AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 29/07/14 - 23: 20 h

productos farmacéuticos

Los ciudadanos ya pueden notificar las reacciones adversas a fármacos en el sistema 'on line' de la AEMPS

lainformacion.com

miércoles, 23/01/13 - 14:11

[ ]
Los ciudadanos de Baleares pueden desde el pasado 15 de enero notificar las reacciones adversas a los medicamentos a través de la página web 'www.notificaRAM.es', lo cual permite mejorar la seguridad del paciente reforzando las actividades de farmacovigilancia.
Los ciudadanos ya pueden notificar las reacciones adversas a fármacos en el sistema 'on line' de la AEMPS

PALMA DE MALLORCA, 23 (EUROPA PRESS)

Los ciudadanos de Baleares pueden desde el pasado 15 de enero notificar las reacciones adversas a los medicamentos a través de la página web 'www.notificaRAM.es', lo cual permite mejorar la seguridad del paciente reforzando las actividades de farmacovigilancia.

En una rueda de prensa, el director general de Gestión Económica y Farmacia, César Vicente, ha informado de que su departamento se ha unido al servicio de notificación de reacciones adversas a medicamentos que ha puesto marcha la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) a través de la citada web.

Así, ha detallado que los ciudadanos pueden notificar de manera electrónica cualquier sospecha de reacción adversa a los medicamentos a través de esta web, para lo cual deben rellenar un formulario electrónico accesible en las diferentes lenguas oficiales y con enlaces a textos explicativos, que permite notificar cualquier respuesta nociva y no intencionada a un medicamento, errores de medicación y usos al margen de los términos de la autorización de comercialización (usos equivocados, sobredosis o abusos).

Una vez rellenado el formulario, ha explicado que se envía directamente al Centro de Farmacovigilancia de las Islas Baleares para que lo evalúe.

Hasta ahora, según ha recordado Vicente, sólo los profesionales sanitarios y los laboratorios farmacéuticos podían notificar reacciones adversas a medicamentos.

No obstante, ha precisado que estas notificaciones no se deben considerar un mecanismo de denuncia ni sustituyen la consulta con el médico sobre las posibles reacciones adversas que pueden aparecer durante el tratamiento.

Por otro lado, el director general de Gestión Económica y Farmacia ha recordado que las reacciones adversas a los medicamentos disminuyen significativamente la calidad de vida, aumentan el número y la duración de los ingresos hospitalarios y también la mortalidad.

Asimismo, ha apuntado que la seguridad de los medicamentos se continúa evaluando durante toda su vida, de forma que las notificaciones de reacciones adversas ayudan a conocer mejor el medicamento, lo cual "contribuirá a que se utilicen de manera segura".

Por tanto, ha recalcado que las actividades de farmacovigilancia, seguimiento y evaluación de la seguridad de los fármacos y la difusión eficaz de los conocimientos en este campo- es, por lo tanto, una actividad vital que contribuye al bienestar del paciente y a la mejora de la salud pública.

Vicente ha recordado que el Centro de Farmacovigilancia de las Islas Baleares es una unidad técnica de vigilancia farmacológica y de información sobre la seguridad de los medicamentos y productos sanitarios en el ámbito territorial de las Islas Baleares adscrito a la Dirección general de Gestión Económica y Farmacia.

En este sentido, ha revelado que el Centro recibe a través de la web las alertas que han enviado los ciudadanos sobre posibles reacciones adversas a medicamentos y evalúa las notificaciones sospechosas, de forma que una vez evaluadas, se transmiten a la base de datos FEDRA, a la cual llegan todas las notificaciones de las Comunidades Autónomas.

Según ha explicado, la información recibida por esta vía la evalúan técnicos especializados que la ubican en el contexto de otros datos provenientes de estudios clínicos, datos publicados en la literatura médica u otros casos recogidos a través de las notificaciones realizadas en otros países. "Todo esto permite identificar posibles reacciones adversas nuevas a los medicamentos", ha subrayado.

Con todos estos datos, Vicente ha indicado que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, en coordinación con la red agencias europeas del medicamento, establece las acciones reguladoras sobre los medicamentos, de forma que se garantice que se utilicen en unas condiciones en las cuales los beneficios que aportan superen los posibles riesgos. Asimismo, ha agregado que el Centro de Farmacovigilancia difunde de manera telemática toda la información nueva.

(EuropaPress)

Destacamos

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel