AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Domingo, 14/02/16 - 02:45 h

Economía, negocios y finanzas

Samsung contra Samsung: ¿se resentirán las ventas de Android tras su apuesta por Windows?

David G. Ortiz

Viernes, 31 de agosto del 2012 - 06:00

[ 0 ]

Tras perder una importante batalla contra Apple en los tribunales, Samsung se parte en dos en busca de la supervivencia. De un lado, los ATIV, el ejército de terminales con Windows 8 que los coreanos acaban de presentar en la IFA de Berlín.  Del otro, los Android, la raza más poderosa de 'smartphones', que nunca consiguió conquistar el mercado de tabletas. Samsung contra Samsung. La guerra civil ha comenzado.

  • ¿La guerra de las galaxias?
    ¿La guerra de las galaxias?
    Dos universos enfrentados. Tras perder una importante batalla contra Apple en los tribunales, el imperio Samsung se parte en dos en busca de su supervivencia. Por un lado, el ejército de terminales con Windows 8 que los coreanos acaban de presentar en la IFA de Berlín. Prometedores y con futuro, pero todavía desconocidos para el gran público. Por el otro, los Android, la raza más poderosa de 'smartphones', que nunca consiguió conquistar el mercado de tabletas.   Samsung contra Samsung. La guerra civil ha comenzado.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Los móviles: Samsung Galaxy S3 vs Samsung ATIV S
    Los móviles: Samsung Galaxy S3 vs Samsung ATIV S
    El heredero del trono de los 'smartphones' tendrá enfrente el primer modelo con Windows 8 de la firma coreana. Una apuesta verdaderamente arriesgada, sobre todo después del moderado (por no decir escaso) éxito de los dispositivos Lumia de Nokia y con el listón tan alto como lo han dejado las anteriores versiones de Galaxy S con Android en sus venas.   Samsung es el fabricante líder del mercado de teléfonos inteligentes con un 32,6% de cuota de mercado, por encima del 16,9% de Apple y el 6,6% de Nokia, según datos de IDC. Y eso se lo debe, de momento, al robot verde. ¿Tendrán el mismo tirón los móviles con Windows?

    Ver imagen en tamaño completo

  • Las tablets: Samsung Galaxy Note 10.1 vs. Samsung ATIV Tab
    Las tablets: Samsung Galaxy Note 10.1 vs. Samsung ATIV Tab
    Aquí sucede todo lo contrario que en los móviles. Samsung no ha logrado imponerse en el mercado de las tabletas con sus modelos basados en Android. El iPad domina con contundencia con un 62,2% del mercado, muy por encima del modesto 9,6% del fabricante coreano, según datos de IDC.   Precisamente en pantalla grande es donde más sentido parece cobrar la opción de Windows, con todos los programas que conocemos (e incluso amamos) del sistema operativo de escritorio. La suite Microsoft Office, por ejemplo, resulta más atractiva para los propietarios de tablets, que tienen  pantallas y teclados (virtuales o acoplables) más grandes que los del teléfono inteligente.   En ese mercado la tablet ATIV tendrá que competir con dos androides recientemente  anunciados por la propia firma coreana: el Galaxy Tab 2 10.1 y el Galaxy Note 10.1.  Otro mercado distinto es ya el de la Galaxy Tab 2 7.0, la pequeña androide de la familia, que tendrá que competir con los dispositivos de 7 pulgadas de la competencia. De momento, Samsung no le ha dado un 'hermanito' con Windows 8, pero ya tendrá trabajo suficiente tratando de desbancar a la Nexus 7 de Google y un posible iPad Mini.

    Ver imagen en tamaño completo

  • Los híbridos: Samsung Galaxy Note 2 vs. Samsung ATIV Smart PC
    Los híbridos: Samsung Galaxy Note 2 vs. Samsung ATIV Smart PC
    Una de las principales líneas de trabajo de Samsung desde que comenzó la 'guerra de patentes' ha sido la 'hibridación' de dispositivos, una forma de desmarcarse de las acusaciones de plagio y apostar por la originalidad. El primer terminal de este tipo fue el Galaxy Note original, que introdujo en el mercado el concepto de 'phablet', mitad teléfono, mitad tableta. Precisamente acaba de presentar en la IFA de Berlín su sucesor, el Galaxy Note 2. ¿Logrará la misma acogida?   Tal vez para proteger las ventas de uno de sus dispositivos más exitosos, Samsung ha preferido no desarrollar una versión Windows del modelo Note. No obstante, a la serie ATIV no le falta su propio híbrido, más en la línea de la Surface de Microsoft. Los Smart PC, tanto en su versión sencilla como en la Pro, aúnan lo mejor de una tableta y un netbook, abriendo las miras de Samsung a un mercado joven todavía sin un claro dominador.

    Ver imagen en tamaño completo

Para muchos, se confirman las sospechas. La sonadísima derrota judicial de Samsung por parte de Apple activó todas las alertas. La originalidad de Android está en tela de juicio, a pesar de las palabras de Google, que se apresuró a conjurar todos los temores al afirmar que la mayoría de las patentes que se consideran violadas no forman parte del “corazón” de su sistema operativo.

Para algunos es la crónica de la muerte anunciada y el robot verde tiene los días contados. Para otros, no es más que un revés sin importancia, del que Android se repondrá en cuanto el éxito de los lanzamientos para otoño borre el fiasco del juicio de la frágil memoria de los usuarios. Lo que está claro es que en este río revuelto hay un pescador sacando ganancias.

Microsoft y su prometedor sistema operativo Windows 8 se presentan como la gran alternativa de futuro para los fabricantes de dispositivos móviles. Su irrupción en el mercado está siendo lenta, pero segura. Primero firmó un acuerdo con Nokia, que ha sido la vanguardia de la implantación de este ecosistema con los Lumia, pero se ha mostrado incapaz de generar el entusiasmo en el consumidor que se requiere en un proyecto de esta magnitud.

Después los de Redmond se lanzaron a fabricar su propio hardware, anunciando a bombo y platillo 'Surface', un híbrido de tableta y 'netbook' que atrajo algo más de atención sobre las intenciones del gigante estadounidense. Pero la familia Windows 8 todavía necesitaba otras dos cosas: un líder carismático y trabajo en equipo. Lo primero ya lo tiene. La gama ATIV de Samsung podría ser el revulsivo que, como sucedió con Android y la serie Galaxy, ponga el sistema operativo de Microsoft en el mapa mental de los consumidores.

A partir de ahí, lo demás debería llegar solo. El resto de socios de Google comenzarán a lanzar terminales con Windows en sus venas y la tecnología se moverá hacia un futuro híbrido, dominado por dispositivos con arranque dual (capaces de ejecutar tanto el sistema operativo de Microsoft como el de Google). Pero eso es dar muchas cosas por hecho, entre ellas que Android no sabrá reinventarse tras el varapalo judicial y que Windows 8 será un éxito de ventas. Y de momento ninguna de las dos cosas ha sucedido.

Android contra Windows, Google contra Microsoft y Samsung contra Samsung. Habrá que ver si de esta batalla sale un vencedor (o una coalición) con fuerza suficiente para combatir a Apple o, por el contrario, ambos ecosistemas pierden posiciones en favor de los terminales con iOS. Tendrán que mimar más que nunca su política de alianzas. La diplomacia, los juzgados y el mercado son los tres frentes que decantarán la guerra de la 'era postpecé'.

Únete a nuestros seguidores

Recibe nuestro boletín

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter