AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

jueves, 25/12/14 - 23: 14 h

servicios bancarios

"Gracias al 15M, los políticos nos dimos cuenta de la gravedad de los desahucios"

Carlos Salas

sábado, 10/11/12 - 06:00

[ ]
  • Inmaculada Rodríguez Piñero es diputada del PSOE por Valencia y la encargada de buscar en una Comisión con el PP soluciones urgentes a los desahucios. 
  • Reconoce que el 15M y la Plataforma Anti Desahucios fueron los primeros en dar la voz de alarma.
El PSOE tilda de "vergüenza" las palabras de Báñez sobre la salida de la crisis


[Esta entrevista tuvo lugar 24 horas antes del suicidio de Amaia Egaña en Barakaldo a causa de un inminente desahucio. A pesar de ello, posteriormente se añadió esa pregunta, que aparece al final de la entrevista]

Inmaculada Rodríguez Piñero (Madrid, 1958) es miembro de la Ejecutiva Federal del Partido Socialista Obrero Español PSOE,  secretaria de Ordenación del Territorio y Vivienda, y también diputada por Valencia. Forma parte de la Comisión que estudia modificar las leyes sobre los desahucios. 

Ustedes han presentado una iniciativa parlamentaria contra los desahucios hace unas semanas. ¿Por qué tan tarde?

Nos faltó visión global e integral del proceso.

300.000 desahucios desde 2008: más de 500 al día. ¿Hizo algo el PSOE en tiempos de Zapatero?

Hicimos cosas, pero no fueron suficientes. La crisis te enseña qué es lo que tienes que cambiar. Las ineficiencias del modelo. Por eso, presentamos una proposición este año en el Congreso y vamos a pactar con el PP cambiar la ley rápidamente.

El 15M y la Plataforma Antidesahucio se adelantaron a los partidos denunciando las ejecuciones hace más de un año.

Es verdad. El 15M consiguió poner los desahucios en la agenda de los medios de comunicación, de la prensa y la televisión. Y entonces los políticos nos dimos cuenta de la gravedad de la situación.

Ahora PP y PSOE proponen cambiar con urgencia la Ley Hipotecaria. ¿Qué pretenden?

Evitar los desahucios, sobre todo en los casos de familias sobrevenidas, es decir, con serios problemas económicos o sociales. La clave es modificar el procedimiento judicial. Antes de que se ejecute un desahucio, debe haber una negociación con la asistencia de un notario y de un representante de una organización de consumidores. Al menos en los bancos que reciben ayudas públicas.

¿Cuánto puede dilatar eso el proceso?

Hasta tres meses. La idea es dar tiempo para llegar a un acuerdo entre el acreedor [banco o caja] y el propietario de la vivienda.

¿Y cambiar las condiciones?

Claro: plantear una demora de los intereses, o que los intereses de demora no sean abusivos, una quita de la parte de la deuda, negociar las cuotas, la dación en pago para liquidar la deuda…

¿Y si no hay acuerdo?

El proceso sigue: entonces el banco se queda la propiedad y se inicia la subasta pública. Nuestra propuesta es que el piso no se subaste por menos del 70% de su valor de compra. Eso significa que al venderse, al propietario le quedará menos por pagar. Antes era un abuso porque se subastaba por menos valor.

¿Hay otra solución?

Pactar con el acreedor un alquiler social. Es decir, que si lel deudor está en una situación sobrevenida (paro, enfermedad u otra causa extraordinaria) pueda seguir en el piso pagando muy poco de alquiler. Pero evitar el desahucio.

¿Habrá picaresca?

Hemos preparado esta ley para que no haya nada de picaresca.

Usted se ha referido a bancos intervenidos. ¿Y los otros?

Esta ley afecta a todos los bancos a los intervenidos y a los que no. Es una ley integral que equilibra la relación de fuerzas entre el hipotecado y la entidad financiera y plantea un abanico de soluciones para evitar los desahucios. Pero lógicamente, hay que ser aún más exigentes con los bancos que están recibiendo ayudas públicas.

¿Qué dicen los bancos?

Están preocupados porque los desahucios han echado abajo la imagen del sector financiero.

Muchos bancos echan la culpa a los clientes irresponsables.

Nada de eso. Quien tiene que aprobar un crédito es el banco. ¿Dónde estaban los análisis y los documentos del departamento de riesgos? Por eso, para mí tiene más responsabilidad en la crisis el banco que el cliente.

¿Van a meter mano a las sociedades de tasación? Son de los bancos y ponen el precio que les da la gana.

Vamos a obligar a los bancos y cajas a que vendan sus sociedades de tasación. Tienen que ser independientes. Y que el deudor elija la sociedad de tasación que quiera, no el banco.

¿Cuál es el objetivo final de su reforma?

Que la gente esté tranquila porque no va a perder su vivienda. Tienen que sosegarse.

¿Lo dice por las imágenes que estamos viendo en la televisión?

Hay dos cosas que producen terror en las familias: perder el techo y no tener alimentos. Tenemos que actuar contra eso y evitar las imágenes de ancianos y familias enteras desahuciadas y las de gente rebuscando comida en los contenedores.

¿Sintió frustración tras el suicidio de Amaia Egaña? En unas cuantas semanas contaremos con una nueva ley que lo podía haber evitado.

Sí. Frustración y tristeza. Esto no puede volver a pasar y tenemos que cambiarlo entre todos.

A pesar de la crisis, todavía no hay incendios en las calles. ¿Por qué?

Por ahora, está aguantando la red: la familia, el subsidio de desempleo, las pensiones… Pero eso se está acabando y por eso es tan importante mantener esas ayudas. Si no, este país se podría convertir en un polvorín social. La política de austeridad extrema nos puede conducir a eso.

 

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel