AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

domingo, 28/12/14 - 23: 27 h

España

Habla un general: "Desde la Guerra Fría, nunca hemos estado más cerca de un conflicto nuclear"

Juan Bosco Martín Algarra

viernes, 12/10/12 - 06:00

[ ]
  • El general retirado Jorge Ortega es director editorial del grupo editorial Atenea, especializado defensa y seguridad.
  • Ex comandante general en Melilla en la crisis de Perejil, denuncia la falta de conciencia nacional que padece España.
El general retirado Jorge Ortega es experto en asuntos nucleares y director editorial de la revista del 'think tank' Grupo Atenea.  -Foto: Miguel Fernández

El general Jorge Ortega sabe por experiencia lo que son las sorpresas desagradables. Vivió una de ellas siendo comandante general de Melilla, cuando un grupo de soldados marroquíes se instaló en el islote de Perejil y hubo que "desalojarlos" por la fuerza. Ahora, desde su puesto de observador y militar en la reserva, está preocupado por Oriente Medio. "La sociedad española no es consciente del peligro", advierte. ¿Estamos preparados entonces para afrontar los próximos retos en materia de Defensa? La respuesta es rotunda: "no, con estos presupuestos".

"LOS ESPAÑOLES VALORAN A LOS MILITARES, PERO QUIEREN GASTAR MENOS EN DEFENSA"

La sociedad alaba las misiones humanitarias de los militares en sus misiones, pero no ocurre lo mismo cuando se habla de ir a una guerra. ¿Qué le parece esto?
Los españoles son muy contradictorios en materia de Defensa. El ejército es la institución más valorada en las encuestas, pero la mayoría de los ciudadanos cree que se debe gastar menos en Defensa. Y mejor si nos recortan aún más. Eso parece increíble, sobre todo teniendo en cuenta que nuestro presupuesto es el más bajo si lo comparamos con países similares de la OTAN y la UE. Es absolutamente contradictorio.

Desde un punto de vista militar, ¿cuál es el mayor peligro que afrontamos en este momento?
Desde la Guerra Fría, no hemos estado más cerca de una guerra convencional o nuclear que ahora. La situación entre Siria y Turquía puede estallar en cualquier momento. Israel e Irán pueden desatar un conflicto que se extienda a otros países.

¿Cómo evitarlo?
Nos queda la esperanza de la presión que pueden ejercer grandes organizaciones como la UE o la OTAN. Como dicen los ingleses, “dos miembros de un mismo club discuten pero nunca se pegan”.

Me sorprende lo que dice. No me imaginaba que la tensión había llegado hasta ese punto.
Ni usted ni nadie. La sociedad española tampoco es consciente del peligro. Cuando hablas de esto en sitios donde hay civiles te llaman "catastrofista". Pero la realidad es esa: Israel no está dispuesta a permitir que Irán posea misiles nucleares. ¿Hasta cuando aguantará? ¿Podrá frenarle EEUU? No lo sé, pero desde luego es muy preocupante.

¿Y en el caso de España? ¿Cuál es el mayor peligro que afronta el estamento militar?
Que los recortes en Defensa nos impidan cumplir las misiones que nos encomienda el Gobierno. Llevamos cinco años bajando el presupuesto. Se ha reducido un 25%, pero los ejércitos siguen siendo los mismos. Tres de cada cuatro euros se destinan al pago de personal. El resto (armamento, alimentación, mantenimiento, formación...) se recorta. En estas condiciones, ¿podremos cumplir todas las misiones? ¿Qué pensarán nuestros potenciales enemigos? No olvidemos que quien hoy es nuestro aliado puede volverse contra nosotros aprovechando nuestra situación de debilidad.

No se oye a los militares que protestan por su sueldo. ¿Se consideran bien retribuidos?
Por naturaleza, el militar no se hace rico con el oficio. Vive del oficio y punto. Yo siempre he cobrado bastante menos que los civiles que eran de mi propio rango. Esto ocurre en todas partes. Lo que no resulta lógico es que en España un alcalde se pueda poner su propio sueldo y cobre más que el presidente del Gobierno.

“SI EL GOBIERNO ORDENA ACTUAR CONTRA UNA SECESIÓN, LO HARÍAMOS”

El militar tiene la obligación de defender la unidad de España. ¿Qué debería hacer en caso de una secesión catalana?
El artículo 8 de la Constitución nos encomienda la defensa de la unidad nacional, pero se entiende que tal misión se lleva a cabo bajo las órdenes del Gobierno. Si nos ordenase actuar para resolver un problema de secesión, lo haríamos. Hasta ese momento, no debemos hacer nada, salvo esperar órdenes. La fractura de España le causa a un militar el mismo dolor que a cualquier otro español que quiere mantener España en sus actuales fronteras.

El ministerio de Defensa ha lanzado un vídeo para el 12 de octubre que reivindica la unidad. ¿Debemos entenderlo como un rechazo de los nacionalismos periféricos?
Que esta pregunta vaya dirigida a un militar demuestra que no estamos ante una fiesta estrictamente popular, como ocurre en otros países. El 4 de julio en EEUU o el 14 de julio en Francia se celebra en las calles, en los pueblos, en los barrios... es la misma sociedad civil la que celebra. Aquí no ocurre eso. En España se trata de un día institucional, a diferencia del resto, en donde los militares y no los civiles son los protagonistas.

¿A qué se debe esa “frialdad” en la celebración?
A que nuestra conciencia nacional es escasa. Se pone en duda un concepto tan evidente como que España es nación. La nación española tiene tal antigüedad que podría decirse que es la más vieja de Europa. Dudar de su existencia es sólo una muestra de profunda ignorancia histórica. ¿Donde estaba la marca hispánica, ese territorio entre el Imperio carolingio y Al Andalus? En Navarra, norte de Aragón y... Cataluña. Ahora parece como si nada de eso hubiera existido. Para el resto de Europa siempre hemos sido una nación única e incluso creadora de otras naciones.

No me ha dado su opinión sobre el vídeo. ¿Qué le parece su insistencia en la unidad?
Me parece acertado, porque alude implícitamente al problema de la falta de sentimiento nacional, y a otro problema unido a éste: no hay conciencia de defensa nacional.

"EL PUEBLO SE ADELANTÓ EN LA LUCHA A LOS MILITARES”

Victoria Prego nos dijo la semana pasada que Franco había desacreditado algunos conceptos como “derecha” o “bandera nacional”. ¿También el de “ejército”?
El descrédito viene incluso de antes. En la Guerra de la Independencia hubo unidades del ejército español que se pasaron al bando de Napoleón con sus generales incluídos. En muchos lugares, la lucha fue liderada por civiles, no por militares, aunque algunos de estos se unieron después. El 2 de mayo fue el pueblo de Madrid el que se lanzó contra los franceses, no el ejército. Así ocurrió también en los sitios de Zaragoza o Gerona.

¿Y el franquismo?
Franco estuvo cuatro décadas ocupando la jefatura del Estado. Muchos terminaron identificando al militar con el simpatizante franquista. Pero yo, que fui a la Academia en tiempos de Franco, puedo decir que nadie me intentó inculcar ninguna ideología. Cierto es que la democracia, al ser desconocida por la mayoría de los que vestíamos uniforme, causaba incertidumbre. Pero a los más jóvenes también nos ilusionaba pensar que podríamos convertir nuestro ejército en algo parecido a otros que ya conocíamos, como el inglés, francés o americano.

Usted ha ocupado puestos importantes con gobiernos de izquierda y derecha. ¿Apreció diferencias entre unos y otros?
No he encontrado una gran diferencia en el trato o en la forma de aceptar nuestros valores, virtudes y formas de ser.

EL EJÉRCITO Y LOS VALORES DE LA DERECHA POLÍTICA

Los militares parecen inclinados a los valores de la derecha tradicionalmente. ¿Es esto así?
De joven estaba profundamente convencido de que una sociedad ideal era aquella que vivía todos los valores militares: disciplina, obediencia,
autoridad. Cuando crecí, me di cuenta de que eso no tiene por qué ser así. El ejército es una sociedad sumamente jerarquizada en donde a veces
tienes que enviar a tus soldados a una muerte casi segura; eso requiere vivir dentro de una especial escala de valores. En ese sentido, los valores del ejército no sirven íntegramente para organizar una sociedad democrática. Lo cual no significa que no sean válidos en algunos aspectos.

¿Por ejemplo?
Hoy se reclama más autoridad y más disciplina en la Educación o en el orden público. En las últimas décadas, la sociedad se ha inclinado hacia otros valores como la autonomía, la libertad, el respeto... también son muy importantes en una sociedad, pero no tanto en el ejército. Sin disciplina, un ejército no podría salir de sus cuarteles.

“¿AFGANISTÁN? ES UNA GUERRA CON TODAS LAS DE LA LEY”

¿Vamos a dejar Afganistán mejor de lo que lo encontramos?
No lo sé. En la revista Atenea también nos preguntamos si esta misión ha sido un éxito o un fracaso. Dejaremos el país con mejores infraestructuras, pero no sé si lo dejaremos con más estabilidad. Desde luego, la situación no está resuelta.

Es terrible decir eso después de diez años de presencia internacional...
Estabilizar un país como Afganistán no es cosa de diez años, sino de cientos. Eso se debía haber pensado antes de entrar en aquel avispero. Afganistán estaba en la Edad Media, y sigue en ella. Le hacen falta muchos años de tutela para pasar a la edad Moderna. Recordemos que ese país no ha sido conquistado por nadie desde tiempos de Alejandro Magno.

Los militares que van Afganistán, ¿consideran que van a una guerra o a una misión de paz?
Es una guerra, con todas las de la ley. Los militares que van ahí acudan con la misma mentalidad que tendrían en la Tercera Guerra Mundial o en las trincheras de Verdún. Sé de lo que hablo porque tengo un hijo militar que ha estado en Afganistán.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel