Aguirre pide a sindicatos de Metro y EMT que "renuncien a fastidiar" a los viajeros porque "no van a recibir paga extra"

Dice que haría un referéndum para preguntar si los contribuyentes quieren pagar las subvenciones a los sindicatos

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha pedido este martes a los sindicatos de Metro de Madrid y EMT, que tienen convocadas varias huelgas estos días, que "renuncien a fastidiar" a los ciudadanos porque "no van a percibir la paga extra hagan lo que hagan".

Preguntada por si cree que hay "malestar" por las medidas que está tomando el Gobierno regional, en rueda de prensa posterior al Comité de Dirección de la formación madrileña Aguirre ha respondido que hay también malestar con las huelgas y que haría un referéndum, "ya que es lo que quieren los sindicatos", para saber si los contribuyentes quieren pagar las subvenciones a los sindicatos.

Tras esto, ha hecho un "llamamiento a la cordura" de los sindicatos de Metro y de EMT y les ha pedido que "renuncien a fastidiar a los ciudadanos". "No van a percibir la paga extra hagan lo que hagan", ha recalcado Aguirre, quien ha añadido que lo que podrán hacer es negociar "mejoras para el año que viene".

Así, ha indicado que la huelga, tanto de Metro como de la EMT, le parecen "absoluta y totalmente impresentables" porque "la causa es la paga extra de la Navidad a la que todos los empleados públicos españoles han tenido que renunciar".

En su opinión, "todo el mundo sabe que en un país con cinco millones de parados es necesario que quienes tienen empleo garantizado, seguro y de por vida, tienen que hacer sacrificios", y, a su juicio, de esos sacrificios "no se les puede excluir" a estos trabajadores solo porque "tengan la posibilidad de tomar como rehenes a los ciudadanos madrileños que tienen que ir a hacer compras al centro".

Para Aguirre, los trabajadores de ambas compañías "deberían tomar ejemplo" de los trabajadores de Iberia, que han decidido desconvocar los paros "porque no está la cosa como para impedir, dificultar y en muchos cosas imposibilitar" a los ciudadanos ir a las zonas comerciales a realizar sus compras navideñas.