AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 02/08/14 - 05: 42 h

mercados y bolsas

La historia del estratega más pesimista de Wall Street que siempre acierta

Ana P. Alarcos

lunes, 13/02/12 - 06:00

[ ]
El jefe de estrategia del gigante financiero Morgan Stanley, famoso por ser el analista más cenizo de Wall Street, ha desvelado sus pronósticos para este ejercicio. De nuevo, sus cifras están muy por debajo de las que marca el consenso, y muchos miran con lupa cada una de sus previsiones, sobre todo, porque fue quien más se acercó a la realidad en 2011.
Wall Street cierra con un descenso del 0,57 por ciento la última sesión de 2011
Se llama Adam Parker. Desde septiembre de 2010, es el jefe de estrategia en Estados Unidos del gigante financiero Morgan Stanley, y, a sus 42 años, se ha convertido en una institución de Wall Street.

Y todo porque sus previsiones sobre la evolución del mercado americano rompen cualquier directriz generalizada y son mucho más agoreras que las que marca el consenso.

El año pasado, las mejores firmas de inversión le tacharon de loco tras anunciar unos pronósticos tremendamente pesimistas para 2011, al que estimó como un ejercicio muy duro para los mercados. Pero, finalmente, sus cálculos resultaron ser los más parecidos a la realidad: apenas se desviaron un 1,58%.

En concreto, Parker adelantó que el Standard&Poor’s 500, el índice que engloba a las 500 principales cotizadas en Estados Unidos, terminaría el ejercicio alrededor en 1.238 puntos. Un pronóstico ligeramente inferior al cierre final, que se produjo en el nivel de 1.257,60 enteros.

En cambio, otros gigantes financieros, como los estadounidenses Goldman Sachs y Wells Fargo o los suizos UBS y Credit Suisse, fueron mucho más agresivos en sus predicciones, al asegurar que el indicador despediría 2011 entre los 1.390 y los 1.500 puntos, una horquilla que se desvió entre un 9% y un 16% de la realidad.

"Uno tiene que publicar lo que cree. La gente piensa que los estrategas tienen que hacer porras sobre el comportamiento del mercado, pero yo, por suerte,  estoy en un lugar donde he conseguido un apoyo extraordinario y un respaldo a mi trabajo", ha asegurado el analista al diario The Wall Street Journal.

La mayoría de los expertos suele marcar el cambio de año como un punto y aparte en la evolución de las bolsas, una tesis que, para nada, comparte nuestro protagonista. "Hay una cosa psicológica sobre empezar un nuevo año, pero la realidad es que las ganancias corporativas y las tendencias macroeconómicas no cambian con el calendario", confiesa.

Por eso, el estratega de Morgan Stanley está convencido de que los próximos meses se presentan muy complicados para Wall Street. ¿Las razones? Cree que sus colegas de profesión son excesivamente optimistas sobre los resultados de las empresas estadounidenses, y que los problemas de deuda en el Viejo Continente continuarán siendo una amenaza. Por no hablar de la amenaza de recesión global y la probable revalorización del dólar.

De ahí que el experto apueste porque el Standard&Poor’s 500 cierre el año en 1.167 unidades. Este nivel es un 7,2% inferior al que marcó el indicador a cierre del pasado ejercicio (1.257,60 puntos), y está muy por debajo de las cotas actuales. El viernes, de hecho, el S&P cerró en 1.342,64 enteros, un 15% por encima de la previsión que señala Parker para finales de año.

Además, sus previsiones son mucho más pesimistas que las del resto. Y es que, según señala el rotativo, la predicción promedio de los estrategas de trece bancos es de 1.334 puntos para finales de año, o, lo que es lo mismo, un 6% por encima del cierre de 2011.

Resultados más flojos de lo esperado en 2012 y 2013

Al margen de sus previsiones del devenir de los mercados, Parker cree que los resultados empresariales serán más modestos de lo que estima el consenso tanto en este ejercicio, como en el próximo.

En concreto, los analistas de Wall Street esperan que las ganancias de las empresas del S&P alcancen los 106,97 dólares por acción en 2012, por encima del récord de 97 dólares por título del año pasado.  Además, prevén otro nuevo incremento en 2013, cuando el beneficio por acción puede alcanzar los 121,10 dólares.

¿Y cómo ve Adam Parker todas estas cifras? Sencillamente, demasiado optimistas. Para el estratega de Morgan Stanley, todo apunta a que el beneficio por acción se situará en torno a 100 dólares en este ejercicio (un 6% por debajo del consenso), y rondará los 103 dólares en 2013. Es decir, su pronóstico es un 15% más bajo al del conjunto de analistas.

Con todo, el tiempo dirá si el estratega más pesimista de Wall Street es el que mejor predice la evolución del mercado más importante del mundo en 2012.
 
Griesa reactiva las negociaciones, desbloquea fondos y evita hablar de cese pagos

Griesa reactiva las negociaciones, desbloquea fondos y evita hablar de cese pagos

Hoy, 03:27 h. |

Nueva York, 1 ago (EFE).- Dos días después del cese de pagos.

Argentina arremete contra Griesa y denuncia "posible estafa millonaria"

Argentina arremete contra Griesa y denuncia "posible estafa millonaria"

Hoy, 03:27 h. |

Buenos Aires, 1 ago (EFE) El Gobierno argentino acusó hoy al juez federal estadounidense Thomas Griesa de inmovilismo "para beneficiar a los fondos buitre" y denunció que investigará la existencia

Destacamos

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel