AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 02/10/14 - 00: 59 h

política económica

Éste es el Plan de Choque con el que el Gobierno pretende reducir el paro juvenil

Bruno Pérez / Ruth Ugalde

miércoles, 30/01/13 - 06:00

[ ]
  • El Ejecutivo baraja crear un curso pasarela para que los jóvenes parados sin estudios secundarios puedan obtener el certificado ESO.
  • También estudia facilitar la financiación de los proyectos emprendedores a través de las Sociedades de Garantía Recíproca.
Imagen de una protesta en Barcelona contra el paro juvenil.

Es muy posible que el 55,13% de tasa de paro juvenil que ha reflejado la última Encuesta de Población Activa sea el dato más dramático dentro del abanico de cifras inquietantes que ofrece el mercado laboral español. Dentro de la Unión Europea, sólo Grecia, que soporta una tasa del 57,6%, ofrece peores perspectivas de futuro a sus jóvenes.

El dato no sólo subraya la penosa realidad de que apenas uno de cada dos menores de 25 años que quiere trabajar en la España de 2012 puede hacerlo, sino que está teniendo demoledores daños colaterales: la fuga de talento (200 españoles, en su mayoría con formación universitaria, abandonan el país cada día en busca de un trabajo) y la pérdida de ilusión (135.000 jóvenes dejaron de buscar activamente un empleo durante el año pasado).

El Gobierno trabaja desde el pasado mes de noviembre con sindicatos y empresarios en definir una Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven que verá la luz en las próximas semanas.

El arma más contundente de la Estrategia para combatir el problema de España con el desempleo juvenil es un Plan de Choque, con una decena de medidas orientadas en tres direcciones: mejora de la empleabilidad, fomento del autoempleo y nuevas fórmulas de contratación.

lainformacion.com ha tenido acceso a las iniciativas más relevantes del mismo. Son éstas:

- Tarifa plana de 50 euros para jóvenes autónomos. La medida que el Gobierno ha elegido como bandera de su Plan de Choque. Su objetivo es suavizar las barreras de entrada al autoempleo, la principal de las cuales es tener que abonar 228 euros mensuales nada más darte del alta en el Régimen de Autónomos, antes incluso de saber cuál será tu rango de ingresos. La medida permitirá reducir ese coste de acceso a 50 euros durante los primeros seis de actividad.

- Compatibilizar paro y empleo autónomo. Otra de las acciones que están sobre la mesa de negociación, y con muchas posibilidades de ser aprobada, es reconocer la posibilidad de compatibilizar durante seis meses el cobro del desempleo con el inicio de una actividad como autónomo. Se trataría de hacer perder el miedo a quedarse sin ingresos a los jóvenes emprendedores que quieren poner en marcha una idea de negocio. De hecho, en el caso de que ésta no resultara podrían volver a cobrar lo que les restara de prestación.

- Más opciones para capitalizar el desempleo. Actualmente, se puede capitalizar toda la prestación por desempleo a la que se tiene derecho, cuando se cumplen determinados supuestos dirigidos a jóvenes, siempre y cuando ese dinero se destine a poner en marcha un negocio como autónomo o dentro de una cooperativa. Empleo estudia ampliarlo también a las sociedades limitadas, aunque podría limitarlo a un número muy reducido de socios (en torno a tres) y de capital social.

- Cinco años en los que se podrá volver a cobrar el paro. La regulación laboral actual establece un plazo de dos años para que aquellas personas en situación de desempleo que decidieron en su día probar suerte como autónomos puedan reanudar el cobro de la prestación. Superado ese plazo, perderían su derecho a cobrar el paro, de modo que si se quedaran sin trabajo no tendrían cobertura alguna. Empleo teme que esa restricción haga que muchos autónomos dejen su actividad para no perder esos derechos adquiridos. Por ello, plantea ampliar ese plazo a cinco años.

- Mejora de la financiación a emprendedores. La cartera que dirige Fátima Báñez también está analizando activar fórmulas para financiar a los jóvenes el arranque de sus negocios a través de las sociedades de garantía recíproca. No obstante, también se ha puesto sobre la mesa de negociaciones la posibilidad de conceder minicréditos, inferiores a 20.000 euros, con dinero procedente de las Líneas ICO.

- Facilitar el título de ESO a los jóvenes parados sin estudios secundarios. El Gobierno se plantea poner en marcha un plan especial similar al activado en Extremadura para facilitar la obtención del título de la ESO a los jóvenes que en su día aparcaron los estudios para ponerse a trabajar, casi siempre en el sector de la construcción. Extremadura puso en marcha el pasado mes de noviembre un plan especial de formación para jóvenes sin estudios de entre 18 y 25 años, con el objetivo de proporcionarles el título de graduado en ESO previa superación de un curso de 35 semanas, a razón de 18 horas semanales de clase, en diversas materias. Los que lo lograran no sólo conseguirían el título de Educación Secundaria sino también una beca o ayuda pública de 1.000 euros en concepto de incentivo.

- Programa de Formación Profesional para menores de 30 años. Un clásico que vuelve a aparecer en un plan de empleo. Los Servicios Públicos de Empleo ofrecerán a los parados jóvenes un plan formativo específico que incluirá acciones formativas con compromiso de contratación y acciones orientadas a la obtención de certificados de profesionalidad.

- Portal Único de Empleo. Otra vieja aspiración nunca alcanzada: unificar en un solo portal y en una sola base de datos las ofertas de trabajo que manejan los 17 sistemas regionales de empleo para optimizar la conexión entre la oferta de puestos de trabajo y las demandas de los desempleados, independientemente de dónde éstos residan.

- Bonificación del contrato a tiempo parcial con vinculación formativa para menores de 30 años. El objetivo es mejorar las posibilidad de contratación de los jóvenes sin experiencia laboral o que la tengan en otros sectores. Tendría sus requisitos. El primero es que debería permitir compatibilizar el empleo con una formación acreditada, ya sea a través de los Servicios Públicos de Empleo o de otros programas formativos en idiomas y nuevas tecnologías de la información. Por ello, la jornada laboral no podrá exceder el 50% de la jornada ordinaria a tiempo completo. El incentivo para las empresas es que verían reducida la cuota empresarial a la Seguridad Social durante un año, en función del número de trabajadores de la empresa

‐ Contrato de primer empleo.
Incentivará la contratación eventual por parte de las empresas de menores de 30 años sin experiencia profesional con el estímulo de recibir una bonificación en los casos en que esos contratos se conviertan en fijos. También tiene sus requisitos. La jornada deberá ser a tiempo completo o al menos el 75% de la jornada a
tiempo completo.

‐ Contrato en prácticas para el primer empleo.
Su naturaleza sería idéntica a la del controvertido contrato en prácticas aprobado en 2010, así que permitiría contratar a una persona por un periodo no inferior a seis meses, pero con un sueldo que puede llegar a ser de hasta el 60% del establecido en convenio para la función realizada. La novedad es que se ampliaría a los menores de 30 años eliminando el límite de que no hayan pasado más de cinco años desde la finalización de sus estudios.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel