AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

lunes, 24/11/14 - 21: 16 h

mercados y bolsas

Se avecina una lluvia de emisiones de deuda de los gigantes de la bolsa española

Ana P. Alarcos

jueves, 10/01/13 - 06:00

[ ]
BBVA coloca 1.500 millones en bonos a 5 años en la primera emisión de deuda corporativa del año

Las grandes empresas están aprovechando al máximo la tregua que le están dando los inversores a la deuda española en el arranque de año. Y no hay más que echar un vistazo al dinero que han logrado captar en los mercados algunos de los titanes de la bolsa para comprobarlo.

Solo en los últimos siete días, hasta cinco gigantes empresariales han emitido deuda en unas condiciones más favorables que durante 2012. Y todo apunta a que sus pasos han marcado tendencia, porque el mercado da por hecho de que se avecina una oleada de nuevas emisiones.

Todo empezó hace justo una semana, cuando BBVA colocó 1.500 millones en bonos a cinco años, en la que fue la primera emisión de deuda corporativa del mundo este año.

La colocación del segundo banco español se cerró bajo unos términos ventajosos y animó a otras compañías del selectivo. Prueba de ello es que, en las últimas 48 horas, Telefónica, Banco Popular, Caixabank y Gas Natural han decidido aprovechar la ventana de liquidez y han captado 3.850 millones, una cifra a la que se sumarán los 250 millones que espera conseguir Abengoa en una emisión inminente.

Pero la lista de emisiones españolas de deuda empresarial podría no haber hecho más que empezar. Al menos, eso creen los expertos.

“Las empresas han colocado su deuda de forma muy holgada, porque han recibido muchas peticiones y han logrado pagar un interés más bajo que en los meses anteriores por financiarse. Por eso, sería una locura que más compañías no aprovechen estas condiciones para pedir dinero. Es el momento de hacerlo y creo que van a animarse todas las que puedan”, confiesa Fernando Hernández, director de gestión de Inversis Banco.

No hay que olvidar que, cuando un país está siendo presionado por los inversores, las tensiones se contagian a cualquier empresa pública o privada que pertenezca a dicho estado. Pero, cuando la situación de la deuda soberana mejora, también lo hace la de sus compañías.

En lo que llevamos de año, la prima de riesgo se ha reducido en 40 puntos básicos y parece haberse estancado alrededor de los 360 enteros, casi la mitad de los máximos que marcó el pasado verano. Todo un balón de oxígeno para las empresas españolas.

Entonces, ¿quiénes podrían sumarse a la iniciativa y aprovechar estas condiciones? Todas las quinielas de los expertos incluyen los nombres de los pesos pesados de la bolsa española, como Banco Santander, Repsol, Iberdrola y Endesa.

“Las mayores oportunidades las tendrán las grandes empresas, porque el dinero está fuera de España y, para conseguirlo, una compañía necesita tener el tamaño suficiente como para que le conozca un fondo soberano o un plan de pensiones internacional. Y, en este sentido, quienes tienen más facilidad son las firmas españolas con presencia en el extranjero”, opina Enrique Quemada, consejero delegado del banco de inversión ONEtoONE Corporate Finance.

Pero también hay quienes piensan que esta ventana de liquidez podría ser aprovechada por empresas con un negocio más doméstico, como, por ejemplo, la banca mediana.

“Además de los gigantes de la bolsa, puede que también se animen otros miembros del sector financiero. Bankinter y Sabadell ya las aprovecharon en el pasado y no veo motivos para pensar que no lo harán esta vez. Hasta podría sumarse la aseguradora Mapfre, que suele ser proactiva en este tipo de operaciones”, estiman desde Inversis Banco.

Ahora bien, ¿cuándo podríamos ver más emisiones de deuda? Es la pregunta del millón y los expertos evitan dar una fecha concreta. Sin embargo, aseguran que los próximos movimientos se podrían producir en cuestión de días o semanas.

Si no ocurre nada fuera de lo común, creen que la tranquilidad podría seguir reinando en los mercados hasta bien entrado febrero, antes de que lleguen las elecciones italianas y que Estados Unidos deba atar los flecos pendientes en lo que se refiere, por ejemplo, a los recortes del gasto público.

Una previsión que concuerda con la de Alberto Viarengo, director de Originación de Mercado de Capitales Corporativo de RBS para España y Portugal, quien asegura que “asistiremos a numerosas emisiones en las primeras ocho semanas del año”.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel