AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

lunes, 22/12/14 - 05: 09 h

periódicos y revistas

Richmond dona los 2.500 títulos que componen la biblioteca Francisco Ayala en Nueva York a la fundación

lainformacion.com

jueves, 27/12/12 - 15:56

[ ]
La hispanista Carolyn Richmond, viuda de Francisco Ayala, ha donado a la fundación que lleva el nombre del escritor granadino los 2.500 títulos que componen su biblioteca de Nueva York, donde vivió de forma permanente desde 1958 a 1976, atraído por la gran ciudad y dedicado a la enseñanza de la literatura en lengua española en diferentes universidades.
Richmond dona los 2.500 títulos que componen la biblioteca Francisco Ayala en Nueva York a la fundación

GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)

La hispanista Carolyn Richmond, viuda de Francisco Ayala, ha donado a la fundación que lleva el nombre del escritor granadino los 2.500 títulos que componen su biblioteca de Nueva York, donde vivió de forma permanente desde 1958 a 1976, atraído por la gran ciudad y dedicado a la enseñanza de la literatura en lengua española en diferentes universidades.

Así se ha anunciado tras la reunión del Patronato de la Fundación, con sede el palacete del Alcázar del Genil en Granada, que ha presidido el consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, y que ha servido para aprobar el presupuesto aportado por las instituciones que forman parte de la entidad y que asciende a 191.760 euros, pendiente de ser incrementado con diferentes convenios y subvenciones en los que participará. El ejecutado en 2012 ronda los 200.000 euros.

Además, en el año que comienza se cumplirán treinta años de la primera edición de 'Recuerdos y Olvidos', el libro de memorias de Francisco Ayala, y con ese motivo la Fundación se propone organizar un encuentro de especialistas y dedicar a esa conmemoración varios de sus programas durante el próximo otoño. En ese contexto, se expondrán los cuadros de Luz García Duarte, madre del escritor, que Vicente Ayala custodiaba en Buenos Aires desde el final de la Guerra Civil y que ha donado recientemente a la Fundación.

Está previsto continuar con los programas dirigidos a la investigación, la convocatoria de ayudas por sexto año consecutivo, el incremento de la biblioteca y publicación en la colección 'Cuadernos' de la Fundación Francisco Ayala de, entre otros volúmenes, los ensayos dedicados a la revista 'Realidad' por autores como Luis Alberto Romero, Jordi Gracia o José Manuel Blecua. Además, se propone aumentar y regularizar la programación de actividades de difusión del libro y la lectura, de cuyas convocatorias se dará cuenta (los interesados pueden recibir toda la información enviando sus datos a la dirección info@ffayala.es).

Por otro lado, el Patronato ha otorgado sus distinciones anuales a la traductora de la obra de Ayala a la lengua alemana, Erna Brandenberger, y a la escritora y profesora Rosario Hiriart. Las dos mantuvieron con el escritor una amistad dilatada en el tiempo y basada en la admiración mutua. Ambas serán invitadas a visitar la Fundación para recibir el galardón y mantener un encuentro, además de grabar su testimonio sobre el escritor.

ESTANCIA DE AYALA EN NUEVA YORK

Al finalizar la reunión del Patronato se ha presentado a los medios de comunicación la biblioteca de Francisco Ayala que permanecía en Nueva York y ha sido donada a la Fundación por su viuda, Carolyn Richmond. El autor granadino vivió de forma permanente en Nueva York desde 1958 a 1976, atraído por la gran ciudad y dedicado a la enseñanza de la literatura en lengua española en diferentes universidades.

Hasta allí llevó valiosos libros que conservaba como reliquias de las etapas anteriores de su exilio en Argentina, Brasil y Puerto Rico; allí adquirió en librerías que eran entonces el rompeolas del hispanismo internacional, como Las Américas, los libros que le acompañaron en su etapa de madurez plena como intelectual y creador poético. No en vano se trata de los años en los que escribe el núcleo de 'El jardín de las delicias', quizá su obra maestra, y los ensayos más perdurables que dedicó a sus autores predilectos: Galdós, Quevedo, Cervantes, entre otros.

Cuando dejó la ciudad para regresar a España seleccionó para Carolyn Richmond los libros que quería entregarle como un tesoro y los que pensaba que le serían útiles en su profesión académica. En diciembre de 2012 esos libros _-la biblioteca de Ayala en Nueva York-_ han llegado a Granada para quedarse en su Fundación, gracias a la generosidad de Carolyn Richmond y a la colaboración de la Obra Social de Caja Granada. Estos libros se añaden a los que el escritor conservaba en Madrid, que llegaron a la Fundación en 2010.

La biblioteca consta de unos 2.500 volúmenes, muchos de ellos dedicados por sus autores, que están pendientes de ser inventariados y catalogados; algunas decenas de ejemplares necesitan además ser restaurados para recuperarlos del deterioro sufrido por el uso y el tiempo.

En una vitrina de la Fundación se exponen algunos ejemplares como muestra de los fondos y su relación con el trabajo intelectual de Ayala. Así, la edición de 'Norte de príncipes' de Antonio Pérez (Madrid: Imprenta de Don Pedro Marín, 1788), que Ayala debió utilizar para preparar la que publicó y prologó en 'Americalee' (Buenos Aires, 1943); o la edición de 'Don Quijote de la Mancha' cuidada por Astrana Marín con motivo del IV Centenario del Nacimiento de Cervantes (Madrid: Editorial Castilla) junto al número monográfico que 'Realidad. Revista de ideas', fundada por Ayala, publicó con la misma ocasión en Buenos Aires en 1947. Como muestra de los numerosos libros dedicados por amigos y colegas a Ayala se ha tomado 'Holy Smoke', de Cabrera Infante (Nueva York: Harper&Row, 1986), del que se conserva el original de un artículo escrito por Ayala.

Destacan dos importantes volúmenes: un diccionario y un atlas, que representan dos facetas íntimamente relacionadas en la personalidad intelectual de Ayala: su dedicación a la creación poética ("La patria de un escritor es su lengua") y su decisión de prescindir de los nacionalismos, que tantos perjuicios ocasionan a la humanidad, mediante la concepción de la vida como un viaje permanente. Los dos volúmenes son la cuarta edición del Diccionario de la lengua castellana compuesto por la Real Academia Española (Madrid: Imprenta de la Viuda de don Joaquín Ibarra, 1803) y la tercera edición revisada del Atlas of the World (Washington DC: Nacional Geographic Society, 1970).

Se han recibido también libros que faltaban en la Fundación y contienen textos de Francisco Ayala, como, entre otros, 'Short Stories of Latin American', editado por Arturo Torres-Rioseco (Nueva York: Las Americas Publishing Company, 1963) y 'En busca de España', editado por Frank Paul Casa (Nueva York: Harcourt, Brace&World, 1968).

Con motivo de la presentación de la biblioteca se ha editado un vídeo que se puede ver a través de la página web de la Fundación (www.ffayala.es), con unas declaraciones de Pedro Yanes, que fue librero de Las Américas y buen amigo, además de discípulo, de Francisco Ayala.

(EuropaPress)

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel