ÚLTIMA HORA Un tiroteo en Texas deja varias víctimas

La pasión por el fútbol en África es un balón hecho a mano por un niño


  • Jessica Hilltout retrata en `Amén´ el amor por el fútbol de los niños en África.

  • Su serie fotográfica muestra balones hechos a mano con calcetines viejos, bolsas de plástico o cuerdas, objetos que atestiguan que el fútbol es una necesidad en el continente.

Orlando

Orlando Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Barcelona

Barcelona Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Los pies de Carlos Ribeiro

Los pies de Carlos Ribeiro Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

El balón de Yarn (Mozambique)

El balón de Yarn (Mozambique) Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Vento Inha contra el Barcelona

Vento Inha contra el Barcelona Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Fan de Eto´o

Fan de Eto´o Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Balón de Nelito (Mozambique)

Balón de Nelito (Mozambique) Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Brasil

Brasil Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

El balón de Domingo (Mozambique)

El balón de Domingo (Mozambique) Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Portería en Accra

Portería en Accra Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Niño en Nhambonda

Niño en Nhambonda Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Los balones hechos a mano

Los balones hechos a mano Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Anokye Star F.C. (Ghana)

Anokye Star F.C. (Ghana) Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Balón gris, de Chicome

Balón gris, de Chicome Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Portería en Ouagadougou

Portería en Ouagadougou Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Dios y fútbol

Dios y fútbol Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Joao Gabriel (Mozambique)

Joao Gabriel (Mozambique) Fotos: Jessica Hilltout | `Serie Amén´

Mientras se celebraba el mundial de fútbol de Sudáfrica, la fotógrafa belga Jessica Hilltout y su padre pensaron en un proyecto, al margen de los grandes estadios y los mensajes publicitarios de los patrocinadores del acontecimiento deportivo. Así, pusieron el foco sobre un objeto, metáfora de una pasión.

Nació entonces Amén, una serie fotográfica y un libro que muestra los balones hechos a mano con los que los niños juegan en el continente africano, pequeñas joyas, elaboradas con calcetines viejos, bolsas de plástico o cuerdas, que atestiguasen de manera casi antropológica el amor por el fútbol.

"Queríamos demostrar que ese deporte existe todavía de una forma muy pura. En África, el fútbol no es sólo una pasión, es una necesidad, uno de los elementos esenciales de la vida", explica Jessica Hilltout.

Así, esta serie retrata cómo un continente entero se las arregla para hacer tanto con muy poco. Amén le habla al espectador de "la dignidad, la fuerza, la solidaridad, los sueños y la perseverancia".

Durante ocho meses, Hilltout condujo por el sur y suroeste de África, en un viejo escarabajo, desde Mozambique, Ghana, Sudáfrica o Togo. Portaba consigo una Hasselblad, una lente de 80 milímetros, su medidor de luz, una pequeña cámara digital y una impresora; y, por supuesto, un stock de balones desinflados.

Cada fotografía implicaba una especie de contrato de confianza. Los niños que aparecen en sus retratos debían conocer la filosofía del proyecto. Luego, decidían si querían formar parte. Hilltout pasaba cuatro días a la semana en los pueblos africanos. Localizaba a un profesor, un amigo o a un antiguo futbolista que ejerciera de anfitrión para retratar a los chavales.

En un libro de viaje, anotaba sus nombres, los equipos en los que jugaban. Entre las anécdotas, también el esfuerzo que supone a los jóvenes futbolistas enfrentarse con sus rivales. Como equipo visitante, los partidos suelen ser a las cuatro de la madrugada, a kilómetros de distancia de su pueblo y con estancias de más de cinco días fuera de sus casas.

Sin embargo, existe una anécdota que confirma que el fútbol es global. Hilltout estaba en Pacasse (Mozambique). Cuando se detuvo en un pueblo, habló con el entrenador. Organizaron un partido de fútbol entre el Inha Vento, equipo local, y sus vecinos, los jugadores del Barcelona.

El termómetro marcaba 35 grados y a la fotógrafa le sorprendió que los jugadores del Barcelona llegaran a pie, vestidos con enormes abrigos de lona, con sombreros similares a los de los esquimales.

"Me di cuenta de que estaban imitando a los equipos ingleses, por ejemplo, que llegan al terreno de juego en el medio del invierno con eses atuendo", explica la fotógrafa.

"En África, el fútbol no es una religión. Pero es todo lo que una religión debe ser. Cada aldea en África tiene un templo al aire libre con porterías en los extremos opuestos y seguidores devotos en el centro. Y como todo lo que es verdaderamente precioso, es una necesidad, como el pan y el agua. Amén. Así sea".

De estas palabras del libro escrito por Ian Brower, nace el título de Amén, una serie fotográfica que puede encontrarse también en formato libro, en Amazon.