AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 02/09/14 - 16: 37 h

escuelas

Un juez autoriza que un colegio de EEUU controle a todos sus alumnos mediante un chip

G.R.S.

jueves, 10/01/13 - 16:00

[ ]
  • La escuela de Texas dice que está perdiendo casi 2 millones de dólares anuales en subvenciones porque los estudiantes no van a clase.
  • Una alumna se negó y la denuncia le ha resultado a la contra, aunque el asunto llegará a tribunales superiores.
Un juez de Texas ha dado la razón a un colegio para usar radiofrecuencia para localizar a sus alumnos.

EL GRAN HERMANO TE VIGILA. A la ficción del escritor británico George Orwell cada vez le queda menos para ser realidad. Un juez de Texas (EEUU) ha dado la razón al Jay High School. El colegio que quiere controlar a todos sus alumnos con un chip. Pero que no cunda el pánico... 'Sólo' cuándo están dentro de la escuela.

La chispa ha saltado a raíz de la denuncia de Andrea Hernández. La alumna de 15 años se negó a usar el aparato y el instituto intentó expulsarla. Pero la demanda le ha salido mal, ya que el juez ha dicho que el colegio tiene derecho a usar esa tecnología con sus alumnos. El caso llegará a tribunales federales.

“No queremos que este tipo de vigilancia intrusiva se haga un hueco en nuestra cultura”, han dicho desde la American Civil Liberties Union. Las organización pro-derechos se opone a que se use la tecnología de radiofrecuencia en las escuelas. “No debemos enseñar a nuestros hijos a aceptar este tipo de tecnología de vigilancia”, ha recogido Reuters.

La razón no es vigilar, es contar. La dirección del Instituto Jay asegura que cada año pierde 1'7 millones de dólares porque sus alumnos hacen pellas. Las leyes del Estado Texas asignan subvenciones en función del número de estudiantes en las aulas. Pero claro, si en lugar de ir a clase se quedan charlando en las escaleras, pues el dinero que recibe el instituto es menor.

Desde el distrito escolar de Northside (100.000 estudiantes) también han defendido la medida. “No queremos hacer un seguimiento de sus actividades ni espiarles. Usamos la tecnología para saber qué alumnos están en el aula al comenzar la clase”, ha dicho el portavoz de la administración, Pascual González.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel