Jueves, 02/07/15 - 14:35 h

Sin control del Banco de España, algunos minicréditos cobran el doble de intereses

HelpMyCash

Domingo, 27 de enero del 2013 - 22:25

[ 0 ]
  • A día de hoy, las empresas de minicréditos operan sin la supervisión del Banco de España y aplican los intereses que quieren.
  • Es habitual pagar entre un 10% y un 30% del total prestado y el plazo para devolverlos suele ser de un mes como máximo.
Éstos son los bancos que desobedecen a Linde en depósitos y cuentas - Foto: HelpMyCash

El mercado de los minicréditos en España es, hoy en día, una tierra sin ley. Sin la supervisión del Banco de España, estas empresas pueden aplicar los intereses que les plazca, sometidos solo a las exigencias de la oferta y la demanda.

Es por eso que, como consumidores, es nuestro deber informarnos, comparar y finalmente elegir sólo las empresas de dinero rápido que ofrezcan intereses aceptables, dentro de lo elevados que suelen ser de por sí.

En primer lugar, conviene recordar qué es lo que llamamos minicrédito o minipréstamo. Se trata de un préstamo de muy bajo importe (no suele superar los 500 euros) a muy corto plazo (un mes como máximo) y que se devuelve de una sola vez, sin plazos. De algún modo es como un anticipo de nómina para sufragar imprevistos.

Su precio es, por lo general, elevado. Fácilmente se puede pagar entre un 10% y un 30% del total prestado, en función del importe y del plazo elegido, así como de la empresa que te lo concede.

Vamos a echar un vistazo a tres opciones distintas a modo de ejemplo (en el mercado hay infinidad de empresas, pero estas tres son de las más representativas), para ver cuánto cobran por un préstamo de 100 euros a devolver en 15 días:

  • Via SMS cobra honorarios de 15 euros.
  • Prestamo10 cobra honorarios de 22 euros.
  • Creditorapid cobra honorarios de 25 euros.

Cabe decir que puede haber en el mercado opciones más caras o más baratas. En cualquier caso, esta selección puede ser representativa de las diferencias que puede llegar a haber por un servicio que, en principio, es el mismo. En este caso, la primera opción es un 40% más barata que la opción tercera, casi la mitad.

Así que queda claro que, si se da una circunstancia que nos obliga a pedir un crédito rápido, vale la pena comparar precios y no dejarse llevar por la urgencia. Para ello, lo más eficaz es usar un comparador de créditos.

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter