AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

viernes, 19/09/14 - 00: 29 h

servicios bancarios

"Los auditores de Bankia son unos sinvergüenzas"

Carlos Salas

lunes, 14/01/13 - 06:00

[ ]
  • José María Martínez lidera el mayor sindicato de banca de España.
  • Comfia-CCOO representa a 114.000 empleados de banca.
  • "Me parece obscena la recolocación de Rodrigo Rato en Telefónica".
  • "Si se reduce el empleo en 20.000 personas, habrá un oligopolio financiero"
José María Martínez, secretario de Comfia (CCOO)  -Foto: Javier Álvarez

José María Martínez representa a 114.000 afiliados al sector de la banca de Comisiones Obreras (Comfia). Es el más implantado en ese sector. El 20 de diciembre pasado, Martínez cumplió cinco años como secretario de esta organización. ¿Cuál ha sido el papel de este sindicato en la crisis? ¿Conocían de antemano lo que iba a pasar? ¿Qué opina de los directivos? ¿Y de los auditores?

¿Sabían ustedes en 2008 que la crisis era peor de lo que parecía?

Sí. Ya en el Congreso Confederal de 2004, Fidalgo [ex secretario general de CCOO] explicó lo que estaba pasando: burbuja inmobiliaria. Aunque no con esta intensidad.

¿Denunciaron ustedes que las cajas y los bancos estaban mal?

No. Realizamos advertencias públicas sobre las crecientes necesidades de capital, la expansión de algunas cajas, sobre todo medianas y pequeñas a lomos del mercado inmobiliario… Propusimos al Banco de España, concretamente al Sr. Viñals, subgobernador de entonces, un plan para elevar el nivel de formación de los representantes de los trabajadores en los consejos. Se realizó una sola vez durante 2008. Viñals se fue al FMI… ¡y este cuento se acabó!

¿Imaginó usted en octubre de 2008 que iban a desaparecer las cajas?

Casi nadie se lo hubiera creído.

Parece que los bancos han sabido hacerlo mejor que las cajas: tienen accionistas, y las cajas tienen políticos.

La Caixa, Ibercaja, BBK, Unicaja, Caja Murcia o Caja Asturias no tuvieron esos problemas. Muchos se reían del director de Caja Rioja porque no aprovechaba la oportunidad de negocio. Le decían: “¿Tú por qué sigues creciendo al 7% cuando todos estamos creciendo al 25%?”.

Pero también está Caja Castilla La Mancha, Caja Madrid, Bancaja...

Claro, hay una parte que se gestionó mal y otra bien. La 'zona cero' del sistema financiero español es la Comunidad Valenciana: Bancaja, Banco Valencia, CAM, Caja Rural del Mediterráneo… son las cuatro entidades grandes que desaparecen.

Una de ellas, presidida por el antiguo presidente de la Comunidad de Valencia.

José Luis Olivas fue también el consejero de Hacienda con Zaplana, que hizo una ley ad hoc: la Generalitat designaría a los representantes, sin especificar si se refieren al Ejecutivo o al Parlamento. Para tener manos libres. Es la comunidad autónoma donde peor ha sido la crisis, donde ha habido más confusión de intereses públicos y privados.

¿Recuerda algunos nombres de malos gestores?

José Luis Méndez, director de Caixa Galicia. Quería emitir cuotas participativas en 2008, pues creía que faltaba capital para financiar la rápida expansión. Tenía un hijo directivo en la Corporación Financiera de Caja Galicia (CXG), y otro hijo directivo en la Caja. La Corporación ha sido uno de los quebraderos de cabeza de Caixa Galicia, sobre todo por la política de inversiones ruinosas en Astroc, en la que hubo desinversiones sospechosas justo antes de su desplome, incluidas la de alguno de sus hijos. Méndez tenía el prestigio de haber sido un buen gestor, pero sin control del consejo, confundió el interés propio con el de la entidad. La única voz discordante era la de los representantes de CCOO que no aprobaron las políticas de retribuciones. Las cuotas finalmente no se emitieron.

¿Hubo más casos alarmantes?

