AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 29/07/14 - 23: 46 h

Elecciones Generales

Los fallos y los aciertos de Rubalcaba y Rajoy en el debate

C. Ibáñez / B. Toribio / D. G. Tesouro

martes, 08/11/11 - 06:00

[ ]
Incisivo en los ataques pero sincero y natural en su mensaje final. Leyendo en los momentos claves, pero sin amilanarse ante las duras críticas. Estos son los puntos débiles y fuertes de los candidatos socialista y popular en su único cara a cara en esta campaña electoral del 20N.
Alfredo Pérez Rubalcaba tenía las de ganar en este debate por sus dotes de comunicador, pero la sorpresa la dio Mariano Rajoy al no descomponerse ante los ataques de su adversario en este cara a cara.

Analizamos con cuatro expertos qué fallos cometieron los dos candidatos en este debate y qué aciertos tuvieron en su estrategia.

Los errores

1.    Yuri Morejón, director de Yescom Consulting, cree que la gestualidad “invasiva” de Rubalcaba fue uno de sus principales fallos. “Su lenguaje corporal con las manos y el dedo acusador al aire no son precisamente presidenciales”. En su opinión son gestos que pueden marcar “frustración” por no estar consiguiendo lo que esperaba.

 A Roberto Rodríguez Andrés, profesor de ICADE y de la Universidad de Navarra, cree que el socialista ha estado “muy duro en algunos momentos”. Sin embargo, para Álvaro Matud, consultor político en GAD3, ésta es una estrategia para buscar los votos de las bases de izquierda, aunque el fallo puede ser perder a los votantes más moderados.



2.    El principal fallo de Rajoy fue su “excesiva dependencia” del papel. Yuri Morejón cree que esto “le resta mucha naturalidad” y “le impide que sus mensajes lleguen al espectador”. Rodríguez Andrés también destaca este fallo, sobre todo, en la intervención final. “Pide al moderador dirigirse directamente a los espectadores pero luego lee el texto. Debería haberlo evitado”.


3.    Sin historias humanas. Sin emotividad. Ninguno de los dos candidatos se dirigió a las personas de carne y hueso. Optaron por un lenguaje muy técnico y repleto de cifras. Morejón señala que se pareció más a una sesión de control de Rubalcaba a Rajoy y Rodríguez Andrés destaca la poco “emotividad” que transmitieron.

4.    A Rubalcaba le pesaron mucho las expectativas que se generaron en torno a sus dotes de comunicador. De hecho, Yuri Morejón se pregunta cómo su equipo no intentó bajar el nivel de lo que se esperaba de este debate.

5.    Rodríguez Andrés cree que los dos candidatos mantuvieron un tono de confrontación elevado que les hacía parecer a ambos líderes de la oposición. Derivó en una discusión entre ellos en la que muchas veces se olvidaron de los espectadores.

6.    En la última parte del debate, explica Yuri Morejón, a Rubalcaba “le costaba establecer contacto visual con Rajoy, incluso parece buscar por momentos la aprobación de Manuel Campo Vidal”.

Los aciertos

1.    Lo mejor de Rubalcaba, su alegato final. “Consiguió dar la sensación de sinceridad mirando en todo momento a cámara”, destaca Álvaro Matud.

2.    Un discurso de izquierda dirigido al votante indeciso de izquierda. Matud señala que una de los atinos de Rubalcaba en el debate fue identificar a qué público quería dirigirse y a él fueron todos sus mensajes, como el alegato final.


3.    El mayor acierto del candidato popular fue su postura ante los ataques de Rubalcaba. Daniel Ureña, sociodirector  de Mas Consulting, cree que el líder popular “respondió con contundencia a los embistes y fue capaz de emplear la ironía, un recurso muy habitual en él y de gran eficacia”. En este sentido, Rodríguez Andrés cree que Rajoy “no se amilanó ante las duras críticas y respondió sin rehuir el debate”.



4.    El director de Yescom Consulting destaca de Rajoy su “tono pedagógico, más tierno”, a la hora explicar “el qué, el cómo y el porqué de lo que haría en políticas sociales”. Su intención era “empatizar” con el espectador.

5.    Rodríguez Andrés cree que Rubalcaba consiguió llevar el debate dónde él quería: recortes sociales, acusaciones directas a Rajoy… pero en sus intervenciones, el candidato socialista mejoraba al no utilizar los papeles. “Le hace más espontáneo”.

6.    Álvaro Matud señala que uno de los aciertos de Rajoy fue el “sentido de Estado” de algunas de sus intervenciones, sobre todo en la parte final sobre el terrorismo y la conciliación familiar.

Destacamos

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel