AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Lunes, 03/08/15 - 23:29 h

Ibercaja colabora en la restauración de la Parroquia de la Cartuja Baja con 200.000 euros

EUROPA PRESS

Jueves, 20 de diciembre del 2012 - 14:49

Lee el artículo completo en: 20 Minutos - Zaragoza

[ 0 ]
EUROPA PRESS La Obra Social de Ibercaja colabora con el Arzobispado de Zaragoza en su proyecto de restauración integral del templo parroquial de La Cartuja Baja. La entidad de ahorro aporta 200.000 euros para esta iniciativa, que permitirá la apertura definitiva de esta iglesia a sus fines religiosos, sociales y culturales. La Obra Social de Ibercaja colabora con el Arzobispado de Zaragoza en su proyecto de restauración integral del templo parroquial de La Cartuja Baja. La entidad de ahorro aporta 200.000 euros para esta iniciativa, que permitirá la apertura definitiva de esta iglesia a sus fines religiosos, sociales y culturales.Ampliar foto Así lo han rubricado este jueves, en la propia parroquia del barrio rural zaragozano, el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, y la directora de la Obra Social de Ibercaja, Teresa Fernández, en un acto en el que han estado acompañados por el párroco de la Iglesia de La Cartuja Baja, William de Jesús Otálvaro; el arquitecto de la obra, Teodoro Ríos Solá; el secretario del arzobispo, José Montoya, y el ecónomo diocesano, Ernesto Meléndez. La aportación económica de Ibercaja se destinará al proyecto de rehabilitación completa que se está realizando en la Iglesia de la Cartuja de la Inmaculada Concepción de Zaragoza, una actuación necesaria para su conservación, ya que su estado anterior ponía en grave riesgo un importante exponente del barroco aragonés. En concreto, el objetivo principal de esta intervención ha sido adecuar el edificio para su uso como parroquia del barrio, cerrada al público desde 1990, y para ello se han realizado la soluciones más idóneas para la recuperación de la funcionalidad del templo y de sus tesoros artísticos. El trabajo se ha acometido en tres etapas diferentes y ha contemplado desde los trabajos preliminares, ensayos y excavaciones, a los trabajos de albañilería y restauración de fábricas y pavimento, para finalizar con la restauración de las pinturas murales y la ejecución de las instalaciones más adecuadas de calefacción e iluminación del templo. Conservación y patrimonio En el transcurso de la firma, Teresa Fernández ha destacado la importancia del apoyo que la Obra Social de la Entidad presta a la conservación y puesta en valor del patrimonio, y ha mencionado la especial vinculación que desde hace años une a Ibercaja con el arzobispado de Zaragoza, con el que colabora en diferentes actividades de carácter social, y también, de conservación y puesta en valor del patrimonio aragonés. "Seguimos trabajando como siempre en proteger el patrimonio y una de las líneas que hemos mantenido en Ibercaja toda la vida es esa recuperación de patrimonio que tenemos en Aragón", ha señalado Fernández. Asimismo, ha asegurado que esta forma de actuar les ha acercado "mucho" a la Iglesia. Además, ha añadido que "hay que felicitar a los vecinos de La Cartuja porque recuperar esta joya enorgullece". En este ámbito destacan, entre otros, los convenios dirigidos a la restauración del patrimonio eclesiástico del Bajo Aragón turolense, la colaboración en la restauración de las fachadas de la Basílica Catedral Nuestra Señora del Pilar y la rehabilitación del Museo Diocesano. COMPROMISO El arzobispo de Zaragoza, notablemente emocionado, ha agradecido la contribución de Ibercaja a esta restauración, así como su compromiso con el patrimonio. Asimismo, se ha congratulado de que la Iglesia de la Cartuja esté recuperando su pasado esplendor y vuelva a acoger el culto del barrio de La Cartuja y otras actividades diocesanas. Manuel Ureña ha recordado que antes de la restauración las ceremonias religiosas se han realizado en La Cartuja Baja de una forma "un poco surrealista", ya que se llevaban a cabo "dentro de un antiguo cine de los años 50". El arzobispo ha indicado que está situación y el estado en el que se encontraba la Parroquia de la localidad le llegó "al alma", por lo que empezó a realizar "gestiones" para poder llevar a cabo la reforma con Caja Inmaculada, con el Gobierno de Aragón y con Ibercaja, "todos me respondieron que colaborarían, como así ha sido". La Parroquia ya se encuentra abierta, pero todavía no se ha terminado de pagar la reforma, ha indicado Ureña para detallar que "debemos dos millones de euros todavía porque todo ha costado unos cinco millones de euros". No obstante, ha indicado que la empresa Acciona se ha portado "notablemente bien, porque nos ha dado tiempo para satisfacer la deuda". "una maravilla" El alcalde de La Cartuja Baja, José Ramón García, ha subrayado que el estado en el que ha quedado La Cartuja es "una maravilla". También ha mencionado que está "muy agradecido a la labor que ha realizado todo el que ha colaborado en esta parroquia". Por su parte, el párroco de la Iglesia de La Cartuja Baja, William de Jesús Otálvaro, ha recalcado que "la reforma ha dado un nuevo impulso a los sentimientos creyentes de la zona y ha dado vida al barrio". Esta colaboración forma parte de la línea de trabajo de la Obra Social de Ibercaja, que tiene entre sus fines contribuir a la restauración y a la promoción del patrimonio en todo su ámbito de actuación, participando en sus proyectos, así como en el desarrollo de los territorios donde actúa.

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter