Patronal bancaria: "Las entidades que han fracasado deben desaparecer"


  • "Hay que permitir que se liquiden y salgan del mercado", asegura Miguel Martín, presidente de la Asociación Española de la Banca.

  • Asegura que el modelo español de banca comercial es "muy eficiente".

La AEB dice que las entidades que han fracasado "tienen que desaparecer" porque "pesan" sobre el sistema

La AEB dice que las entidades que han fracasado "tienen que desaparecer" porque "pesan" sobre el sistema

El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), Miguel Martín, ha afirmado que las entidades que han fracasado"tienen que desaparecer", ya que considera que suponen un lastre para el conjunto del sistema financiero, que debe reducir su capacidad instalada.

Durante su intervención en unas jornadas financieras organizadas por KPMG y Expansión, Martín ha destacado que para que el sistema financiero funcione bien hay que permitir que las entidades que fracasan "se liquiden y salgan del mercado".

"Es una exigencia del capitalismo. El capitalismo no puede vivir si las entidades que fracasan siguen sobreviviendo. El problema estaba en que las entidades que eran demasiado grandes no podían salir sin causar daño al conjunto del sistema", ha explicado.

Centrado en España, Martín ha resaltado que el país tiene que defender ante las autoridades europeas su modelo de banca comercial, "que es muy eficiente".

"Competimos con cualquiera en cualquier sitio. Nuestro nivel de apalancamiento siempre ha sido más reducido que el europeo, el nivel de financiación vía depósitos siempre ha sido más alto que el resto de los países europeos y en España ha habido una gran transparencia", ha añadido.

En este sentido, el presidente de la AEB ha manifestado que es necesario resolver la reestructuración bancaria ya empezada y ha subrayado el valor de lo que ya ha hecho España en el último año.

No obstante, ha advertido de que "todavía" queda tiempo hasta que la economía empiece a reactivarse y el sistema se termine de reestructurar.

Para Martín, se está empezando a salir de la mayor crisis que se ha sufrido a nivel mundial desde los años veinte y treinta del siglo pasado y ha señalado que en estos momentos las autoridades están intentando crear un sistema regulatorio que evite futuras crisis. "Si no tenemos ninguna crisis en los próximos setenta años diremos que hemos tenido éxito", ha indicado.