AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

Miércoles, 02/09/15 - 12:33 h

Software

Las aplicaciones de Office 2013 no son aplicaciones de Windows 8: ¿por qué?

Manu Mateos

Jueves, 31 de enero del 2013 - 19:18

Lee el artículo completo en: Genbeta

[ 0 ]
Algo que sin duda nos ha llamado la atención de la última versión de Office, presentada hoy mismo (y que por supuesto hemos reseñado en dos partes), es que sus aplicaciones están diseñadas para funcionar en el escritorio clásico de Windows. Microsoft ha explicado, en declaraciones a Mashable, por qué es así. Las aplicaciones de Office, históricamente, no tenían interfaces gráficas diseñadas para pantallas táctiles (basta con mirar capturas de Office 2003 o 2007). La oportunidad de cambiar eso era justo Office 2013, y se ha hecho un trabajo espléndido para conseguir una interfaz más amigable a nuestros dedos sobre pantallas capacitivas. Aunque no era lo que esperábamos. En palabras de P.J. Hough a Mashable, "habría sido un error coger el Office que conocemos y hacer que simplemente funcionara en el entorno de Windows 8. Tarde o temprano habrá que reimaginar y rediseñar Office al completo". De hecho no cabe duda de que tarde o temprano acabarán por hacerlo y yo apuesto por 2014 como el año en el que veremos una suite ofimática para tabletas. Ya tarda en llegar, de hecho. Por otra parte, OneNote y Lync son ya aplicaciones integradas a la perfección con Windows 8, y de su desarrollo Microsoft ha debido aprender lo suficiente como para, en un futuro, poder desarrollar una suite ofimática para su nueva generación de sistemas operativos para tabletas y ordenadores, siguiendo su propio lenguaje de diseño y su propia guía de estilos. De todos modos, al margen de temas de interfaz, trabajo que habría que haber llevado a cabo para desarrollar la nueva versión y demás, se me ocurre una razón mucho más obvia por la cual es mejor que Office 2013 funcione en el escritorio clásico y esté formado por aplicaciones "de las de toda la vida". Si las aplicaciones de Office fueran aplicaciones de Windows 8, sólo podrían funcionar en Windows 8 y Windows RT, dejando fuera a la versión inmediatamente anterior. Y en Microsoft no pueden permitirse hacer que su última suite ofimática no funcione en Windows 7, máxime teniendo en cuenta que muchas empresas justo acaban de actualizar a ese sistema operativo. Más información | Mashable En Genbeta | Office 2013. A fondo (parte 1: interfaz gráfica, Word y Excel) (parte 2: PowerPoint, OneNote, Outlook y más)

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter