El propietario detenido de Método 3 asegura que Alicia Sánchez-Camacho o Victoria Álvarez llevaban micrófono

  • Francisco Marco asegura en una entrevista con 'El Mundo' que su agencia de detectives no efectuó el pinchazo a la presidenta del PP catalán.

  • Asegura que no tiene miedo a enfrentarse con la justicia "porque nunca he vulnerado la ley".

Francisco Marco lo tiene claro: la grabación de la conversación en la que Victoria Álvarez, la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, contaba a Alicia Sánchez-Camacho la supuesta red de corrupción de clan de expresidente de la Generalitat fue realizada con el consentimiento de alguna de las implicadas.

Así lo ha manifestado Marco en una entrevista a 'El Mundo', concedida horas antes de ser detenido por las supuestas escuchas ilegales a la presidenta del PP catalán. El director general de Método 3 defiende que "si un detective les hubiera estado siguiendo, no hubiese tenido tiempo de poner el micrófono" en el restaurante.

Para Marco, la respuesta es simple: "Alicia Sánchez-Camacho o Victoria Álvarez llevaron un micro a La Camarga". De hecho, el detective afirma tener la conciencia tranquila y no temer enfrentarse a la justicia "porque nunca he vulnerado la ley".

El director general de Método 3 fue detenido ayer junto a los ex trabajadores Alejandro Borreguero y Julián Peribáñez y la jefa de operaciones de Método 3, Elisenda Villena, todos ellos acusados de revelación de secretos.