AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

viernes, 29/08/14 - 18: 03 h

servicios bancarios

Economía endurecerá los requisitos para ser consejero de las cajas que sobrevivan

lainformacion.com

lunes, 21/01/13 - 14:30

[ ]
  • El Gobierno ha dado hoy el pistoletazo de salida para que este año pueda entrar en vigor una nueva ley de cajas.
  • Entre las condiciones están que las entidades se conviertan en fundaciones antes de que acabe 2014, salvo Caixa Pollensa y Ontinyent, y que los consejeros tengan conocimientos y experiencia para ejercer sus funciones.
Las cajas deberán ser fundaciones a final de 2014, salvo Pollensa y Ontinyent

Agencias

El Gobierno ha dado hoy el pistoletazo de salida para que este año pueda entrar en vigor una nueva ley de cajas, que traerá consigo varias condiciones.

Entre ellas está hacer más estrictos los requisitos para ser consejero de una entidad financiera. Así, tanto los miembros del consejo de administración de la entidad, así como los de su matriz si tiene, han de ser personas de “reconocida honorabilidad comercial y profesional”, y “deberán poseer conocimientos y experiencia adecuados” para ejercer sus funciones.

La valoración de la idoneidad de los miembros del consejo de administración se producirá por la propia entidad y por el Banco de España en el momento en que se produzca la comunicación de nuevos nombramientos. Según Economía, el regulador tendrá un plazo máximo de 10 días para notificar su valoración.

Para realizar esa valoración deberá considerarse información como, por ejemplo, la trayectoria del consejero y la condena por la comisión de delitos dolosos y la sanción por la comisión de infracciones administrativas.

Deben convertirse en fundaciones

La norma también recoge que la obligación a todas estas entidades de convertirse en fundaciones bancarias antes de finales de 2014, con la excepción de Caixa Pollensa y Ontinyent.

Según han explicado fuentes del Ministerio de Economía, hoy se ha elevado a consulta pública la nueva regulación y, posteriormente, el texto se plasmará en un proyecto de ley que será remitido a las Cortes para su tramitación parlamentaria, con el objetivo de que entre en vigor a final de 2013 o principios de 2014.

Desde entonces y durante un plazo máximo de un año, lo que alargaría el proceso al menos hasta finales de 2014, las entidades tendrán que adaptarse al nuevo marco regulatorio que sólo permitirá que sobrevivan como cajas Pollensa y Ontinyent.

En el mismo periodo, el resto de cajas que trasladaron su negocio a un banco, tal es el caso de La Caixa, Unicaja, Ibercaja y la fusión de BBK, Kutxa y Caja Vital, deberán convertirse en fundaciones bancarias.

Además, la Cartera que dirige Luis de Guindos quiere endurecer los criterios para ser consejero en una entidad.

Deberán crear un fondo de reserva

Otra de las condiciones es que las cajas de ahorros que posean más de un 50% del banco al que dieron origen deberán presentar ante el Banco de España un plan financiero en el que especifiquen la manera en la que harán frente a las posibles necesidades de capital en que puedan incurrir y los criterios básicos de su estrategia de inversión en entidades financieras.

Además, deberán crear un fondo de reserva con el que hacer frente a las posibles necesidades de recursos propios de la entidad de crédito participada "que pudieran poner en peligro el cumplimiento de sus obligaciones en materia de solvencia".

En ella se indica que las fundaciones bancarias serán aquellas que mantengan una participación en la entidad de crédito que alcance, de forma directa o indirecta, al menos un 10% del capital o de los derechos de voto de la entidad, o que le permita nombrar o destituir algún miembro de su órgano de administración.

Las fundaciones bancarias que posean una participación igual o superior al 30% en una entidad de crédito o que les permita el control de la misma deberán de acordar un protocolo de gestión de la participación financiera y tendrán que presentar el plan financiero ante la institución que dirige Luis María Linde.

En el caso de que posean del 50% en adelante, tendrán que preparar el plan financiero, crear el fondo de reserva y, además, elaborar un plan de diversificación de inversiones y de gestión de riesgos "que deberá incluir el compromiso para que la inversión en activos emitidos por una misma contraparte no supere los porcentajes máximos sobre el patrimonio total que determine el Banco de España".

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel