El déficit griego se situó en el 8,2 por ciento en 2012, por debajo de lo previsto

  • Atenas, 10 ene (EFE).- El déficit del Estado griego se situó en 2012 en el 8,2 % del PIB, dos décimas por debajo de lo previsto por el Gobierno y los acreedores internacionales, informó hoy el viceministro de Finanzas, Jristos Staikuras, en un comunicado y citando datos aún no oficiales.

El déficit griego se situó en el 8,2 por ciento en 2012, por debajo de lo previsto

El déficit griego se situó en el 8,2 por ciento en 2012, por debajo de lo previsto

El paro en Grecia alcanza un nuevo récord con una tasa que roza el 27 por ciento

El paro en Grecia alcanza un nuevo récord con una tasa que roza el 27 por ciento

Atenas, 10 ene (EFE).- El déficit del Estado griego se situó en 2012 en el 8,2 % del PIB, dos décimas por debajo de lo previsto por el Gobierno y los acreedores internacionales, informó hoy el viceministro de Finanzas, Jristos Staikuras, en un comunicado y citando datos aún no oficiales.

Según estas cuentas, el déficit de la administración central acumulado entre enero y diciembre del pasado año fue de 15.900 millones de euros, sensiblemente menor a los 22.800 millones alcanzados en 2011 (10,9 %).

Los datos sobre el déficit primario -antes del pago de los servicios de deuda- todavía fueron mejores, al quedar en 3.700 millones de euros o un 1,9 % del PIB, medio punto por debajo del objetivo marcado por la troika (2,4 %) y de la cifra registrada en el anterior ejercicio (6.400 millones, 3,1 %).

"Estos signos positivos indican que el esfuerzo de consolidación fiscal, de adaptación y de disciplina han comenzado a dar resultados", se felicitó el viceministro griego.

Staikuras advirtió, no obstante, de que "el camino es largo y difícil" y de que son necesarias "más medidas de estabilización y ajuste" combinadas con "políticas que aceleren el crecimiento".

Esta reducción del déficit, según la explicación del Ministerio de Finanzas, se ha debido a los recortes en todas las partidas de gastos, así como a una recaudación "algo mayor de la esperada" a través de los impuestos de la renta, la tasas sobre la propiedad y los vehículos, así como otros gravámenes directos.

Sin embargo, el mayor obstáculo para la reducción del déficit continuó siendo el pago de intereses sobre la abultada deuda de Grecia, al que se dedicaron en 2012 un total de 12.223 millones de euros, cifra aún mayor de los 11.735 millones proyectados por el Gobierno y la troika.