Hubo varios: ahí están Roberto López en la CAM o Santos Llamas en Caja España. Pero también funcionaron algunos controles. Por ejemplo, en 2002 el Banco de España alertó a Carlos Egea, de Caja Murcia, de determinados riesgos inmobiliarios y así, a pesar de que estaba en el paraíso de Polaris World [el gran proyecto inmobiliario y urbanístico de Murcia], no le pilló. Pero sí al Popular, a la Kutxa… ¿Qué diablos pinta la Kutxa de Guipúzcoa en Murcia haciendo promociones inmobiliarias?

¿Y Rato en Bankia?

Finalmente se ha visto que no lo ha hecho bien. Pensaba que con su reputación, ya valía. Es verdad que él no es el responsable directo de la situación económica del grupo, porque los problemas venían de antes. A Caja Madrid se le fue de las manos la crisis de 2008 entre la Comunidad de Madrid y Blesa, porque Caja Madrid se distrajo de lo fundamental que era la morosidad del crédito promotor. Pero Rato es el ejecutivo responsable de la política de fusiones y de la salida a bolsa. Eso es lo que ahora se dilucida en los tribunales. Y con toda la presunción de inocencia, me parece obsceno el espectáculo de su “recolocación” en Telefónica.

¿Qué tal fue la gestión de Blesa?

Fue bien hasta 2004. Luego empezó la deriva hacia la Promoción (el crédito a Martinsa de mil millones), inversiones más que dudosas en Mexico (SuCasita) y en Miami (City National Bank)... Y con todo, la situación de Caja Madrid pienso que no era para que estuviera como está ahora.

¿Qué le parece Goirigolzarri, el nuevo presidente de Bankia?

Es un magnífico gestor. Lo tiene demostrado. Otra cosa es pueda hacer lo que quiere hacer porque quien “manda” es el FROB. Lo normal es que con la inyección de capital no haya problemas de solvencia, y con el traspaso de activos al Sareb, no haya problemas de liquidez. En teoría, podrían dar crédito solvente mañana mismo. Por otra parte es para lo que se tiene que emplear el dinero público, para que circule el crédito.

¿Y el cierre de oficinas de Bankia?

Él pensaba reducir entre 300 y 500 oficinas, pero le indican que tienen que ser 1.100. Unas 700 oficinas con potencial rentabilidad van a desaparecer de más, y con ellas en torno a 2.500 empleos, que nosotros estimamos necesarios. Reducir red y plantilla perjudica el negocio minorista y restringe las posibilidades de dotar de crédito a la economía.

¿Cómo ve el futuro de Bankia?

Con el ratio de capital y la liquidez, no necesitará recurrir a la ventanilla del BCE. Ya se está desendeudando y recomprando sus propias cédulas a porcentaje inferior a su valor nominal. Cuando el banco tenga  su dimensión correcta puede ser uno de los motores de la inversión, pero para ello no se la tiene que exprimir y reducir a una dimensión que la puede hacer inviable. De anorexia también se muere.

¿No le parece que Blesa ha salido muy bien parado?

Sí, ya decía él que cuando subiera la morosidad, crecería como un tiro. Por el crédito promotor.

Y al auditor Deloitte, ¿qué calificativos se le puede poner?

Me parecen unos sinvergüenzas absolutos. Bueno, hay que ver de dónde vienen estos de Deloitte. Fueron los mismos que hicieron lo de Enron. [Entonces llamada Arthur Andersen, esta firma auditó a la compañía americana Enron, que quebró y produjo un colapso financiero en 2001; Arthur Andersen fue cerrada por el gobierno de EEUU en 2002. Los empleados se integraron en Deloitte].

¿Por qué falló el control del auditor en Bankia?

En 2011, el auditor de Deloitte llevó unas transparencias a la comisión de auditoría. Pero no les advirtió de que había un problema. Los consejeros estaban tranquilos porque el director de auditoría interna no puso reparos. Y se aprobó el informe.

¿Por qué ustedes no se opusieron a la salida a Bolsa de Bankia?

