AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

martes, 23/09/14 - 23: 52 h

curiosidades

Diez fotos de máquinas de 'vending' míticas (éxitos y fracasos)

G.R.S.

domingo, 14/07/13 - 09:00

[ ]

  • Tartas.

    Tartas.

    En 1918, las máquinas expendedoras eran todavía una gran novedad, así que los más innovadores arriesgaban mucho. Algunos incluso se propusieron vender tartas.

    Dixi Media Digital
  • Manicura.

    Manicura.

    En la misma fecha que en el caso anterior, pero con una función muy distinta. Una empresa intentó generalizar máquinas que te hacían la manicura. Tampoco han sobrevivido.

    Dixi Media Digital
  • Buffet (casi) libre.

    Buffet (casi) libre.

    Unas décadas después, la comida empezó a convertirse en el producto favorito para vender en las máquinas de vending. La de la foto es una de las primeras.

    Dixi Media Digital
  • Comida caliente.

    Comida caliente.

    Para gustos colores, pero la comida caliente que venden las máquinas expendedoras no tiene buena fama. Ni ahora ni en los años 50, cuándo se comenzó a incluir el extra.

    Dixi Media Digital
  • Huevos.

    Huevos.

    Una mala idea que efectivamente no tuvo mucho éxito. Y es que vender huevos en una máquina conlleva ciertos riesgos innecesarios. Eran pocos los que llegaban sanos y salvos.

    Dixi Media Digital
  • Libros.

    Libros.

    Aunque no termina de enganchar, las expendedoras de libros se siguen viendo en muchas ciudades.
    Su historia ya se remonta a 1949, y este fue uno de los primeros modelos que probaron suerte.

    Dixi Media Digital
  • Fruta.

    Fruta.

    Con la intención más saludable, la Fruit-o-Matic intentó poner de moda las máquinas vending de fruta. Pero la cuestión de los alimentos perecederos lo complicaba todo un poco.

    Dixi Media Digital
  • Manzanas en concreto.

    Manzanas en concreto.

    Pero si hay algo que sí se podría volver a intentar es la venta de manzanas en esta modalidad. Al fin y al cabo aguantan más tiempo sin ponerse malas que el resto de la fruta.

    Dixi Media Digital
  • Seguros de viaje.

    Seguros de viaje.

    Quizá una manera demasiado impersonal de vender productos así. Pero las compañías aseguradoras también intentaron obtener clientes de esta manera. La iniciativa no llegó muy lejos.

    Dixi Media Digital
  • Whisky y Perfumes.

    Whisky y Perfumes.

    Ninguna de las dos máquinas de vending triunfaron, aunque las ideas no eran malas. Sin embargo, había al menos una razón importante: Vender productos demasiado caros conlleva altos riesgos de robo.

    Dixi Media Digital

Tartas.

En 1918, las máquinas expendedoras eran todavía una gran novedad, así que los más innovadores arriesgaban mucho. Algunos incluso se propusieron vender tartas.

Manicura.
En la misma fecha que en el caso anterior, pero con una función muy distinta. Una empresa intentó generalizar máquinas que te hacían la manicura. Tampoco han sobrevivido.

Buffet (casi) libre.
Unas décadas después, la comida empezó a convertirse en el producto favorito para vender en las máquinas de vending. La de la foto es una de las primeras.

Más comida.
Para gustos colores, pero la comida caliente que venden las máquinas expendedoras no tiene buena fama. Ni ahora ni en los años 50, cuándo se comenzó a incluir el extra.

Huevos.
Una mala idea que efectivamente no tuvo mucho éxito. Y es que vender huevos en una máquina conlleva ciertos riesgos innecesarios. Eran pocos los que llegaban sanos y salvos.

Libros.
Aunque no termina de enganchar, las expendedoras de libros se siguen viendo en muchas ciudades.
Su historia ya se remonta a 1949, y este fue uno de los primeros modelos que probaron suerte.

Fruta.
Con la intención más saludable, la Fruit-o-Matic intentó poner de moda las máquinas vending de fruta. Pero la cuestión de los alimentos perecederos lo complicaba todo un poco.

Manzanas en concreto.
Pero si hay algo que sí se podría volver a intentar es la venta de manzanas en esta modalidad. Al fin y al cabo aguantan más tiempo sin ponerse malas que el resto de la fruta.

Seguros de viaje.
Quizá una manera demasiado impersonal de vender productos así. Pero las compañías aseguradoras también intentaron obtener clientes de esta manera. La iniciativa no llegó muy lejos.

Whisky y Perfumes.
Ninguna de las dos máquinas de vending triunfaron, aunque las ideas no eran malas. Sin embargo, había al menos una razón importante: Vender productos demasiado caros conlleva altos riesgos de robo.

Destacamos

Lo más visto en Gente

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel