Un pastor alemán acude todos los días a misa esperando a su dueña fallecida


  • La dueña del perro murió hace dos meses en Italia.

  • Ciccio, pastor alemán de 12 años, sigue esperándola cada día en la iglesia.

El pastor alemán Ciccio espera a su dueña fallecida en la iglesia

El pastor alemán Ciccio espera a su dueña fallecida en la iglesia Nikonarte

Etiquetas

En el día de San Antón, hemos encontrado esta historia entrañable que parece sacada de un cuento y que se puede contar comenzando con...

"Había una vez un pastor alemán que vivía feliz con su dueña en Italia. María Corredora, que así se llamaba la señora, tenía 57 años y dedicaba parte de su vida a cuidar a otros perros callejeros. Cada día María acudía a una iglesia cerca del cementerio de Santa María de la Asunción, en San Danos, en Italia. Su amigo fiel siempre la acompañaba. Hace dos meses la señora murió y desde ese día Ciccio, así es como se llama el pastor alemán, acude todos los días al altar de la iglesia para recordar a su dueña".

Ciccio tiene 12 años. Se sienta tranquilamente cerca de los bancos de la iglesia esperando a María. Sabemos que el cuento no tiene un final feliz, o tal vez sí, porque la fidelidad, el amor y el cariño que muestra Ciccio es una historia real, entrañable y ejemplar.