AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 22/07/14 - 13: 27 h

España

Jorge Verstrynge: "¡No pagaré ninguna multa! ¡Antes prefiero ir a la cárcel!"

Juan Bosco Martín Algarra

jueves, 11/04/13 - 22:30

[ ]
  • Jorge Verstrynge, ex secretario general de Alianza Popular y profesor de Ciencias Políticas, rechaza las acusaciones por su participación en el escrache frente a la casa de Sáenz de Santamaría.
  • "Buscan un chivo expiatorio, y como me busquen a mí le aseguro que me van a encontrar", advierte notablemente indignado con la Delegación del Gobierno.
El exsecretario general de Alianza Popular Jorge Verstrynge durante un 'escrache'

Ha sido señalado como organizador del escrache (¿qué es un escrache?) que organizó la Plataforma de Afectados por la Hipoteca frente a la casa de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Él lo niega tajantemente.

¿Qué pasó aquel día? Jorge Verstrynge, ex secretario general de Alianza Popular, explica con detalles en esta entrevista qué fue lo que pasó. Y por qué está convencido de que la Delegación del Gobierno busca un chivo expiatorio.

Le acusan de ser el organizador del escrache a Sáenz de Santamaría...
¿Qué organizador ni nada? ¡Pero si ni siquiera pertenezco a la PAH! ¿Qué carajo voy a organizar yo?

...Y de haber incitado a la violencia.
Quien dice eso no conoce a Jorge Verstrynge. Yo jamás he apoyado que peguen a la policía. Entre otras cosas porque no he tenido quejas de la policía. Estaba con mi familia e hice precisamente lo contrario: tratar de calmar los ánimos. Ni siquiera coloqué pegatinas.

¿No desobedeció a la policía?
En absoluto. ¡Pero si ellos mismos me dejaron pasar dentro del círculo policial! Yo fui a mediar cuando retuvieron a una persona para identificarle.

¿Entonces qué hacía allí?
Fui para acompañar a familiares míos y porque quería comprobar con mis propios ojos si era cierto todo lo que se decía de los escraches. Además, sabía que habría presencia policial, por lo que me pareció prudente estar junto a mi mujer; ella sí es activista de la PAH.

"LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO ESTÁ BUSCANDO UN CHIVO EXPIATORIO"

¿Y cómo se explica que la Delegación del Gobierno le haya señalado a usted?
Porque busca un chivo expiatorio. ¡Y como me busquen a mí, me van a encontrar, se lo aseguro! ¡No voy a pagar una multa por algo que no me corresponde! ¡Vamos, antes prefiero ir a la cárcel si es necesario!

¿Ha faltado el respeto a la autoridad en algún escrache?
Para nada. Además, yo no participo en escraches; comprendo que tienen su utilidad pero también veo su lado negativo. Sólo he estado en dos, como observador. El comportamiento de los asistentes fue absolutamente correcto. No hubo ni insultos ni llamamientos a la violencia.

¿No llamaron “asesinos” a los escrachados?
En los dos que yo participé, no.

"LA POLICÍA COMENZÓ A IDENTIFICAR A LA GENTE DE UNA FORMA ABSURDA"

¿Entonces cómo sucedió todo?
Todo fue normal hasta el final. Cuando íbamos a marcharnos, los policías se quitaron la gorra, se pusieron el casco con la visera bajada y empezaron a identificar a la gente. Pero lo hicieron de una forma absurda.

¿Por qué?
Porque en vez de pedir el DNI a cada asistente, siguieron este método: tres o cuatro agentes rodeaban a una persona y se la llevaban al cordón policial. Allí la identificaban. O sea, ¡estaban intimidando! Entonces la gente se empezó a poner nerviosa, porque pensaban que iban a ser detenidos. Ahí es cuando yo crucé el cordón policial para hablar con el responsable.

¿Lo consiguió?
Sí, y le expliqué que estaban intimidando a la gente de forma innecesaria. Él me contestó que habían recibido la orden de identificar. Yo le dije: “vale, pero no podéis dar la impresión de que vais a detener a todos”. Entonces él me aseguró que no iba a haber ninguna detención.

¿Quién dio la orden de identificar? ¿Cristina Cifuentes?
No sé si fue ella en concreto, pero la orden provenía de la Delegación del Gobierno, porque me lo dijo el propio mando.

"AL FINAL ME FUI DE ALLÍ HABLANDO CORDIALMENTE CON EL JEFE DE POLICÍA"

¿Pero usted no tuvo un altercado con ese policía?
No, fue con otro, cuando intenté salir del cordón para transmitir a la gente el mensaje que me había dado el jefe. El agente que vigilaba la entrada del cordón no me dejó salir, incluso me agarró del brazo. Ahí fue cuando yo me enfadé y le exigí que me soltara y que me permitiera salir. Tuvo que intervenir el subinspector para que me despejaran la salida. Ahí terminó todo.

¿Hubo insultos en ese rifirrafe?
No, simplemente me enfadé con el agente que me agarró el brazo. Yo había entrado en el cordón policial para evitar males mayores, y no iba a tolerar que me pusieran la mano encima.

¿Hubo algún otro desencuentro?
No, sólo ese. Es más, al final me fui del lugar dando un paseo con el subinspector hablando cordialmente sobre lo que había pasado. Hay una foto de eso. Jamás en mi vida he llamado a actuar contra la policía. Yo sé que ellos sólo cumplen órdenes. Pero no era necesario convertir esa orden en una provocación.

¿Sabe a qué sanción se expone?
Por lo visto, a una multa de hasta 6000 euros. Lo sé porque Cristina Cifuentes lo dijo en una tertulia de televisión, lo cual es un procedimiento curioso. Comunica a la gente que le va a caer un puro a través de una tertulia televisiva. Entiendo que deberían enviar antes una carta oficial, ¿no?

"A MÍ TAMBIÉN ME HICIERON ESCRACHES CUANDO ME FUI DE AP: UNA VIEJA SE LIÓ A BOLSAZOS CONMIGO"

Ha dicho antes que ve algunas cosas negativas en los escraches. ¿Cuáles?
Hombre, el escrachado lo pasa mal, y también su familia... pero peor lo pasa el padre desahuciado que tiene que salir de su casa con las maletas, con su mujer llorando y con sus niños sin haber terminado el año escolar. ¡Esa es la verdad! Hay que tener sensibilidad. Este país está alejando la legalidad de la realidad.

¿Qué diría si le hicieran un escrache a usted?
¡Ya me los han hecho! Cuando me fui de AP, una señora viejecita se lió a bolsazos conmigo. Claro, luego ni se me pasó por la cabeza denunciar a la vieja ... un escrache es simplemente una manifestación que apunta a una persona o institución. La PAH es un grupo de presión o lobby. De la misma forma que unos defienden a los conductores de camiones o a los kioskeros, la PAH defiende a los desahuciados. Y tienen derecho a hacerlo.

Usted ha escrito ¡Viva la desobediencia! Pero usted sabe que así no se puede convivir.
Vamos a ver: a 30 personas nos van a poner una multa mientras el señor Urdangarín se va de entrenador a Qatar. Esto es una cuestión de dignidad: cuando un poder pierde su legitimidad, lo correcto es desobedecer.

Supongo que se refiere a una desobediencia limitada.
Yo incito a desobedecer las leyes injustas. Los mismos tribunales europeos han dictaminado que determinados intereses por mora eran abusivos. Entonces, la gente que ha pagado dichos intereses abusivos deberá ser compensada, ¿no? ¿Y la gente desahuciada por esa legislación injusta? ¿No van a resarcirles por los daños causados? Ya hay jueces que hablan de la dación en pago retroactiva, puesto que ha habido desahucios injustos.

Cinco consejos para enseñar a tus hijos a ser amables

Cinco consejos para enseñar a tus hijos a ser amables

Hoy, 12:09 h. |

Un estudio de Harvard ha demostrado que el 80% de los jóvenes confesó que sus padres estaban más preocupados por sus logros o felicidad que por si eran amables con

Las familias disminuyen su presupuesto para vacaciones pero no la paga a los hijos

Las familias disminuyen su presupuesto para vacaciones pero no la paga a los hijos

Hace 7 minutos | M.R./Agencias

Siete de cada diez han decidido reducir el dinero dedicado a vacaciones mucho o bastante desde el comienzo de la crisis pero más de la mitad reconoce que no ha

Destacamos

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel