Seis consejos para unos 'cupcakes' perfectos


María Mirabelli. Cupcake de zanahoria con crema de queso

María Mirabelli. Cupcake de zanahoria con crema de queso lainformacion.com

María Mirabelli. Cupcake de chocolate

María Mirabelli. Cupcake de chocolate lainformacion.com

María Mirabelli. Cupcake de fresa con crema de fresa

María Mirabelli. Cupcake de fresa con crema de fresa lainformacion.com

María Mirabelli. Cupcake de calabaza con crema de queso

María Mirabelli. Cupcake de calabaza con crema de queso lainformacion.com

María Mirabelli. Cupcake de plátano con dulce de leche

María Mirabelli. Cupcake de plátano con dulce de leche lainformacion.com

No serán tan populares como en Inglaterra o Estados Unidos, pero los
cupcakes– pequeños pasteles que caben en una mano y se pasean por la ciudad – ya hace tiempo que se han asomado también en España, donde es posible encontrar cada vez más tiendas especializadas. Pero ¿y si quisiéramos hacerlos en casa? Además de seguir paso a paso las recetas que se pueden encontrar en Internet o en los libros de cocina, ¿habría algún más que otro consejo que seguir para que el resultado sea perfecto? Lo hemos preguntado a María Mirabelli, pastelera, organizadoras de fiestas y celebraciones y experta en cupcakes y esto es lo que nos ha contestado. La base. Los cupcakes son tartas pequeñas, no magdalenas españolas. No llevan aceite, sino mantequilla y tratar de llegar a unos cupcakes utilizando cualquier receta de magdalenas es un esfuerzo que no produce ningún buen resulado. La crema. Puede contener tanto mantequilla o queso fresco mezclados con azúcar glas como merengue. En cualquier caso el consejo es no batirla demasiado porque si se llena de aire no sirve para decorar los cupcakes. Decoración. Utilizar papeles de buena calidad, que queden bien pegados a la tarta una vez sacadas del horno. Conservación. La nevera está prohibida. La crema, que la mayoría de las veces contiene mantequilla, con el frío se endurece. Los cupcakes pueden conservarse en perfecto estado hasta tres días fuera de la nevera. Herramientas. Para hacer unos cupcakes – y en general cada vez que hacemos un pastel, afirma María – hay que olvidarse de cualquier electrodoméstico que no sea la batidora de varilla. Nada de Thermomix o atajos parecidos. Inspiración. Irse de peregrinación a Londres una vez al año (según María Mirabelli los cupcakes ingleses son mucho más sabrosos que los de Estados Unidos) y bucear de vez en cuando en las webs de Peggy Porschen, pastelera inglesa y autora de libros de cocina, y la de la cocinera estadounidense y creadora de un imperio alrededor de la cocina Martha Stewart. Y para empezar a practicar, María Mirabelli también nos ha dejado su receta de los cupcakes de zanahoria y crema de queso.


¿Qué sucede si juntas 50 nacionalidades desarrollando un coche?