AVISO: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de su navegador u obtener más información aquí.

lainformacion.com

sábado, 27/12/14 - 10: 59 h

curiosidades

Un festival de música sirve cervezas a los asistentes usando un 'drone'

Gorka Ramos

lunes, 12/08/13 - 09:00

[ ]
  • Una aplicación móvil y tecnología GPS se utilizaron para hacer las entregas a los festivaleros.
  • Los miles de asistentes al Oppikoppi celebraban cada vez que soltaban una cerveza.
El 'beer-drone' que han usado en el festival OppiKoppi de Sudáfrica.

La lista de aplicaciones que se le puede dar a un 'drone' parece interminable. La última iniciativa ha sido de los organizadores del OppiKoppi, un festival de música celebrado la semana pasada en la ciudad de Limpopo (Sudáfrica). El objetivo -cumplido- era conseguir repartir cerveza entre los asistentes al evento en cualquier momento.

Para conseguir que la cerveza llegáse a la persona correcta, los organizadores utilizaron tecnología GPS. Eso sí, muy perfeccionada, como explica el director del festival, Carel Hoffman. Gracias a una aplicación móvil, los teléfonos de los clientes enviaban sus coordinadas exactas al hacer un pedido. Además, era fácil saber cuándo estaba llegando una cerveza, cada vez que un paracaídas se desplegaba en el aire miles de asistentes celebraban la entrega.

[Te interesa: Así se suspende un examen de conducir en siete segundos]

Por cierto, el 'drone' repartidor de cerveza tiene nombre propio. Sus desarrolladores le han bautizado como 'Manna', un nombre bíblico que hace referencia al pan enviado por Dios todos los días durante los cuarenta años que los israelíes pasaron en el desierto. De hecho, Hoffman ha bromeado al decir que “algo casi bíblico que la cerveza caiga desde el cielo”, explica digitalspy.co.uk.

Las cervezas eran lanzadas desde 15 metros, una altura que permitía a los paracaídas abrirse con tiempo suficiente y tener un aterrizaje suave. Por supuesto, para evitar daños mayores, el líquido era envasado en botellas de plástico.

[Te interesa: En Corea del Norte tienen su propio iPad, aunque no tiene conexión a internet]

La iniciativa se suma a otras que en los últimos meses han demostrado la versatilidad de los famosos drones. Desde una lavandería que te lleva la ropa limpia hasta casa, hasta drones de papel para evitar incendios u otros que son usado en Alemania para ahuyentar a los grafiteros de los vagones de tren. Y por supuesto, al otro lado, un pueblo de EEUU que quiere aprobar una ley para poder derribar 'drones'.

Destacamos

Suscríbete al boletín de la información

La mejor información a diario en tu correo.

Lo más visto en Gente

Secciones

Sobre nosotros

Siguenos también en: Facebook Twitter Flickr Google News YouTube

iplabel