Victoria agridulce para UPyD


Rosa Díez, en la noche del 20N

Rosa Díez, en la noche del 20N lainformacion.com

La noche comenzaba con una palabra: esperanza.
Y ha terminado con dos: orgullo y decepción. Los jóvenes militantes de Rosa Díez definían así una jornada tan emotiva como amarga en la que el vertiginoso crecimiento de sus votos no ha servido para alcanzar su sueño. Entre militantes y periodistas corre, sin embargo, un rumor: ¿Podría la mesa hacer una generosa interpretación de los resultados de UPyD? Y el debate se centra en si hay o no antecedentes. Por ahora, 650.000 votantes "upeidistas" se han quedado con voto pero sin voz en unos comicios en los que Amaiur, con menos de la tercera parte de votos, ha alcanzado los 7 escaños. Pero en el hotel Villareal los abrazos, la euforia y los vítores no han dejado de sucederse. Desde el principio hasta el fin. El optimismo de Díez, quien ha definido la noche con tres palabras: emoción, felicidad y responsabilidad, ha contagiado a las más de 200 personas concentradas en la sede: "Ni PSOE ni PP es la noche de UPyD". En las chapas y en las caras sólo sonrisas. La gran protagonista de los abucheos, que también se han elevado entre los militantes, ha sido la Ley Electoral. Una Ley que, según ellos, "les ha robado un trozo de la victoria".