AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

domingo, 21/09/14 - 15: 02 h

España

¿Qué salidas tiene José Bretón? Psicólogos y expertos analizan el caso

Juan Bosco Martín Algarra

viernes, 12/07/13 - 11:30

[ ]

Un psicólogo penitenciario, un psiquiatra forense y un experto en rehabilitación de presos analizan el caso de José Bretón, declarado culpable del asesinato de sus hijos Ruth y José. ¿Puede rehabilitarse quien perpetra un crimen así? No está tan claro. Las fuentes consultadas discrepan.

Endurecerán el régimen para evitar el suicidio de José Bretón tras autolesionarse

FELIPE CASTELLANOS, portavoz de asociación de rehabilitación de presos Criminón:

“TODOS LOS DELINCUENTES, INCLUIDOS LOS MÁS PELIGROSOS, SE PUEDEN REHABILITAR”

¿Se pueden rehabilitar todos los delincuentes, también los asesinos de niños?
Sin hablar de ningún caso específico, se puede rehabilitar a todo tipo de internos, incluidos los más peligrosos y los que están apartados de otros internos viviendo en módulos especiales. Cuando digo todos son todos, si realmente ellos quieran cambiar y ser ayudados. La gente cambia, no podemos dar por perdido a nadie.

¿Qué es lo más importante para lograr una rehabilitación?
Que haya intención de cambiar por parte del interno. En el fondo, una persona que ha cometido un crimen se siente una porquería (a menos que tenga un problema psiquiátrico diagnosticado y real, aunque algunos usan esto para evadir responsabilidades). Por eso nuestro programa de rehabilitación es voluntario y empieza cuando el interno acepta ciertos preceptos morales. De este modo puede darse cuenta de sus errores, recuperar su dignidad y autoestima, y resarcir el daño que ha causado a la sociedad. Algunos tendrán difícil reparar ese daño, pero al menos deberían intentarlo.

¿Usted cree que la conciencia moral del individuo es más fuerte que su propia voluntad de destruirla?
Yo estoy seguro que es así, y por eso creo que todo el mundo tiene derecho a la rehabilitación. La sociedad debe intentar la recuperación de todos los presos, aunque unos no lo vayan a lograr nunca. Pero la mayoría puede volver a ser útil a la sociedad.

¿Qué pesa más en una posible rehabilitación, el tipo de crimen o del tipo de persona?
Depende de la persona. El individuo es único. Unos se arrepienten antes; otros después o a raíz de un suceso determinado. Los patrones no existen. Incluso en un mismo delito los motivos son distintos. Puede haber personas rehabilitadas que tengan que pasarse el resto de sus vidas tratando de compensar el daño.


JOSÉ CABRERA, psiquiatra forense:

“LAS PERSONALIDADES ANÓMALAS NO SE REHABILITAN NUNCA”

¿Se pueden rehabilitar los asesinos de niños?
Esa pregunta no tiene una única respuesta. He visto a un montón de homicidas y algunos de ellos se rehabilitan; por ejemplo los que han asesinado a alguien por un impulso o por un acceso de cólera. Lo que no es rehabilitable es la personalidad anómala del sujeto.

José Bretón ha sido declarado culpable, ¿de qué tipo de asesino estamos hablando?
Según reflejan los informes de los psiquiatras que le han tratado, no tiene ninguna enfermedad psiquiátrica, sino una personalidad anómala. Es decir, que si sale de la cárcel en 20 o 30 años, no tiene por qué matar al primero que se le cruce por la calle. Se supone que ha matado por una razón muy concreta: por odio a su mujer. Es decir, no tiene por qué volver a hacerlo si no se repiten las circunstancias que le llevaron a cometer el crimen. En ese sentido se le puede considerar un sujeto rehabilitable. Ahora bien: lo que tampoco va a cambiar es la personalidad de aquel adulto capaz de matar a sus propios hijos por venganza.

¿Y si si trata de menores de edad?
No tiene nada que ver con el caso de los adultos, porque los adolescentes no tienen la personalidad cristalizada. Cuando uno termina la pubertad, se puede decir que la personalidad está completa. A partir de entonces podrá cambiar de corbata, pero no de personalidad.

Entonces, ¿de qué depende la recuperación de un asesino común?
De dos cosas, de su propia personalidad y las circunstancias que enfrente en el futuro. Una persona que en estado de embriaguez mata a su novia no tiene por qué volver a matar a nadie si no se embriaga. Los jueces lo saben. El sistema penal también lo sabe y por eso la mayoría de las personas que están en prisión son reinsertables.

Pero si aceptamos que algunas personalidades no se pueden rehabilitar... ¿podemos aceptar que sean libres en sus actuaciones criminales?
Esa esa la cuestión, por eso el Tribunal Supremo pide informes a los peritos. En el caso de Bretón, los expertos son muy claros: no tiene trastorno psicológico, sino simplemente una personalidad anómala.


JUAN ROMERO, psicólogo penitenciario con 30 años de experiencia: 

“CASOS PARECIDOS AL DE JOSÉ BRETÓN PUEDEN ACABAR EN SUICIDIO”

¿Se puede rehabilitar cualquier asesino que no tenga enfermedad mental?
En la psicología, no todo es recuperable. En el caso de los psicópatas, como se presume el caso de José Bretón, es muy difícil de tratar. Pero no es el único en el mundo. Actos similares se producen de vez en cuando, tanto en hombres como en mujeres que hacen todo el daño posible a una persona, a la que culpan de todos los males.

¿Qué actitud cabe esperar ante un caso como el de José Bretón?
Podemos señalar dos actitudes: que siga en su delirio paranoide, sabiéndose protagonista de una historia macabra, o que se suicide. Los psicólogos penitenciarios tratamos de que no se suicide, sino de que vaya asimilando lo que ha sucedido. Con todo, predecir conductas es muy complicado.

¿Se puede asimilar un crimen así?
No es fácil, ni siquiera con el paso del tiempo, y menos en el caso de seres queridos. Ha habido gente que después de 20 años parecía haberlo superado y han terminado suicidándose a los 25. También es cierto que los psicópatas son gente fría, incapaces de sentir compasión por los demás, y pueden sobrevivir el paso del tiempo.

¿Qué tiene que hacer un asesino para considerarse rehabilitado?
Primero, aceptar la gravedad de lo que uno ha hecho. Una vez dado ese paso hay que valorar su evolución en la cárcel. Hay que recordar que este tipo de crímenes son muy repudiados en el entorno carcelario.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en España

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel