AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 20/09/14 - 15: 05 h

Elecciones Generales

Elecciones 20n. ¿Por qué es más pegadizo el himno del PP que el del PSOE?

C.Ibáñez

sábado, 12/11/11 - 08:00

[ ]
Nana nana nanananana, nana nana nanananaaaaa... Es imposible no tararear el himno de los populares cuando están cerca unas elecciones, pero ¿te acuerdas del del PSOE? Siempre cuesta un poco más arrancarse con el de los socialistas. O bien porque no lo usan tanto o bien porque no es tan pegadizo, pero el del PP se lo sabe todo el mundo.
Los himnos, la banda sonora de los mitines electorales  -Foto: EFE
El ritmo de una bachata, el sonido electrónico más tecno o el rasgado de una guitarra española. Estos son algunos de los trucos que utilizan los partidos políticos para colarnos algunos de sus mensajes en una campaña electoral, pero ¿por qué te suena más la melodía del PP que la del PSOE?

Es cuestión de ritmo y repetición. El himno del PP es muy pegadizo y cañero, mientras que el del PSOE es demasiado zen, explica el cocreador de la web Archivo Electoral. “Cuando entras en un mitin necesitas algo animado” para provocar a los tuyos.

Los jingles son una manera de reconocer mejor al partido. Es una apuesta auditiva que el PP utiliza constantemente, “en la entrada de los mítines, en los spots electorales, en cualquier cosa lo utilizan e incluso le suben mucho el volumen en los actos para que se escuche en los cortes de radio y televisión”.

Así lograron que la música se identificara con el partido. Izquierdo señala que en los años 80 y en los 90, en las campañas, se usaba mucho la furgoneta. ¿Quién no recuerda cómo durante 15 días era imposible no escuchar los lemas y mensajes de los partidos a través de los altavoces en el techo de una furgoneta con el inconfundible himno de fondo?

La única clave para que estos jingles e himnos se recuerden mucho es la repetición. “Repetir, repetir y repetir hasta tener el jingle hasta en la sopa”.

Estas repeticiones fueron la causa de que empezaran a crearse las versiones, explica Izquierdo. Desde la más flamenca hasta la más tecno-pop, la preferida por los jóvenes de Nuevas Generaciones, sin olvidarse de las regionales, con gaitas para los gallegos o con un rasgado de guitarra española para los andaluces,  entre otras.

Sin embargo, los socialistas no han apostado por esta estrategia. A juicio de Izquierdo, “los socialistas pensaban que con escuchar su mensaje electoral ya bastaba y solo utilizaban su himno como un elemento de apoyo”.

Hasta la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero no se revolucionó esta estrategia electoral, asegura el cocreador de Archivo Electoral. “Con Zapatero se apostó por tener un himno más reconocible” para lograr esa identificación y también se aprovecharon las versiones, como la rock o la andaluza.

“El partido más conservador, el más innovador”

De hecho, si tuvieras que identificar al PSOE con algún recuerdo, probablemente elegirías la rosa roja, pero para decidir entre algún recuerdo del PP tendrías más problemas: su himno, la gaviota, jingles pegadizos…

“El PP cree un poco más en la campaña electoral que el PSOE”, afirma Izquierdo, quien recuerda que los popualres siempre se han gastado más dinero en telegenia, en innovar escenarios, actos y mítines.

Estos riesgos tienen su razón de ser. “En el imaginario de la gente, el PP siempre ha sido un partido frío, serio, de derechas e incluso carca. Por eso con sus innovaciones en las campañas intentan darle la vuelta a esta concepción y acercarse más a la gente”.

En opinión de Izquierdo, “el PSOE nunca ha necesitado innovar tanto porque ya tiene de por sí la imagen de partido ‘progre’, cañero, muy cercano”.

Pero esto era antes. En esta campaña electoral, “los socialistas tienen que buscarse un poco la vida: en los últimos 30 años su imagen ha sido fuerte, pero ha estado en el Gobierno durante las dos crisis más importantes del país, la de los años 90 y la actual”.

Esto deja huella y el equipo de Rubalcaba “está intentando innovar para que no se quede la imagen de que son un desastre en el gobierno”. Dejar de utilizar tanto el rojo, cambiar el formato de los mítines, la apuesta por los diálogos y por las redes sociales son ejemplos del cambio de rumbo en la estrategia.

En su opinión, “Alianza Popular y el PP siempre han creído mucho más en que la campaña sea más amena y divertida. Intentan que el recuerdo de su campaña tenga más duración. Un claro ejemplo es la bachata de ‘Mariano Rajoy contigo estoy’ en las elecciones de 2008”.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel