del MacBook Air en Cupertino en 2007  -Foto: Getty Images

EUROPA PRESS

Samsung fue la peor pesadilla de Steve Jobs. El poderoso fabricante surcoreano, Samsung Electronics, que utiliza el software Android de Google en sus teléfonos inteligentes y 'tablets', se parecen mucho al iPhone y el iPad. Samsung comienza a ganar cuota de mercado, perjudicando los márgenes de Apple, el precio de las acciones y amenazando su reinado como el fabricante más 'cool' en el sector de la electrónica de consumo.

Jobs, por supuesto, tenía una respuesta a todo ello con su "guerra termonuclear". Sin embargo, casi dos años después de que Apple presentara una demanda por patentes contra Samsung, y seis meses después de haber ganado una gran batalla legal sobre su rival surcoreano, las posibilidades por parte de Apple de bloquear la venta de los productos de Samsung se están volviendo cada día más tenues.

Sin embargo Tim Cook, el sucesor de Jobs como presidente ejecutivo de Apple, se oponía a demandar a Samsung en un primer momento, según personas con conocimiento de la materia, en gran parte debido al papel crítico que mantenía con Samsung como proveedor de componentes para sus dispositivos. Apple pidió cerca de 8.000 millones de dólares (5.976 millones de euros) en piezas de Samsung el año pasado, según han estimado los analistas.

Samsung, por su parte, se ha beneficiado enormemente de la visión de mercado que obtuvo a partir de la relación de Apple y de los teléfonos inteligentes y la producción de 'tablets' que se parecen mucho a Apple.

Mientras que las dos empresas compiten ferozmente en el negocio de los teléfonos inteligentes de gama alta -donde juntos controlan la mitad de las ventas y la práctica totalidad de los beneficios- sus fortalezas y debilidades son en muchos casos complementarias. El jefe de operaciones de Apple, Jeff Williams, aseguró a Reuters el mes pasado que Samsung era un socio importante y que tenía una fuerte relación en el lado de la oferta, pero no quiso dar más detalles.

A medida que sus vientos de guerra legales caen, cada vez está más claro que Apple y Samsung tienen un montón de intereses comunes a medida que trabajan para hacer retroceder a otros rivales potenciales, tales como Blackberry o Microsoft.

La pieza clave en la asociación entre Apple y Samsung se remonta a 2005, cuando el gigante de Cupertino estaba buscando un proveedor estable de memoria flash. Apple había decidido deshacerse de la unidad de disco duro en la creación del iPod shuffle, el iPod nano y el por aquel entonces próximo iPhone, y necesitaba enormes cantidades de chips de memoria flash para proporcionar almacenamiento a sus dispositivos.

El mercado de la memoria flash en el año 2005 fue extremadamente inestable, y Apple quería asegurarse un proveedor que fuese sólido financieramente, según han asegurado personas familiarizadas con la relación. Samsung contaba con el 50 por ciento del mercado de memoria flash NAND en ese momento.

"Quien controlara flash controlaría este espacio en la electrónica de consumo", aseguró Jobs en su momento, de acuerdo con una fuente familiarizada con las discusiones.

El éxito de ese acuerdo llevó a Samsung al suministro de los procesadores cruciales para el iPhone y el iPad. Inicialmente, las dos compañías habían desarrollado conjuntamente los procesadores basados en un diseño de ARM Holdings, pero Apple poco a poco tomó el control total sobre el desarrollo del chip.

Las compañías establecieron una estrecha relación que se extendía a lo más alto: en 2005, Jay Y. Lee, cuyo abuelo fundó el Grupo Samsung, visitó la casa de Jobs, en Palo Alto, California, después de que ambos firmaran el acuerdo sobre el suministro de memoria flash.

La asociación dio a Apple y Samsung conocimiento sobre las demás estrategias y operaciones. En particular, la posición de Samsung como el único proveedor de procesadores para iPhone le dio datos valiosos sobre las grandes cosas que Apple pensaba sobre lo que el mercado de los teléfonos inteligentes iba a ser.

"Estoy seguro de que tener una relación con Apple como proveedor ayudó al grupo a ver todo lo que iba a suceder", dijo Horace Dediu, un exanalista de Nokia que ahora trabaja como consultor y dirige un influyente blog. "Es una ventaja muy importante en este negocio si usted sabe dónde invertir capital".

Pero el dinero en efectivo y la inteligencia de mercado no aseguraba el éxito cuando Samsung lanzó su propio dispositivo en el mercado de teléfonos inteligentes. El Omnia, un producto basado en Windows introducida en 2009, fue tan denostado que algunos clientes que golpeó a la compañía.

Mientras tanto, Samsung públicamente desestimó el éxito del iPhone. "La popularidad del iPhone es un mero resultado de la excitación causada por algunos fanáticos de Apple", dijo el entonces presidente de Samsung, el entonces presidente de Samsung, G.S. Choi. Pero Samsung tenía otros planes.

"La aparición del iPhone significó que el tiempo que teníamos para cambiar nuestros métodos había llegado", aseguró el responsable de Samsung Mobile, JK Shin, a su personal a principios de 2010, según un correo electrónico interno presentado en un tribunal de EEUU. Más tarde ese año, Samsung lanzó el Galaxy S, que incorporaba el sistema operativo Android y un diseño muy similar al del iPhone.

Jobs y Cook se quejaron a los altos ejecutivos de Samsung cuando estaban de visita en Cupertino. Apple esperaba, incorrectamente, que Samsung modificaría su diseño en respuesta a las preocupaciones, según dijeron personas familiarizadas con la situación. Pero los peores temores de Apple se confirmaron con el lanzamiento a principios de 2011 del Galaxy Tab, un 'tablet' que Jobs y otros consideraron como una clara estafa del iPad.

Cook, preocupado por la relación con un proveedor crítico, se oponía a demandar a Samsung. Sin embargo, la paciencia de Jobs se había acabado ante la sospecha de que Samsung estaba aprovechando la relación que mantenía con Apple como proveedor pensando que el gigante de Cupertino no iba a tomar represalias.

Apple presentó una demanda en abril de 2011 y el incendio se extendió rápidamente a los tribunales de Europa, Asia y Australia. Cuando Apple logró su éxito de más de 1.000 millones de dólares contra Samsung el pasado mes de agosto, parecía que podría ser capaz de lograr una prohibición total de los productos infractores, los cuales han alterado dramáticamente la competencia de su 'smartphones.

Sin embargo, Apple no ha logrado convencer a los jueces de Estados Unidos para defender esas prohibiciones de ventas, en gran parte debido a que la rentabilidad extraordinaria y el poder de mercado del iPhone hace que sea casi imposible para Apple mostrar que estaba sufriendo un daño irreparable.

"Samsung ha recortado ligeramente la base de clientes de Apple pero no hay indicios de que Samsung vaya a acabar con la base de clientes de Apple o con la fuerza de Apple como empresa fabricante de teléfonos inteligentes", escribió la jueza de distrito de EE.UU. Lucy Koh. "El caso que tratamos se trata de la pérdida de ventas, no de una pérdida de la capacidad para participar en un mercado viable".

Samsung, por su parte, cayó bajo la presión de los reguladores antimonopolio y tiró de su esfuerzo para cerrar las ventas de Apple en Europa por una disputa de patentes relacionadas.

La corte de apelaciones de EEUU rechazó recientemente la oferta de Apple para acelerar su caso, es decir, sus esperanzas de una prohibición de ventas están ahora atrapadas durante meses, tiempo durante el cual Samsung podría lanzar la próxima versión de su teléfono Galaxy.

El FMI desbloquea 1.053 millones del segundo tramo de la asistencia a Ucrania

El FMI desbloquea 1.053 millones del segundo tramo de la asistencia a Ucrania

Hoy, 19:27 h. |

La asistencia financiera del FMI a Ucrania asciende a 4.510 millones de dólares en el momento en que Kiev y la OTAN acusan de la militarización del territorio a Rusia. Lagarde

Las universidades ofertan 40 cursos gratuitos para hacer de manera online

Las universidades ofertan 40 cursos gratuitos para hacer de manera online

Hoy, 17:45 h. |

Se trata de los MOOC (por sus siglas en inglés).

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel