Elecciones generales 2011. Una noche peor que la del 22M en Ferraz


Así te contamos en directo la noche del 20N en Ferraz
"Arriba los pobres del mundo, en pie los esclavos sin pan….." Algunos de los pocos militantes incondicionales que se acercaron anoche a Ferraz querían infundir algo de ánimo en la noche más desoladora que se ha vivido en la sede del PSOE. Y qué mejor forma de hacerlo que cantando La Internacional para recordar los orígenes de este partido. Un partido que tendrá que redefinirse para volver a levantar el vuelo. "Necesitamos una refundación del partido" comentaba un miembro de la Ejecutiva madrileña con cargo en el Gobierno, cuando resignado, se le preguntaba por lo ocurrido. Las encuestas han vuelto a fallar en España. Pero esta vez "nos daban más de lo que hemos sacado al final", añade. Y es que las encuestas apuntaban a una derrota similar a la que Joaquín Almunia sufrió en 2000, con 125 diputados. Pero 110 escaños supera no solo esa marca, sino también la de 1979 (121) y la de 1977, hasta esta anoche el peor dato en la historia del PSOE: entonces se consiguieron 8 diputados más que el 20N. Si ya fue duro de digerir el hundimiento de las municipales y autonómicas, el 22M fue nada comparado con el 20N.
Un mapa sin donde casi desaparece el rojoEl voto por provincias refleja un mapa azul (PP) o azul oscuro (CiU). Las únicas excepciones rojas son Sevilla (pero la alcaldía es del PP) y Barcelona (cuyo regidor es de CiU). "Tenemos que reorganizar todo esto". Esta frase de Elena Valenciano, la directora de campaña del PSOE, al equipo que se ha ocupado de la comunicación 2.0 resumen muy bien el pensamiento casi generalizado de los socialistas. Consciente de ello, Rubalcaba marcó la hoja de ruta en su comparecencia. 'He pedido a Zapatero un congreso lo antes posible' vino a decir el candidato socialista. Aunque el rumor sobre este cónclave ya se vislumbraba desde hace días. Apenas cinco minutos. Eso es lo que duró la intervención de Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien se le vio serio, muy serio. Y solo, muy solo. Aunque se había hablado de que Zapatero comparecería junto a él para apoyarle, al final sólo un puñado de militantes se colocaron detrás de él para salir en la foto. ç
Ni rastro de ZapateroSolo estuvo también en su despacho. Solamente le acompañaba su equipo más cercano (Elena Valenciano, Antonio Hernando…) y su mujer, Pilar. Con ellos comió en Ferraz y con ellos pasó la tarde. Zapatero también vino a la sede socialista, pero pasadas las 7 de la tarde. Ahí ya sí se vieron las caras. Pero después, cuando había que dar la cara, ni rastro del secretario general y presidente del Gobierno. ¿Pistas sobre qué pasará ahora? Rubalcaba no dio ninguna, más allá del Congreso, que se espera para primeros de año. Además de reconocer que los 110 diputados "no son un buen resultado" para el PSOE y que los españoles han decidido mandarles a la oposición, Rubalcaba no dijo nada de nada. Pero sí habló como líder de la oposición - aunque siempre utilizó el plural- recordando que el PSOE estará en el otro lado "de acuerdo a nuestra identidad política, a nuestros valores y a nuestras convicciones; al sentido de la responsabilidad y al compromiso con el interés general de España que siempre hemos demostrado", dijo Rubalcaba. Y es que hasta ese congreso ordinario, aún queda mucho y en el PSOE necesitan alguien duro, con peso que haga frente a un todopoderoso Rajoy que ahora tendrá que poner en marcha muchos recortes y reformas. ¿Estará frente a él Rubalcaba? Eso parece. Este lunes saldremos de dudas.