AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 30/09/14 - 18: 15 h

presupuestos

Hacienda oculta a sus propios inspectores toda la información sobre la amnistía fiscal

Bruno Pérez

lunes, 29/10/12 - 06:00

[ ]
  • Bloquea el acceso de los profesionales del Departamento de Inspección a la información fiscal incluida en las regularizaciones en una decisión sin precedentes.
  • La Agencia Tributaria no les permitirá manejar estos expedientes hasta que termine el proceso el próximo 30 de noviembre.

 

La directora general de la Agencia Tributaria, Beatriz Viana.

El Gobierno está haciendo todo lo posible por garantizar un marco confortable a los potenciales beneficarios de la amnistía fiscal.

El Ministerio de Hacienda no ha dudado en retocar la legislación, hasta en tres ocasiones, para acomodarla a las demandas que le han ido trasladando los asesores de los contribuyentes. E incluso la Dirección General de Tributos ha emitido dos informes aclarando de motu propio hasta una treintena de eventuales casos prácticos para que no les quede resquicio alguno a la duda.

Con todo, es otra la decisión que más ampollas está levantando entre los trabajadores del fisco.

La Agencia Tributaria ha decidido bloquear el acceso de los inspectores de Hacienda a toda la información relacionada con la amnistía fiscal en tanto no finalice el proceso de recepción de regularizaciones el próximo 30 de noviembre, según han confirmado a lainformacion.com hasta tres fuentes conocedoras de la situación.

A efectos prácticos, esto significa que la información proporcionada en estas declaraciones especiales no figurará en los perfiles tributarios de los contribuyentes mientras el proceso continúe abierto y que los inspectores no podrán consultar esos datos en el trancurso de sus fiscalizaciones cotidianas aunque así lo necesitaran.

La Agencia únicamente ha planteado excepciones puntuales a este apagón informativo general. Sólo los máximos responsables funcionales del Departamento de Inspección y los delegados territoriales de los lugares en que se hayan formalizado declaraciones especiales podrán acceder a esa información, que permanecerá oculta para el resto de profesionales de la Inspección.

Según las fuentes consultadas se trata de un hecho sin precedentes en la operativa de la Agencia Tributaria, en la que el acceso rápido y eficaz a la información fiscal de los contribuyentes "es un aspecto clave", comentan, "en nuestro trabajo cotidiano".

La sociedad suele dibujar a los inspectores de Hacienda como los hombres de negro de la Administración Pública. Tipos implacables, de aspecto severo, capaces de detectar irregularidades en la declaración tributaria más rigurosa.

Basta una charla con alguno de ellos (a ser posible no relacionada con una controversia tributaria) para darse cuenta de que se trata de servidores públicos, que, eso sí, tienen una singular obsesión por el acceso a la información en el ejercicio de su trabajo.

¿Exageración? Valoren ustedes mismos. Éste fragmento está extraído de un informe de la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado: "Tiende a pensarse que el elemento clave en la gestión de cualquier sistema tributario es el dinero, pero, no es cierto, la cuestión básica es la disponibilidad de información".

No cuesta imaginarse, pues, cuál es el estado de ánimo actual del colectivo después de que la Agencia Tributaria haya decidido cerrar a cal y canto el acceso de los inspectores de Hacienda a la información relacionada con la amnistía fiscal.

"Es incomprensible", coinciden las fuentes consultadas por este medio. Admiten que esta restricción no tiene por qué afectar a la operatividad de su trabajo diario en las investigaciones en que trabajan, pero advierten de que si en algún caso llegara a hacerlo constituiría un obstáculo inasumible.

La decisión de la Agencia Tributaria ha disparado las especulaciones sobre los motivos que la justifican. La teoría más extendida entre los empleados del organismo fiscal apunta a que Hacienda teme que la eventual filtración de un nombre a la prensa ahuyente a los contribuyentes que le han manifestado ya su intención de regularizar, y condenen al fiasco su controvertida decisión de hacer una amnistía fiscal.

Hay que recordar que durante los dos primeros meses del año el proceso de regularización apenas recaudó 50 de los 2.500 millones de euros previstos. Un dato que tras trascender a la opinión pública desencadenó la inmediata retirada de las estadísticas oficiales de los datos de recaudación de la amnistía fiscal.

El Ministerio de Hacienda aún confía en recaudar los 2.500 millones de euros previstos porque considera que en los últimos días habrá una oleada masiva de regularizaciones fiscales.

Temas

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel