Seis gigantes financieros acusados de manipular los préstamos de todo el mundo para ganar más dinero


Sede de UBS

Sede de UBS Getty Images

La autoridad reguladora del mercado canadiense ha destapado la última gran conspiración financiera en la que podrían estar implicados trabajadores de seis de las entidades más grandes de todo el mundo –Citigroup, Deutsche Bank, HSBC, JPMorgan, Royal Bank of Scotland y UBS–, que
habrían alterado el devenir del mercado de préstamos interbancarios en su propio beneficio. El 'modus operandi' de los bróker implicados en la presunta trama consistía en ponerse de acuerdo para manejar a su antojo el índice Libor –el Euribor británico, es decir, el tipo de interés al cual las entidades financieras piden prestado fondos en el mercado interbancario de Londres y que se utiliza como referencia en préstamos personales a personas y países–, para maximizar sus beneficios según su posición en los mercados. En la demanda presentada por la Comisión del Mercado de Valores canadiense, los gestores de un banco que no se identifica en el texto habrían confirmado que "podían empujar hacia arriba o hacia abajo los tipos de interés de manera artificial".El diario económico 'Wall Street Journal' asegura que el banco suizo UBS ha actuado como 'garganta profunda' con las autoridades bancarias canadienses apoyado en un acuerdo de cooperación que le garantizaría cierta inmunidad de cara al futuro proceso judicial. Sin embargo, como recoge la agencia de noticias Reuters, la entidad aún no ha confirmado ni desmentido su implicación en la trama ni su colaboración con los investigadores.El caso se encuentra en su fase in inicial y, de momento, no se han presentado cargos contra trabajador alguno de los seis bancos presuntamente implicados. A la vista de todosSegún se desprende de los documentos judiciales, los 'bróker' que participaban en la alteración exógena del índice de préstamos interbancarios no escondían demasiado su actividad, llegando a acuerdos sobre la cotización del Libor a través del correo electrónico o de mensajes de texto enviados a través de los servicios de mensajería instantánea de sus móviles personales.Además, aunque la demanda asegura que la mayoría de las maniobras para alterar el mercado tuvieron el efecto deseado, reconoce que "no todos los intentos por afectar al Libor tuvieron éxito".La Comisión del Mercado de Valores canadiense también investiga a las firmas de inversión londinenses ICAP PLC y RP Martin Holdings Ltd "por conspirar" con las entidades presuntamente implicadas en el escándalo, y considera que el fraude podría extenderse también a compañías que operan en otros mercados. Desde 2010 los investigadores vigilan el mercado de préstamos interbancarios ante la sospecha de que las entidades financieras modificaban los índices Libor (Londres) y Tibor (Tokio), utilizados como referencia para la concesión de billones de euros en préstamos, de acuerdo con sus intereses. De hecho, decenas de brókers que operaban en la capital británica o los mercados asiáticos han sido despedidos, suspendidos de empleo y sueldo o puestos en excedencia obligatoria por su presunta implicación en la trama, según publicó la semana pasada 'The Financial Times'.


¿Qué sucede si juntas 50 nacionalidades desarrollando un coche?