Si nos hubiéramos opuesto, nos habríamos quedado “a gusto” y habríamos salvado la cara con el "yo ya lo dije”. Pero la alternativa era salir a Bolsa o la intervención. Los datos que ofrecían los gestores y avalaban tanto el supervisor, como los auditores y los bancos de negocio hacían impensable presumir los acontecimientos posteriores. Creíamos que las cajas, aunque residuales dentro de un banco, aun podrían realizar parte de su función social y el objetivo era garantizar la viabilidad, por lo que la capitalización era el camino. Ahora hay dos personas imputadas relacionadas con CCOO por el caso Bankia-BFA.

Eso ha deteriorado la imagen de los sindicatos

Nosotros, los sindicatos, formamos parte de la crisis, y el Estado que alumbramos en el 77 está haciendo crac. Vamos a un cambio de modelo porque estamos viviendo un “parteaguas” de la Historia. Las instituciones que se generaron en la Transición y los agentes que la llevaron a cabo están en crisis porque se los hace responsables de la gestión y gestación de la crisis misma… Pero CCOO tiene vocación de ser parte de la solución.

¿Han reflexionado ustedes sobre su papel como sindicato en este desastre financiero?

Sí: públicamente somos de los pocos que han asumido su parte de responsabilidad. Seguramente, en algunos sitios la política de costes se fue de las manos; pero hemos sido la única voz contra determinadas políticas, como los sistemas de incentivos a directivos. Estuvimos más pendientes de eso y de “conjurar” los riesgos de privatización que de controlar de cerca la gestión, sobre todo inmobiliaria. Los Consejos de administración no controlan al directivo, o muy poco.

¿Qué me dice de los despidos de la banca?

Todos esos días, las oficinas tienen que abrir sus puertas y convencer de que se quede a un cliente muy cabreado por las preferentes, por las acciones o las hipotecas. Los empleados que se queden están haciendo el esfuerzo: de reducción de salarios, de menos aportaciones a las pensiones, de retribuciones que no volverán. ¿Crees que la gente que lleva 35 o 40 años se debe ir con 20 días de indemnización?  Tú verás.  A una persona que trabaja de sol a sol, no le pidas que durante los próximos meses, intente convencer a un cliente de que no se lleve su pasivo a otro banco si su destino es un despido de ese tenor.

Ya, pero se están salvando con dinero público.

Es verdad que es dinero público. Pero en el Banco de Valencia se han metido 5.500 millones de dinero público, y el ERE de 300 personas ha costado 24 millones de euros.  Está claro que no hay que malgastar el dinero público, pero el Banco de Valencia va a tener que gestionar a sus clientes en los próximos 18 meses, y la gente que está allí, de los que el 50% pretenden que se vayan a la calle, ¿qué incentivos tienen para seguir allí? Dirán: “Despedidme cuando queráis”. Nosotros haremos todo lo posible por impedirlo.

¿Cuántos empleados de bancos y cajas serán despedidos?

Muchos menos de la barbaridad que se está comunicando de 20.000 añadidos a los casi 35.000 empleos que ya se han eliminado desde 2008. Ahora estamos en el nivel más bajo de los últimos 35 años, con 238.000 empleos; si se redujera en otros 20.000 se vería claramente cómo un oligopolio del mercado financiero va a provocar exclusión financiera y social. Hay mecanismos de mantenimiento de empleo reduciendo costes coyunturalmente como jornadas, salarios, suspensiones... o promoviendo actividades paralelas o complementarias.

La discusión oral por el pago de la deuda argentina termina sin decisión en Nueva York

La discusión oral por el pago de la deuda argentina termina sin decisión en Nueva York

Hace 9 minutos |

Nueva York, 18 sep (EFE).- La discusión oral que tuvo lugar hoy en la Corte de Apelaciones de Nueva York por el caso de la deuda Argentina y los fondos

Alibaba se estrena en la bolsa de Nueva York este viernes entre las dudas de los analistas

Alibaba se estrena en la bolsa de Nueva York este viernes entre las dudas de los analistas

18/09/2014 20:36 |

Los analistas advierten de que Internet está altamente regulado en China y que el tamaño de Alibaba puede ser el detonante de un mayor nivel de control. Se coloca entre las primera

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Economía

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel