AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

domingo, 28/12/14 - 19: 18 h

servicios bancarios

El Banco de España eleva a 6.340 millones el coste de liquidar el Banco de Valencia

lainformacion.com

miércoles, 26/12/12 - 20:30

[ ]
  • El Banco de España ha elevado a 6.340 millones de euros el coste que habría supuesto la liquidación del Banco de Valencia.
  • Economía consideró menos oneroso venderlo a CaixaBank por un euro, asumiendo el Estado un agujero de 4.500 millones y un EPA que oscilará entre 300 y 600 millones.
El FROB otorga a Bankia un valor negativo de 4.148 millones

El Banco de España ha elevado hoy a 6.340 millones de euros el coste que habría supuesto la liquidación del Banco de Valencia, que finalmente fue vendido a CaixaBank, entidad que se ha beneficiado de un Esquema de Protección de Activos (EPA) cuyo coste podría estar entre los 300 y los 600 millones.

En un comunicado, el Banco de España ha defendido que la adjudicación del Banco de Valencia a CaixaBank era la mejor opción y la más barata, ya que la situación en la que se encontraba la entidad no permitía contemplar su recapitalización para que así pudiera continuar como entidad independiente.

Y no era factible por la pérdida crónica de depósitos que sufría la entidad, por su situación "comprometida de liquidez", su "exceso de capacidad instalada", una previsión de cuentas de resultados "de marcada fragilidad" y por último, por la existencia de un patrimonio neto negativo de pérdidas acumuladas.

Todo lo anteriormente expuesto, junto con la pérdida de confianza de los ciudadanos, "no hacían posible la viabilidad del Banco de Valencia como entidad independiente a través de una inyección de capital del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Como consecuencia, las únicas alternativas posibles eran su liquidación o su venta.

En este sentido, el Banco de Valencia ha dicho que "la decisión de venta adoptada ha resultado menos costosa para el Estado que la liquidación" y "ha cumplido estrictamente con todos los requerimientos que impone la legislación vigente", ha subrayado el Banco de España, que ha añadido que además del ahorro de recursos públicos, la venta del banco "ha contribuido al mantenimiento de la estabilidad del conjunto del sistema financiero español".

En este sentido, ha insistido en que la decisión de venta frente a la de liquidación, "ha contribuido a reforzar la confianza de depositantes e inversores y evitó posibles impactos negativos de disponibilidad y coste de financiación para España y sus entidades financieras".

Por último, el Banco de España ha argumentado que la decisión de venta tuvo finalmente en cuenta la fuerte presencia, directa e indirecta, del Estado y del Eurosistema como acreedores de la entidad a través, entre otros elementos, de una línea de liquidez facilitada por el FROB a la entidad por 2.000 millones, además de una línea ICO para crédito de mediación de 1.099 millones de euros.

Además, el Estado había avalado emisiones realizadas por el Banco de Valencia por valor de 1.500 millones.

Y es que, en el caso de haber acudido a un proceso concursal, en el que se hubieran pagado los depósitos pero no la deuda senior, se habrían generado riesgos para la estabilidad del sistema financiero español, sin ningún efecto positivo para el erario público, ya que prácticamente la totalidad de la deuda senior (la privilegiada o prioritaria) del banco está en manos de organismos públicos.

La venta de Banco de Valencia se realizó tras un proceso competitivo en el que participaron tres entidades.

La oferta de CaixaBank consistía en la inyección por parte del FROB de 4.500 millones de capital en el Banco de Valencia, previa su venta por un euro.

Además, dicho plan incluía el aseguramiento del FROB de las pérdidas futuras de la cartera de crédito del banco no consideradas por Oliver Wyman en sus pruebas de estrés cuyo coste se estima entre 300 y 600 millones de euros.

Teniendo en cuenta la inyección de capital por parte del Estado, el coste de la EPA y los 1.000 millones que fueron aportados en mayo de 2012 por el FROB, el total de recursos públicos comprometidos en el Banco de Valencia se estima en torno a 6.000 millones.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel